VW Golf Cha­llen­ge

La aven­tu­ra so­li­da­ria por Ma­rrue­cos

La Vanguardia - Dinero - - MOTOR - Daniel Bal­cells

Una se­ma­na de du­ra­ción, 2.000 ki­ló­me­tros de re­co­rri­do, prue­bas y gin­ca­nas dia­rias, y el Volks­wa­gen Golf co­mo de­no­mi­na­dor co­mún. Así es la VW Golf Cha­llen­ge, un via­je épi­co por el co­ra­zón de Ma­rrue­cos que per­si­gue dos ob­je­ti­vos: dis­fru­tar al vo­lan­te de vie­jas uni­da­des del icó­ni­co com­pac­to ale­mán y ayu­dar a ni­ños de las zo­nas des­fa­vo­re­ci­das por las que trans­cu­rre la prue­ba.

Es­te road trip so­li­da­rio na­ció en el 2012 co­mo una aven­tu­ra pa­ra to­dos los pú­bli­cos con la que dis­fru­tar del com­pa­ñe­ris­mo y la pa­sión por un mi­to del automovilismo mo­derno en un am­bien­te fa­mi­liar y dis­ten­di­do. La idea sur­gió de las in­quie­tas men­tes de Dani Blasco –apa­sio­na­do de los VWGolf y de la aven­tu­ra– y Dani de Qua­dras –experto or­ga­ni­za­dor de ex­pe­di­cio­nes a paí­ses afri­ca­nos–, que de­ci­die­ron unir es­fuer­zos pa­ra crear un even­to úni­co que unie­ra sus pa­sio­nes. Des­de el prin­ci­pio tu­vie­ron cla­ro que de­bía ser una ex­pe­rien­cia al al­can­ce de to­dos los bol­si­llos y con es­pí­ri­tu so­li­da­rio.

En aque­lla pri­me­ra edi­ción lo­gra­ron jun­tar cin­co co­ches de va­rios ami­gos. Tan so­lo cua­tro

años más tar­de han pa­sa­do ya por la Cha­llen­ge –ple­na­men­te con­so­li­da­da en­tre los ra­llies so­li­da­rios de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas– par­ti­ci­pan­tes de 12 na­cio­na­li­da­des dis­tin­tas ve­ni­dos des­de to­dos los rin­co­nes de Eu­ro­pa. La ma­yo­ría de equi­pos re­pi­ten y es­te año han si­do una vein­te­na los ins­cri­tos. En­tre los in­tré­pi­dos que se lan­zan a la are­na del de­sier­to y al pol­vo y las pie­dras de los ári­dos ca­mi­nos afri­ca­nos hay pa­re­jas, her­ma­nos, pa­dres e hi­jos, com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo o ami­gos, con un ran­go de edad que va des­de los 18 has­ta los 65 años.

Emo­cio­nes inol­vi­da­bles

La ca­ra­va­na de Golfs, que ha re­gre­sa­do de tie­rras ma­rro­quíes ha­ce só­lo unas se­ma­nas, se ha en­fren­ta­do es­te año a pai­sa­jes lle­nos de con­tras­tes, des­de es­pec­ta­cu­la­res puer­tos de mon­ta­ña a tra­vés del Atlas a bu­lli­cio­sas ciu­da­des cos­te­ras, bor­dean­do du­nas y atra­ve­san­do ríos pe­ro ale­ján­do­se siem­pre de las zo­nas más tu­rís­ti­cas de Ma­rrue­cos.

La or­ga­ni­za­ción es­ta­ble­ce ade­más di­ver­sos re­tos y prue­bas –con su co­rres­pon­dien­te re­com­pen­sa– a lo lar­go de las jor­na­das de con­duc­ción pa­ra que los par­ti­ci­pan­tes se re­la­cio­nen e in­ter­ac­túen en­tre sí y tam­bién con la po­bla­ción lo­cal pa­ra que las vi­ven­cias sean au­tén­ti­cas, va­ria­das y siem­pre sor­pren­den­tes. Así, por ejem­plo, las no­ches se al­ter­nan en­tre ho­te­les tí­pi­cos del país nor­te­afri­cano y acam­pa­das en ple­na na­tu­ra­le­za, en oca­sio­nes en me­dio de la na­da. De­rek Brown, de Leeds (Gran Bre­ta­ña), uno de los par­ti­ci­pan­tes en la tra­ve­sía re­co­no­ce que “el in­creí­ble con­tras­te en­tre el pai­sa­je de un día y el si­guien­te es sor­pren­den­te. Ma­rrue­cos re­sul­ta fas­ci­nan­te.” En un sen­ti­do pa­re­ci­do opi­na Johnny Vi­ke­ne, de No­rue­ga, quien afir­ma so­bre la Cha­llen­ge que “ha si­do una de las me­jo­res ex­pe­rien­cias que he vi­vi­do ja­más, y en­ci­ma, con mi Golf de to­da la vi­da... Sin­ce­ra­men­te, nun­ca pen­sé que un Golf fue­ra ca­paz de aguan­tar tan­to y lle­gar tan le­jos”.

