Del au­la a la F-1

Se lla­ma Fór­mu­la Stu­dent. Es la ma­yor com­pe­ti­ción del mun­do pa­ra in­ge­nie­ros, con más de 600 equi­pos uni­ver­si­ta­rios. Se fun­dó en 1981 en EE.UU. y lle­gó a Eu­ro­pa en 1998

La Vanguardia - Dinero - - RE­LA­TOS - Ra­mon Bal­mes

Es apa­sio­na­do. Tie­ne ta­len­to y tra­ba­ja du­ro. Una vo­ca­ción cla­rí­si­ma y unas cua­li­da­des que sal­tan a la vis­ta. Lu­cha por ser in­ge­nie­ro de elec­tró­ni­ca de F-1. Ha­bla in­glés con sol­tu­ra y sa­be di­ri­gir equi­pos hu­ma­nos. Xa­vier Mas­sot na­ció ha­ce 23 años en Reus. Des­de muy jo­ven su­po que que­ría ser in­ge­nie­ro de F-1. “En ca­sa siem­pre ha ha­bi­do buen am­bien­te de mo­tors­port. Yo creo que lo lle­vo en los ge­nes”. Es

team lea­der de Fór­mu­la Stu­dent, la com­pe­ti­ción de­por­ti­va del mo­tor en­tre in­ge­nie­ros de uni­ver­si­da­des de to­do el mun­do.

Es­ta his­to­ria co­mien­za en el ta­ller de mon­ta­je de la plan­ta sub­te­rrá­nea de la Es­co­la Tèc­ni­ca Su­pe­rior d’En­gin­ye­ria In­dus­trial de Bar­ce­lo­na (ET­SEIB). Po­dría co­men­zar en Mo­tors­port Va­lley, en Ox­fords­hi­re, se­de de las gran­des es­cu­de­rías de la F-1. El es­pí­ri­tu y el ta­len­to de los com­pa­ñe­ros que ro­dean a Xa­vier no di­fie­re del que se pal­pa en el sanc­ta sanc­to­rum de la au­to­mo­ción bri­tá­ni­ca.

El mo­no­pla­za es­tá abier­to en ca- nal. Mó­ni­ca Pé­rez, Víc­tor Cal­vo y Na­ta­lie Bo­lón tra­ba­jan si­cro­ni­za­dos co­mo un re­loj sui­zo ba­jo la ba­tu­ta de Xa­vier. Se mue­ven co­mo pez en el agua en su par­ti­cu­lar am­bien­te de cha­sis, mo­to­res, si­mu­la­cio­nes por or­de­na­dor y sis­te­mas de con­trol ae­ro­di­ná­mi­co. Son el nú­cleo du­ro de un equi­po de 34 es­tu- dian­tes dein­ge­nie­ría quehan­de­di­ca­do en con­jun­to más de 42.000 ho­ras pa­ra crear el CAT09e, el mo­no­pla­za que es­te ve­rano les lle­va­rá a Eu­ro­pa a com­pe­tir en es­ta sin­gu­lar li­ga uni­ver­si­ta­ria de mo­tors­port.

Hay en Es­pa­ña unos 20 equi­pos de Fór­mu­la Stu­dent. El­deBar­ce­lo­na es el más an­ti­guo co­mo tam­bién lo es la es­cue­la de in­ge­nie­ría que le da nom­bre: ET­SEIB Mo­to­res­port. La es­cue­la bar­ce­lo­ne­sa na­ció ha­ce 150 años. El equi­po se creó en el 2006. Ca­da año se re­nue­va la mi­tad de sus in­te­gran­tes, lo que sig­ni­fi­ca que en­tran unos 15 alum­nos nue­vos que han pa­sa­do por el fil­tro se­lec­ti­vo de un tri­bu­nal de pro­fe­so­res de la es­cue­la. Ex­pe­dien­te aca­dé­mi­co, in­ge­nio y una en­tre­vis­ta per­so­nal, aca­ba por de­ci­dir los can­di­da­tos.

El equi­po tie­ne una me­dia de 23 años de edad y una cuar­ta par­te son chi­cas (ocho). Es­tán en los úl­ti­mos cur­sos del gra­do de in­ge­nie­ría y en el mas­ter. “Aquí nos en­fren­ta­mos a los re­tos de la vi­da real. Es una gran opor­tu­ni­dad”, ex­pli­ca Mó­ni­ca Pé--

rez. Es­ta bar­ce­lo­ne­sa, de 22 años, se de­cla­ra apa­sio­na­da por la apli­ca­ción al mun­do real de las en­se­ñan­zas de sus es­tu­dios de in­ge­nie­ría. “De ni­ña, cuan­do mis pa­dres me com­pra­ban un bo­lí­gra­fo, lo des­mon­ta­ba pa­ra ver co­mo­fun­cio­na­ba el me­ca­nis­mo. Siem­pre ten­día a des­mon­tar­lo to­do”.

