Mer­ca­dos mu­ni­ci­pa­les via­bles

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - En­ric Llarch

Los pro­duc­tos fres­cos pue­den ge­ne­rar más de la mi­tad de la fac­tu­ra­ción de los su­per­mer­ca­dos. Así lo ex­pli­ca­ba La Vanguardia ha­ce po­cos días. Así, ¿qué sen­ti­do tie­ne la per­vi­ven­cia de los mer­ca­dos mu­ni­ci­pa­les cuan­do el su­mi­nis­tro y las con­di­cio­nes sa­ni­ta­rias ya es­tán ga­ran­ti­za­dos por la ofer­ta pri­va­da con­ven­cio­nal? ¿Por qué es ne­ce­sa­rio que los ayun­ta­mien­tos si­gan des­ti­nan­do a la ven­ta de pro­duc­tos fres­cos un es­pa­cio de pro­pie­dad pú­bli­ca, a me­nu­do en una po­si­ción cen­tral en los ba­rrios y ciu­da­des y en un ré­gi­men tan fa­vo­ra­ble a los ocu­pan­tes co­mo son las con­ce­sio­nes?

El Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na, y mu­chos otros si­guien­do su es­te­la, han pro­mo­vi­do cos­to­sas re­for­mas, en bue­na par­te fi­nan­cia­das con re­cur­sos pú­bli­cos, de mu­chos de los edi­fi­cios de los mer­ca­dos mu­ni­ci­pa­les pa­ra con­se­guir la mo­der­ni­za­ción de la ofer­ta y el re­ju­ve­ne­ci­mien­to de los ten­de­ros y de la for­ma co­mo ofre­cen sus pro­duc­tos y ser­vi­cios. Pe­ro des­pués de in­ver­sio­nes mi­llo­na­rias que fa­ci­li­tan el pro­ce­so de ra­cio­na­li­za­ción de la ofer­ta, de am­plia­ción de los ho­ra­rios y los ser­vi­cios y de co­mo­di­dad de los com­pra­do­res, nos que­dan unos pues­tos en que en el me­jor de los ca­sos lle­gan a los 20 me­tros cua­dra­dos.

No pa­re­ce un uso óp­ti­mo de los re­cur­sos pú­bli­cos, tan­to en tér­mi­nos de in­ver­sio­nes co­mo de uti­li­za­ción de un pa­tri­mo­nio mu­ni­ci­pal ubi­ca­do en lu­ga­res de pri­me­ra lí­nea. Aho­ra ya hay mer­ca­dos de Bar­ce­lo­na que abor­dan una se­gun­da reha­bi­li­ta­ción, por­que los efec­tos de las in­ver­sio­nes ini­cia­les se han des­va­ne­ci­do y vuel­ven a per­der clien­te­la. Las re­for­mas son ne­ce­sa­rias, pe­ro no son su­fi­cien­tes pa­ra man­te­ner la com­pe­ti­ti­vi­dad de los mer­ca­dos a me­dio pla­zo.

Hay que abor­dar nue­vas es­tra­te­gias de com­pe­ti­ti­vi­dad de los mer­ca­dos re­for­zan­do la con­cen­tra­ción em­pre­sa­rial. Por muy sin­gu­lar que sea el pro­duc­to fres­co que se ven­de, di­fí­cil­men­te se­rán com­pe­ti­ti­vas las mi­cro­em­pre­sas con un so­lo pues­to en los mer­ca­dos. Por lo tan­to, en las con­ce­sio­nes hay que prio­ri­zar las em­pre­sas más via­bles en ba­se a su efi­cien­cia y di­men­sión.

Ade­más, ha­ce fal­ta que los ven­de­do­res de los pues­tos se con­vier­tan en el prin­ci­pal ca­nal de co­mer­cia­li­za­ción de los pe­que­ños pro­duc­to­res agra­rios que sub­sis­ten en un en­torno tan den­sa­men­te ur­ba­ni­za­do co­mo el nues­tro, tra­tan­do lo más di­rec­ta­men­te po­si­ble con los pe­que­ños pro­duc­to­res lo­ca­les, que pue­den ofre­cer un pro­duc­to más fres­co y de más ca­li­dad por­que es más pró­xi­mo. Por lo tan­to, ha­ce fal­ta re­for­zar el po­si­cio­na­mien­to de la ofer­ta de los mer­ca­dos en pro­duc­tos de pro­xi­mi­dad y de ca­li­dad, pa­ra tra­tar con pe­que­ños proveedores, re­du­cir in­ter­me­dia­rios y com­pen­sar las ven­ta­jas que la po­si­ción do­mi­nan­te en el mer­ca­do y las gran­des di­men­sio­nes ofre­cen en las gran­des ca­de­nas. Só­lo con la alian­za con los pe­que­ños pro­duc­to­res de pro­xi­mi­dad, los mer­ca­dos mu­ni­ci­pa­les se­rán via­bles y es­ta­rá jus­ti­fi­ca­da su per­vi­ven­cia.

En cues­tión Las re­for­mas son ne­ce­sa­rias pe­ro no son su­fi­cien­tes pa­ra man­te­ner la com­pe­ti­ti­vi­dad de los mer­ca­dos mu­ni­ci­pa­les a me­dio pla­zo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.