Pro­ta­go­nis­ta úni­co

Pa­ra ins­cri­bir­se y par­ti­ci­par es ne­ce­sa­rio po­co más que un Volks­wa­gen Golf de pri­me­ra, se­gun­da o ter­ce­ra ge­ne­ra­ción, co­mo má­xi­mo, y un mí­ni­mo de 15 ki­los de ma­te­rial edu­ca­ti­vo, ro­pa o ju­gue­tes que se en­tre­gan de for­ma di­rec­ta en las áreas más de­pri­mi­das por las que dis­cu­rre la co­mi­ti­va. La úni­ca exi­gen­cia ex­tra que es­ta­ble­ce la or­ga­ni­za­ción es la ins­ta­la­ción de un cu­bre cár­ter pa­ra el mo­tor. A par­te de es­ta sen­ci­lla pre­pa­ra­ción, pre­cep­ti­va pa­ra evi­tar ave­rías irre­pa­ra­bles, son mu­chos los equi­pos que op­tan por me­jo­rar sus co­ches con neu­má­ti­cos es­pe­cia­les, sus­pen­sio­nes más al­tas, et­cé­te­ra. Al no tra­tar­se de una com­pe­ti­ción, no hay nin­gún ti­po de res­tric­ción en es­te as­pec­to, si bien, con la in­creí­ble fia­bi­li­dad y la re­co­no­ci­da sol­ven­cia me­cá­ni­ca de los Golf de los años 80 o 90 es po­si­ble com­ple­tar el iti­ne­ra­rio sin pro­ble­mas a bor­do de un mo­de­lo es­tric­ta­men­te de se­rie. Y te­nien­do en cuen­ta los ase­qui­bles pre­cios a los que co­ti­zan ac­tual­men­te es­tos vehícu­los, par­ti­ci­par en la VW Golf Cha­llen­ge es­tá al al­can­ce de ca­si cual­quie­ra por lo que cos­ta­ría una se­ma­na de va­ca­cio­nes “con­ven­cio­na­les”. Co­mo di­ce Dani Blasco, uno de sus im­pul­so­res: “la VW Golf Cha­llen­ge no se pue­de re­su­mir, hay que vi­vir­la. Pe­ro, ojo, que en­gan­cha...”. Ya hay ru­ta y fe­chas fi­ja­das pa­ra la pró­xi­ma edi­ción, que ten­drá lu­gar del 1 al 8 de abril del 2017.

Par­ti­ci­par en la prue­ba no es ca­ro y, en reali­dad, es­tá al al­can­ce de cual­quie­ra “Ha si­do una de las me­jo­res ex­pe­rien­cias de mi vi­da”, afir­ma el no­rue­go Vi­ke­ne

.

03

03 El re­co­rri­do, que se mo­di­fi­ca ca­da año, in­clu­ye pis­tas pe­dre­go­sas, tra­mos de are­na, ca­rre­te­ras pre­ca­rias y la in­elu­di­ble cita con las du­nas en unas con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas que va­rían con gran fa­ci­li­dad

01

01 Pa­ra rom­per con la ru­ti­na y vi­vir una aven­tu­ra épi­ca e inol­vi­da­ble, bas­ta con bus­car un VW Golf I, II o III y un buen com­pa­ñe­ro de via­je

02

02 Com­pa­ñe­ris­mo, so­li­da­ri­dad y adre­na­li­na son los in­gre­dien­tes de un ‘road trip’ que se ha con­so­li­da­do en só­lo 4 años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.