Tra­ba­jar ba­jo pre­sión

Co­men­za­ron a cons­truir el CAT09e en sep­tiem­bre y lo pre­sen­ta­ron en so­cie­dad el pa­sa­do 26 de ma­yo, lis­to pa­ra la fa­se de prue­bas de es­te mes de ju­nio. No hu­bo ni es­pa­cio ni tiem­po pa­ra el error. “Tra­ba­jan ba­jo pre­sión, con unos pla­zos, sin fle­xi­bi­li­dad”, apun­ta Lluís Ro­ger, in­ge­nie­ro de Nis­san y uno de los pro­fe­so­res que su­per­vi­sa su tra­ba­jo. “En cues­tión de pla­zos he­mos fun­cio­na­do co­mo­la al­ta com­pe­ti­ción: nue­ve me­ses”, ter­cia Xa­vier Mas­sot. Y re­cuer­da que los

ti­ming de cual­quier mo­de­lo in­dus­trial son de 36 me­ses.

Di­se­ño del pro­yec­to, cons­truc­ción y va­li­da­ción. Un tra­ba­jo in­gen­te que ha he­cho bue­na aque­lla fra­se de Emi­le Zo­la: “El ar­tis­ta no es na­da­si­nel don, pe­roel don, noes na­da sin tra­ba­jo”. Y es que du­ran­te es­tos nue­ve me­ses ro­ba­ron tiem­po al cro­nó­me­tro. Tra­ba­ja­ron ba­jo la es­truc­tu­ra je­rár­qui­ca de los team

lea­ders y pa­ra ello crea­ron cin­co sec­cio­nes es­pe­cia­li­za­das: cha­sis, ae­ro­di­ná­mi­ca, di­ná­mi­ca, elec­tró­ni­ca, ges­tión y tren de po­ten­cia. En ca­da una de ellas se in­car­di­na­ron cin­co o seis miem­bros del equi­po.

Hi­cie­ron de to­do: es­truc­tu­ras, sus­pen­sio­nes, re­sis­ten­cia de ma­te­ria­les, ca­jas de cam­bio, ins­ta­la­ción del mo­tor. To­do ello en me­dio de una at­mós­fe­ra téc­ni­co­de­por­ti­va con olor a ve­lo­ci­dad. De es­pí­ri­tu de su­pera­ción. De ma­du­rez. Hoy to­ca­ba fre­nos, ma­ña­na ca­ja de mar­chas y si­mu­la­ción de ve­lo­ci­dad. Bo­ni­ta pa­ra­do­ja téc­ni­ca del sen­ti­do cí­cli­co de la vi­da. Co­mo cí­cli­ca es la vi­da de las gran­des es­cu­de­rías de F-1. Véa­se el ejem­plo de McLa­ren cuan­do aca­ba de cum­plir 50 años de his­to­ria.

Re­nun­cia­ron a ce­nas, di­ver­sio­nes, sa­li­das con ami­gos. Ape­nas des­ace­le­ra­ban pa­ra el sánd­wich del me­dio­día. Y de nue­vo a li­diar con cla­ses y Fór­mu­la Stu­dent. “Es nor­mal que nues­tra ca­rre­ra se alar­gue unos me­ses. Hay que lle­ga­ra un acuer­do con la fa­mi­lia”, ad­mi­te Mó­ni­ca Pé­rez.

Em­pre­sa y je­rar­quía

Víc­tor Cal­vo, 23 años, de Ca­le­lla, es el se­gun­do team lea­der. “He­mos ad­qui­ri­do unas vir­tu­des que no te da el au­la. He­mos cre­ci­do co­mo per­so­nas. Te das cuen­ta de lo que es el mun­do de la em­pre­sa”. Y es que du­ran­te es­te tiem­po, no so­lo han va­li­da­do sus co­no­ci­mien­tos ad­qui­ri­dos en el au­la, sino que han de­mos­tra­do que son in­ge­nie­ros po­li­va­len­tes. Han apren­di­do a ges­tio­nar los pla­zos ylos tiem­pos, aso­lu­cio­nar to­do ti­po de im­pre­vis­tos, a tra­ba­jar con re­cur­sos li­mi­ta­dos y a res­pe­tar es­cru­pu­lo­sa­men­te es­te or­den je­rár­qui­co tan pro­pio de las es­cu­de­rías de F-1.

