“Ban­ca March no en­tra­rá en el bai­le de fu­sio­nes”

El nue­vo con­se­je­ro de­le­ga­do de Ban­ca March, José Luis Acea, ex­pli­ca los re­tos y pers­pec­ti­vas del fu­tu­ro

La Vanguardia - Dinero - - PUNTO EMPRESARIAL - Conchi Lafraya

José Luis Acea (na­ci­do en Vi­go, 1965, casado y pa­dre de dos hi­jas) lle­va tres se­ma­nas co­mo con­se­je­ro de­le­ga­do de Ban­ca March. Su úl­ti­mo car­go ha­bía si­do di­rec­tor ge­ne­ral de ban­ca cor­po­ra­ti­va. En­tró en la en­ti­dad fi­nan­cie­ra en 2010, pro­ce­den­te del Ban­co Po­pu­lar. Aho­ra, su nue­vo re­to co­mo ca­pi­tán del bar­co es que el ban­co de la fa­mi­lia March –que cum­ple no­ven­ta años –si­ga cen­tra­do en su sa­voir fai­re: ban­ca pri­va­da (50% del ne­go­cio), ban­ca de em­pre­sas (27%) y ban­ca co­mer­cial (23%). “Es­ta­mos pre­pa­ran­do un nue­vo plan es­tra­té­gi­co a tres o cua­tro años, cu­yo ob­je­ti­vo es cre­cer a dos dí­gi­tos tan­to en vo­lu­men de ne­go­cio, co­mo en clien­tes”, se­ña­la en su pri­me­ra en­tre­vis­ta des­de su nom­bra­mien­to, con­ce­di­da a La Van­guar­dia. “Se­rá un plan con­ti­nuis­ta, que apro­ve­che las opor­tu­ni­da­des que nos brin­da el mer­ca­do”, des­ta­ca.

Ban­ca March, que no tie­ne in­ten­ción de sa­lir a bol­sa, se man­tie­ne des­de los tests de es­trés rea­li­za­dos por el BCE ha­ce un par de años, co­mo el ban­co es­pa­ñol de ma­yor sol­ven­cia con un ra­tio de Tier 1 (el de me­jor ca­li­dad) de 19,6%, ca­si el do­ble que la me­dia, y la mo­ro­si­dad al 3,8%, la más ba­ja del sector. El año pa­sa­do, Ban­ca March ga­nó 100,8 mi­llo­nes, un 12,25% me­nos, por la ven­ta del 5% de su bra­zo in­ver­sor Cor­po­ra­ción Alba, que par­ti­ci­pa en com­pa­ñías co­mo ACS (11,7%), Ace­ri­nox (19,6%) o BME (11,7%), en­tre otras, y cu­yos re­sul­ta­dos con­so­li­dan al man­te­ner un 20%.

“Nues­tro ob­je­ti­vo es se­guir nues­tro mo­de­lo de ne­go­cio, cre­cer de for­ma or­gá­ni­ca, aun­que si se plan­tea al­gu­na ope­ra­ción in­tere­san­te, co­mo en 2012, cuan­do ad­qui­ri­mos en el País Vas­co la fir­ma de ges­tión de pa­tri­mo­nios Con­sul­nor, lo es­tu­dia­re­mos”. Sal­vo al­gu­na ope­ra­ción pun­tual de ese ti­po, Acea des­car­ta de pleno “en­trar en el bai­le de fu­sio­nes” que se ave­ci­na en Es­pa­ña en el sector ban­ca­rio.

Pa­ra ser clien­te de ban­ca pri­va­da en Ban­ca March hay que con­tar con un pa­tri­mo­nio de 300.000 a 1 mi­llón de eu­ros.“Nues­tra co­rre­la­ción con los clien­tes de ban­ca pri­va­da es a largo pla­zo, ba­sa­da en nues­tros fun­da­men­ta­les y siem­pre ofre­cien­do ase­so­ra­mien­to en fun­ción de su per­fil de ries­go”. De he­cho, con­ti­nua “ca­si to­dos nues­tros clien­tes de ban­ca pri­va­da tam­bién tra­ba­jan con otras en­ti­da­des fi­nan­cie­ras”. El con­se­je­ro de­le­ga­do de­ja en­tre­ver que la gran ban­ca se ha subido al ne­go­cio de ban­ca pri­va­da en mo­men­tos pun­tua­les, mien­tras que Ban­ca March si­gue fiel a sus orí­ge­nes. Asu jui­cio, dos cla­ves fun­da­men­ta­les en es­te ti­po de ne­go­cio son “la con­fian­za y el ase­so­ra­mien­to”, pues­to que, con­ti­nua, “Ban­ca March nun­ca ha ven­di­do pro­duc­tos fi­nan­cie­ros tó­xi­cos co­mo las pre­fe­ren­tes o fon­dos de Ma­doff”.

Res­pec­to al sector ban­ca­rio, Ban­ca March si­gue sien­do su­per­vi­sa­da por el Ban­co de Es­pa­ña. Acea sub­ra­ya que se per­ci­be “ma­yor nor­ma­ti­va a cum­plir y quien no se ha en­te­ra­do de es­to es que no es­tá en el sector”. Un te­ma que no le preo­cu­pa en ex­ce­so por­que se tra­ta de una en­ti­dad bien ca­pi­ta­li­za­da. Yres­pec­to a los ba­jos ti­pos de in­te­rés, que tan­to afec­tan a los in­gre­sos de la ban­ca, el nú­me­ro dos del ban­co ar­gu­men­ta que esa reali­dad “ha­ce más da­ño a los ban­cos tra­di­cio­na­les cu­yo ne­go­cio esen­cial es con­ce­der prés­ta­mos y cap­tar de­pó­si­tos de par­ti­cu­la­res”.

El de­ba­te abier­to en­tre ban­ca de ofi­ci­na y di­gi­tal tam­po­co cau­sa in­quie­tud a Acea, pues­to que con­si­de­ra que su se­cre­to es “el ase­so­ra­mien­to per­so­na­li­za­do”. Ban­ca March cuen­ta con 195 su­cur­sa­les y 1.337 em­plea­dos. en Es­pa­ña. Por Ca­ta­lun­ya apos­tó fuer­te des­de el año 2011. Tie­ne abier­tas 11 su­cur­sa­les en las que tra­ba­jan 68 per­so­nas. “He­mos lo­gra­do mul­ti­pli­car por diez nues­tro ne­go­cio fue­ra de balance y por tres la ci­fra de clien­tes y ne­go­cio en Ca­ta­lun­ya”, sen­ten­cia. En cuan­to al mun­do em­pre­sa­rial, Acea con­si­de­ra que “la em­pre­sa fa­mi­liar ha sa­li­do for­ta­le­ci­da de la cri­sis por­que, por ejem­plo, ex­por­ta más”. “Es­te ti­po de com­pa­ñías sa­ben adap­tar­se al en­torno ac­tual, abrir­se a nue­vas fór­mu­las de fi­nan­cia­ción...” Con la ac­tual in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca, el di­rec­ti­vo con­si­de­ra que el gran in­ver­sor op­ta por “es­pe­rar y ver”.

EMI­LIA GU­TIÉ­RREZ

José Luis Acea el pa­sa­do miércoles en la se­de que el ban­co tie­ne en Ma­drid

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.