La for­ma­ción de los di­rec­ti­vos

RT El di­rec­ti­vo de la ge­ne­ra­ción Y cam­bia de tra­ba­jo por­que es el signo de los tiem­pos y pa­ra en­con­trar más se­gu­ri­dad en su em­pleo

La Vanguardia - Dinero - - INPUT - Ro­bert Tor­na­bell

El Ban­co de Es­pa­ña pu­bli­có que en ma­te­ria de ges­tión los di­rec­ti­vos y em­pre­sa­rios es­pa­ño­les tie­nen una for­ma­ción que es­tá en los úl­ti­mos lu­ga­res de los gran­des paí­ses de Eu­ro­pa, con la ex­cep­ción de Gre­cia. Eso con­tra­di­ce los ran­kings del Fi­nan­cial Ti­mes, que si­túan a los di­rec­ti­vos for­ma­dos en las es­cue­las de ne­go­cios de Bar­ce­lo­na y Ma­drid en los pri­me­ros pues­tos de Eu­ro­pa. En cuan­to a las pen­sio­nes, pa­ra el Ban­co se­rá ne­ce­sa­rio ajus­tar la pen­sión me­dia, es de­cir, ba­jar el po­der ad­qui­si­ti­vo de los ju­bi­la­dos.

Exis­ten al­gu­nos mi­tos so­bre la for­ma­ción de nues­tros di­rec­ti­vos, a los que The Eco­no­mist de­di­có una por­ta­da y los lla­mó “los con­quis­ta­do­res”. En una en­cues­ta a 19.000 jó­ve­nes de 25 paí­ses de la ge­ne­ra­ción Y–de 20 a 34 años– Man­po­wer Group ob­tu­vo re­sul­ta­dos que po­nen en du­da otras opi­nio­nes. Los en­cues­ta­dos eran jó­ve­nes que tra­ba­ja­ban en em­pre­sas. Qui­zás por­que vi­vie­ron los años de la peor cri­sis, lo más im­por­tan­te pa­ra ellos es un lu­gar se­gu­ro don­de tra­ba­jar, más que la re­mu­ne­ra­ción. La ju­bi­la­ción les preo­cu­pa, y el 37% de la mues­tra de ja­po­ne­ses res­pon­die­ron que ellos sa­ben que van a te­ner que tra­ba­jar has­ta que mue­ran. En Ca­na­dá, un 14% y un 12% en EE.UU. coin­ci­die­ron con la mis­ma pers­pec­ti­va in­ve­ro­sí­mil. Yen Es­pa­ña fue del 3%, el 6% en Sui­za y el 8% en Fran­cia.

Los jó­ve­nes son los que tie­nen más di­fi­cul­ta­des pa­ra em­pe­zar su vi­da la­bo­ral, y en­tre no­so­tros es ca­da vez más fre­cuen­te que bus­quen en otros paí­ses los em­pleos que no en­cuen­tran aquí. Pe­ro en la en­cues­ta los más op­ti­mis­tas so­bre su fu­tu­ro pro­fe­sio­nal, del 70% al 80%, se en­cuen­tran en Ale­ma­nia, Sui­za, Es­ta­dos Uni­dos, In­dia y Mé­xi­co. Es­pa­ña que­da en un pun­to in­ter­me­dio (Aus­tra­lia, Ca­na­dá, Ho­lan­da, y No­rue­ga), lo que re­sul­ta sor­pren­den­te, por­que su­gie­re un re­la­ti­vo op­ti­mis­mo. En el ex­tre­mo más ba­jo fi­gu­ran Ita­lia y Gre­cia y, pa­ra más sor­pre­sas, el 30% de los ja­po­ne­ses son po­co op­ti­mis­tas so­bre su fu­tu­ro pro­fe­sio­nal.

En otros me­dios se di­ce que los di­rec­ti­vos de la ge­ne­ra­ción Yson aven­tu­re­ros, que só­lo quie­ren pa­sar de un tra­ba­jo a otro, vi­vir al día y que tra­ba­jan me­nos que los de otras ge­ne­ra­cio­nes. No es cier­to. Cam­bian de tra­ba­jo por­que es el signo de los tiem­pos y po­si­ble­men­te lo ha­cen pa­ra en­con­trar más se­gu­ri­dad en su em­pleo, no me­nos. Los re­sul­ta­dos con­fir­man otras in­ves­ti­ga­cio­nes de uni­ver­si­da­des ame­ri­ca­nas: con me­jor for­ma­ción se es me­nos vul­ne­ra­ble a los peo­res ci­clos y se tie­ne me­jor pues­to y suel­do más al­to.

Se­gún el INE, en Es­pa­ña los sec­to­res con más pa­ro son los de for­ma­ción bá­si­ca, pro­tec­ción del me­dio am­bien­te y, por la cri­sis, ar­qui­tec­tu­ra y cons­truc­ción. Por el con­tra­rio, las ta­sas de pa­ro más ba­jas es­tán en lo que pide aho­ra el mer­ca­do: ma­te­má­ti­ca y es­ta­dís­ti­ca, de­re­cho, sa­lud, cien­cias de la vi­da y las que tie­nen que ver con la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra y la pro­duc­ción (po­si­ble­men­te las ra­mas de in­ge­nie­ría, fí­si­ca y di­rec­ción de em­pre­sas). Esos re­sul­ta­dos con­tra­di­cen la res­pe­ta­ble opi­nión del Ban­co de Es­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.