El re­sul­ta­do fi­nal ha si­do el CAT09e con el que com­pe­ti­rán en Va­rano (Ita­lia), del 21 al 25 de ju­lio; Most (Re­pú­bli­ca Che­ca), del 2 al 6 de agos­to y el Cir­cuit de Bar­ce­lo­na Ca­ta­lun­ya, del 24al28dea­gos­to. El mo­no­pla­za lu­ce un cha­sis de fi­bra de car­bono, pe­sa 227 kg. y rin­de 100 kw de po­ten­cia (136 CV). Ace­le­ra de 0 a 100 km/h en me­nos de 3s. El ré­cord mun­dial lo os­ten­ta el bó­li­do de la Uni­ver­si­dad de Stutt­gart: 1,779s. El da­to lo con­cre­ta Mó­ni­ca Pé­rez y aña­de: “Es una mues­tra de que la Fór­mu­la S tu dent es pun­te­ra en in­no­va­ción y tec­no­lo­gía. No es una com­pe­ti­ción cual­quie­ra”. Es, por lo de­más, un cla­ro ejem­plo de la im­pli­ca­ción del sec­tor de la au­to­mo­ción ale­ma­na en mo­tors­port. Laex­pli­ca­ción la tie­ne el pro­fe­sor Lluís Ro­ger: “Stutt­gart es se­de de Mer­ce­des, Pors­che, Bosch…”

Na­ta­lie Bo­lón es, a sus 20 años, la en­car­ga­da de ges­tión y con­tac­to con las em­pre­sas. Na­ci­da en Ca­ra­cas, nie­ta de abue­los es­pa­ño­les y fran­ce­ses, apun­ta que el pre­su­pues­to de la ET­SEIB es mo­des­to, pe­ro la ca­mi­se­ta de la in­ge­nie­ra in­di­ca que tie­nen es­pon­sors, más de un cen­te­nar, en­tre ellos Seat, Nis- san, Ne­xus, Pro­ject, Bosch... “Hay que ex­pli­car muy bien el pro­yec­to. Aquí no se co­no­ce tan bien co­mo en Ale­ma­nia”. Na­ta­lie es otra apa­sio­na­da de la F-1: “Es pa­ra es­tar en un mun­do que te exi­ge el má­xi­mo en ca­da mo­men­to. Es una for­ma de vi­da”. El pró­xi­mo cur­so ella se­rá la team lea­der por de­ci­sión de sus com­pa­ñe­ros. “To­do es con­ti­nuo. No hay des­can­so”. Así ha flui­do la so­li­da­ri­dad, en­tre ellos y con es­tu­dian­tes de otros equi­pos.

Hoy es­tos jó­ve­nes tie­nen las puer­tas de la em­pre­sa abier­tas. “Los in­ge­nie­ros de Fór­mu­la Stu­dent en­cuen­tran tra­ba­jo in­me­dia­ta­men­te”, ter­cia Víc­tor. “He­mos tra­ba­ja­do co­mo una em­pre­sa. Te­ne­mos el cos­te de ca­da una de las pie­zas del co­che y la jus­ti­fi­ca­ción de por­que se ha he­cho ca­da co­sa”, di­ce Xa­vier. “Es la ex­pli­ca­ción de por qué lo que se di­se­ña se fa­bri­ca”, sen­ten­cia Na­ta­lie.

Es­ta ex­pli­ca­ción es la que­va­lo­ra­rán los jue­ces. Las com­pe­ti­cio­nes de es­te ve­rano per­mi­ti­rán a ET­SEIB Mo­to­res­port de­mos­trar a los jue­ces la ló­gi­ca que hay de­trás del pro­yec­to. Eva­lua­rán el di­se­ño, el cos­te yla pre­sen­ta­ción obu­si­ness plan. Des­pués co­men­za­rán las prue­bas im­preg­na­das de esen­cia de la F-1: la vuel­ta de ca­li­fi­ca­ción (au­to cross) pre­ce­di­das de las prue­bas de ace­le­ra­ción, fr en ad o,skid­pad y en­du­ran ce. Es la ló­gi­ca de un pro­yec­to que ha si­do di­ri­gi­do por el pro­fe­sor Fran­cesc Rou­res (Re­sis­ten­cia de ma­te­ria­les y es­truc­tu­ras de In­ge­nie­ría) y ava­la­do por Neus Cón­sul, doc­to­ra en ma­te­má­ti­cas, la pri­me­ra mu­jer que di­ri­ge la Es­co­la Tèc­ni­ca Su­pe­rior d’En­gin­ye­ria en sus más de 150 años de his­to­ria

Los jó­ve­nes in­ge­nie­ros de Fór­mu­la Stu­dent tie­nen las puer­tas de la em­pre­sa abier­tas Tra­ba­jan con pa­sión, dis­ci­pli­na y re­cur­sos li­mi­ta­dos. Apren­den a sal­var im­pre­vis­tos

XA­VIER CER­VE­RA

Na­ta­lie, Víc­tor y Mó­ni­ca tra­ba­jan en el ta­ller de mon­ta­je ba­jo las ór­de­nes de Xa­vier Mas­sot XA­VIER CER­VE­RA

El equi­po, for­ma­do por 34 miem­bros, ha de­di­ca­do 42.000 ho­ras en el pro­yec­to CAT09e

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.