Lí­de­res ca­ris­má­ti­cos

Opel As­tra y Re­nault Mé­ga­ne aca­ban de re­no­var­se, me­jo­ran­do ar­gu­men­tos

La Vanguardia - Dinero - - MOTOR - Ra­mon Or­tiz

Son mo­de­los de gran pres­ti­gio den­tro de su seg­men­to y pie­zas bá­si­cas en la ofer­ta de sus res­pec­ti­vas mar­cas

Opel As­tra y Re­nault Mé­ga­ne son au­to­mó­vi­les com­pac­tos del seg­men­to C, to­tal­men­te con­so­li­da­dos en el mer­ca­do. For­man par­te del lis­ta­do de fa­vo­ri­tos de los usua­rios y siem­pre es­tán en la zo­na al­ta del com­pe­ti­do ran­king de ven­tas exis­ten­te en es­te seg­men­to. No obs­tan­te, tan­to Opel co­mo Re­nault son cons­cien­tes de la ne­ce­si­dad de me­jo­rar sus pro­duc­tos de for­ma cons­tan­te y, con es­te ob­je­ti­vo, re­nue­van una vez más sus ar­gu­men­tos con una nue­va ge­ne­ra­ción de sus mo­de­los, pa­ra ha­cer­los más com­pe­ti­ti­vos.

El Opel As­tra es un au­to­mó­vil que no ne­ce­si­ta pre­sen­ta­ción. Sus cre­den­cia­les son ro­tun­das y, jun­to al an­te­rior Ka­dett, ha per­mi­ti­do a la fir­ma ale­ma­na ven­der más de 24 mi­llo­nes de co­ches. El avan­ce res­pec­to al mo­de­lo an­te­rior es muy sig­ni­fi­ca­ti­vo en to­dos los apar­ta­dos. Des­ta­ca es­pe­cial­men­te el he­cho de tras­la­dar, al seg­men­to de los com­pac­tos, tec­no­lo­gías ha­bi­tual­men­te re­ser­va­das a mo­de­los de al­ta ga­ma.

Po­pu­lar y re­co­no­ci­do por sus mé­ri­tos es tam­bién el Mé­ga­ne de Re­nault: tres ge­ne­ra­cio­nes y más de 6,6 mi­llo­nes de co­ches ven­di­dos lo con­tem­plan. Aho­ra lle­ga al mer­ca­do una cuar­ta eta­pa lle­na de am­bi­cio­nes, ba­sa­da en una pla­ta­for­ma to­tal­men­te nue­va.

Am­bos au­to­mó­vi­les des­ta­can por su atrac­ti­vo es­té­ti­co ex­te­rior –un fac­tor fun­da­men­tal en la elec­ción– y por sus fun­cio­na­les in­te­rio­res que prác­ti­ca­men­te cal­can su an­chu­ra, ofre­cien­do el es­pa­cio ade­cua­do y ne­ce­sa­rio pa­ra tres ocu­pan­tes en las pla­zas tra­se­ras. A pe­sar de con­tar el Mé­ga­ne con una li­ge­ra ven­ta­ja, exis­te tam­bién un em­pa­te téc­ni­co en ca­pa­ci­dad de ma­le­te­ro.

Tan­to el As­tra co­mo el Mé­ga­ne ofre­cen, en sus res­pec­ti­vas ga­mas me­cá­ni­cas, mo­to­res de ga­so­li­na de ba­ja ci­lin­dra­da. El Re­nault re­cu­rre a un blo­que de 1,2 li­tros, mien­tras Opel se de­can­ta por un pro­pul­sor de 1,4 li­tros. Am­bos es­tán tur­boa­li­men­ta­dos pa­ra ofre­cer ge­ne­ro­sa res­pues­ta des­de ba­jas re­vo­lu­cio­nes. El au­to­mó­vil ale­mán ha­ce va­ler su ma­yor ci­lin­dra­da pa­ra ob­te­ner la po­ten­cia má­xi­ma a 4.000 rpm e im­po­ner­se en los re­gis­tros de ren­di­mien­to, tan­to en ace­le­ra­ción (9,5 por 10,6 se­gun­dos) co­mo en ve­lo­ci­dad má­xi­ma (205 por 197 km/h). Asi­mis­mo, Opel lo­gra unas ci­fras de con­su­mo ho­mo­lo­ga­do in­fe­rio­res (4,9 por 5,3 li­tros). En de­fi­ni­ti­va, de­mues­tra su sa­ber ha­cer en es­te ti­po de me­cá­ni­cas.

La evo­lu­ción di­ná­mi­ca de am­bos es uno de los as­pec­tos más des­ta­ca­dos de los As­tra y Mé­ga- ne de nue­va ge­ne­ra­ción. Hay que de­cir que el Opel se be­ne­fi­cia de la im­por­tan­te re­duc­ción de pe­so que ha ex­pe­ri­men­ta­do, mos­trán­do­se aho­ra co­mo un au­to­mó­vil más ágil e in­me­dia­to en sus reac­cio­nes. Na­tu­ral­men­te, no re­nun­cia a una de sus clá­si­cas se­ñas de iden­ti­dad, co­mo es el ele­va­do con­fort de mar­cha. El co­che in­clu­ye aho­ra un tra­ba­jo de in­so­no­ri­za­ción y ais­la­mien­to ex­ce­len­te.

El mo­de­lo de Re­nault avan­za tam­bién en agi­li­dad de mo­vi­mien­tos, ex­hi­bien­do un pa­so por cur­va su­pe­rior al de su an­te­ce­sor. Los más exi­gen­tes con el apar­ta­do di­ná­mi­co pue­den re­cu­rrir a las ter­mi­na­cio­nes GT, equi­pa­das con un cha­sis desa­rro­lla­do por Re­nault Sport y que cuen­ta co­mo pri­mi­cia en el seg­men­to con una tec­no­lo­gía de­no­mi­na­da sis­te­ma 4Con­trol de cua­tro rue­das di­rec­cio­na­les, ob­te­nien­do así una ex­ce­len­te ma­nio­bra­bi­li­dad y es­ta­bi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.