Elon Musk: soy el fu­tu­ro

El fun­da­dor de Tes­la, Spa­ceX o So­la­rCity ha re­vo­lu­cio­na­do to­dos los sec­to­res en los que ha en­tra­do

La Vanguardia - Dinero - - LIBROS - Jus­to Ba­rran­co

Jun­to a nom­bres co­mo los del des­apa­re­ci­do Ste­ve Jobs, el siem­pre fi­lan­tró­pi­co Bill Ga­tes o el in­can­sa­ble bus­ca­dor de la in­mor­ta­li­dad Pe­ter Thiel –jun­to con el que jus­ta­men­te fun­dó Pa­yPal–, el sud­afri­cano Elon Musk (Pre­to­ria, 1971) es una de las fi­gu­ras más re­pre­sen­ta­ti­vas del so­lu­cio­nis­mo tec­no­ló­gi­co de Si­li­con Va­lley, de esa lis­ta de in­ge­nie­ros e in­for­má­ti­cos de­ci­di­dos a re­pen­sar to­dos los pro­ble­mas del mun­do y apli­car­les so­lu­cio­nes hi­per­ló­gi­cas. Mu­chas de las cuá­les fun­cio­nan: Elon Musk so­li­to ha con­se­gui­do que su em­pre­sa pri­va­da Spa­ceX ha­ga som­bra a pro­gra­mas es­pa­cia­les pú­bli­cos re­ga­dos por in­fi­ni­tos mi­llo­nes lan­zan­do una na­ve de car­ga a la Es­ta­ción Es­pa­cial In­ter­na­cio­nal y tra­yénd ola de vuel­ta ala Tie­rra. Y ya tie­ne di­se­ña­da otra pa­ra en­viar as­tro­nau­tas al es­pa­cio, don­de, in­flui­do por la lec­tu­ra de Fun­da­ción de Isaac Asi­mov, ve la ma­ne­ra de ase­gu­rar el fu­tu­ro de la es­pe­cie hu­ma­na. De he­cho, pla­nea te­ner una co­lo­nia en Mar­te con mi­les de per­so­nas, co­mo ex­pli­ca el pe­rio­dis­ta Ahs­lee Van­ce en Elon Musk. El em­pre­sa­rio que an­ti­ci­pa el fu­tu­ro.

Una su­cu­len­ta bio­gra­fía so­bre el crea­dor de las in­no­va­do­ras Tes­la Mo­tors –que ha re­vo­lu­cio­na­do los co­ches eléc­tri­cos y las ba­te­rías–, Spa­ceX y la em­pre­sa de pa­ne­les so­la­res So­la­rCity que­re­co­rre su ca­mino des­de que, de pa­dre in­ge­nie­ro, era un ni­ño ob­se­sio­na­do por la lec­tu­ra y du­ran­te tres o cua­tro años fue aco­sa­do en el co­le­gio e in­clu­so hos­pi­ta­li­za­do por los ata­ques.

Emi­gró al Ca­na­dá ma­terno y es­tu­dia­ría eco­no­mía, fí­si­ca y ciencia de los ma­te­ria­les y pron­to tu­vo cla­ro que que­ría cam­biar el mun­do. Y que no lo ha­ría con los vi­deo­jue­gos que tan­to le gus­ta­ban sino en áreas co­mo in­ter­net, las ener­gías re­no­va­bles y el es­pa­cio. Pe­ro pri­me­ro se su­biría al bar­co de la bur­bu­ja de in­ter­net en 1995 cuan­do fun­dó Zip2, mez­cla en­tre Google Maps y Yelp. La com­pra­ría Com­paq en 1999 por 307mi­llo­nes ylo queél ob­tu­vo lo in­vir­tió en el ger­men de Pa­yPal, sien­do el ac­cio­nis­ta ma­yo­ri­ta­rio: se hi­zo in­men­sa­men­te ri­co cuan­do eBay la ad­qui­rió por 1.500 mi­llo­nes. In­vir­tió en Tes­la, Spa­ceX y So­la­rCity, en in­dus­tria y no en re­des so­cia­les. Y hoy su for­tu­na es de diez mil mi­llo­nes. Sus em­plea­dos re­co­no­cen su de­ter­mi­na­ción y ni­vel de exi­gen­cia pe­ro tam­bién que es du­ro has­ta el ex­tre­mo de pa­re­cer cruel ya me­nu­do es ca­pri­cho so. Su pri­me­ra mu­jer, con la que tie­ne cin­co hi­jos, no ha­bla muy­biendeél. Una­vez ella le di­jo quee­ra su mu­jer, no­suem­plea­da. Él res­pon­dió que si fue­ra su em­plea­da ya la ha­bría des­pe­di­do. El di­vor­cio fue so­na­do. Y ha pro­ta­go­ni­za­do va­rios di­vor­cios y re­con­ci­lia­cio­nes con la ac­triz Ta­lu­lah Ri­ley.

¿El se­cre­to de Musk? Re­pen­sar­lo to­do y ser una fie­ra con los cos­tes: ha lo­gra­do que pie­zas de 100.000 dó­la­res cues­ten 3.900. Su ego , eso sí, es pro­por­cio­nal a sus lo­gros y vi­sio­nes. Un hom­bre, con­clu­ye el au­tor, que su­fre y se ale­gra a es­ca­las épi­cas y que nun­ca es­co­ge el ca­mino fá­cil por­que sien­te que tie­ne una mi­sión ca­paz de trans­for­mar el fu­tu­ro de la hu­ma­ni­dad, or­ga­ni­zan­do el ata­que con­tra el ca­len­ta­mien­to glo­bal con sus co­ches eléc­tri­cos y pa­ne­les so­la­res y ofre­cien­do una­vía de es­ca­pe al es­pa­cio por si to­do fa­lla.

Elon Musk fue un ni­ño ob­se­sio­na­do por la lec­tu­ra que su­frió un du­rí­si­mo aco­so es­co­lar

KEVORK DJANSEZIAN / GETTY

ELON MUSK. EL EM­PRE­SA­RIO QUE AN­TI­CI­PA EL FU­TU­RO

Ash­lee Van­ce

Pe­nín­su­la. Bar­ce­lo­na, 2016 432 p. | 22,90 € | e-book, 14,99 €

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.