El ‘Bre­xit’ y las op­cio­nes de Bar­ce­lo­na

La sa­li­da del Reino Uni­do de la UE im­pli­ca un ries­go eco­nó­mi­co y fi­nan­cie­ro. Para las gran­des ciu­da­des del con­ti­nen­te tam­bién es una opor­tu­ni­dad

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Ma­nel Pé­rez

El gru­po de Har­vard se reúne en Zu­rich, ca­pi­tal eco­nó­mi­ca sui­za y se­gun­da pla­za fi­nan­cie­ra eu­ro­pea La sa­li­da de la City de la UE im­pli­ca­rá que otra ciu­da­des asu­mi­rán nue­vas ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas La ca­pi­tal ca­ta­la­na se pos­tu­la para asu­mir la Agen­cia del Me­di­ca­men­to; pe­ro no re­nun­cia a las fi­nan­zas

Zu­rich, ca­pi­tal eco­nó­mi­ca sui­za, se­gun­do cen­tro fi­nan­cie­ro eu­ro­peo, sex­to del mun­do, por de­lan­te de Frank­furt y Pa­rís, se­de de los gran­des ban­cos del país, UBS y Cre­dit Suis­se, en­ti­da­des de ca­be­ce­ra en el ran­king glo­bal.

Ciu­dad ele­gi­da por Pe­dro Nueno, pro­fe­sor del Iese y de­cano de la es­cue­la de ne­go­cios china CEIBS de Shanghái –que re­cien­te­men­te ha ad­qui­ri­do en la apa­ci­ble ciu­dad al­pi­na el Lo­ran­ge Ins­ti­tu­te of Bu­si­ness– y el gru­po de em­pre­sa­rios ca­ta­la­nes que dan vueltas por el mun­do en bus­ca de con­clu­sio­nes úti­les para Bar­ce­lo­na y Ca­ta­lun­ya.

Pre­ci­sa­men­te, la se­sión arran­ca con la in­ter­ven­ción de dos di­rec­ti­vos de UBS, Ma­nuel Blan­co y Eduar­do Ro­drí­guez-Le­gor­bu­ru, y una res­pon­sa­ble de Cre­dit Suis­se, Mi­ren Kauer. El de­ba­te se cen­tra en el fu­tu­ro de la ban­ca y las con­se­cuen­cias del Bre­xit. Blan­co ex­pli­ca que la UBS ha pues­to en mar­cha un plan, con­ce- bi­do an­tes del re­fe­rén­dum del Bre­xit, que se­rá efec­ti­vo el pró­xi­mo 1 de enero y que es­cin­di­rá la UBS en dos gran­des uni­da­des, con la glo­bal tras­la­da­da des­de Zu­rich a Frank­furt, la ciu­dad ale­ma­na don­de re­si­de el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo (BCE). Sui­za es­tá fue­ra de la UE y de la eu­ro­zo­na y la di­men­sión de la UBS su­po­ne un ries­go inasu­mi­ble para el Es­ta­do sui­zo. Así pues, la UBS se­rá en po­cos me­ses un ban­co de la eu­ro­zo­na.

Un ade­lan­to de lo que mu­chos pien­san que ocu­rri­rá en la City de Lon­dres tras el sí al Bre­xit. Va­rias ciu­da­des eu­ro­peas, Pa­rís, Frank­furt, Lu­xem­bur­go, Ams­ter­dam, Du­blín y, tam­bién Madrid, res­pal­da­das por sus res­pec­ti­vos Go­bier­nos, ya han co­men­za­do a mo­ver­se al ob­je­to de ha­cer­se con una par­te del ne­go­cio que has­ta aho­ra es­tá ins­ta­la­do en la ca­pi­tal del Reino Uni­do.

Madrid pa­re­ce con­tar con el res­pal­do im­plí­ci­to del Go­bierno cen­tral, aun­que és­te só­lo ha anun­cia­do su vo­lun­tad de atraer se­des de gran­des ban­cos sin de­fen­der la can­di­da­tu­ra de nin-

El re­gu­la­dor ban­ca­rio eu­ro­peo, EBA, tam­bién de­be­rá de­jar Lon­dres cuan­do se con­su­me el ‘Bre­xit’ Bar­ce­lo­na de­be ha­cer lobby a tra­vés de sus en­ti­da­des eco­nó­mi­cas para con­se­guir or­ga­nis­mos eu­ro­peos Se­de mun­dial del mó­vil, y eco­no­mía, los ac­ti­vos; po­ca co­nec­ti­vi­dad y es­ca­sa fi­nan­za, los pa­si­vos

gu­na ciu­dad en par­ti­cu­lar. El Go­vern de la Ge­ne­ra­li­tat tam­bién ha anun­cia­do que re­su­ci­ta­rá la can­di­da­tu­ra de Bar­ce­lo­na para al­ber­gar la Agen­cia del me­di­ca­men­to, aho­ra en Lon­dres. Pe­ro la pie­za de ca­za ma­yor es la Au­to­ri­dad Ban­ca­ria Eu­ro­pea (EBA).

El pre­si­den­te de Riva y Gar­cía, Ig­na­cio Gar­cía Nie­to, ló­gi­ca­men­te in­cli­na­do a las fi­nan­zas, abre el fue­go en fa­vor de co­lo­car a la ca­pi­tal ca­ta­la­na en la ga­la­xia fi­nan­cie­ra tras el Bre­xit, y pro­po­ne ali­near a la so­cie­dad ci­vil con ese ob­je­ti­vo: “las or­ga­ni­za­cio­nes e ins­ti­tu­cio­nes que se de­di­can a pen­sar so­bre el fu­tu­ro de la ciu­dad, BCN Glo­bal, Iese, Esa­de, po­drían asu­mir el en­car­go de ela­bo­rar pro­pues­tas para que Bar­ce­lo­na es­té pre­sen­te en es­ta ca­rre­ra”.

Jai­me Ma­let, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de EE.UU. en Es­pa­ña, re­cuer­da que la “EBA cuen­ta con 1.200 fun­cio­na­rios de alto ni­vel y se­ría una au­tén­ti­ca re­vo­lu­ción que aca­ba­ra en Bar­ce­lo­na, su­pon­dría la crea­ción de un clús­ter fi­nan­cie­ro enor­me. Aun­que hay que ser rea­lis­ta, la al­ter­na­ti­va ló­gi­ca es Frank­furt, don­de es­tá el BCE, pe­ro los eje­cu­ti­vos ban­ca­rios que aho­ra es­tán en Lon­dres só­lo de pen­sar en ir a la ciu­dad ale­ma­na se de­pri­men”.

El rea­lis­mo se im­po­ne, es muy im­pro­ba­ble que Bar­ce­lo­na se cue­le en la pug­na por aco­ger el or­ga­nis­mo su­per­vi­sor de las fi­nan­zas de la eu­ro­zo­na, pe­ro tal vez pue­da as­pi­rar a cap­tar ac­ti­vi­da­des aso­cia­das o de so­por­te a la ac­ti­vi­dad fi­nan­cie­ra.

La ex­mi­nis­tra An­na Bi­ru­lés, tie­ne cla­ro que “Frank­furt es la que tie­ne más nú­me­ros para aco­ger la EBA, no só­lo por­que cuen­ta con el BCE, tam­bién por­que pue­de aca­bar al­ber­gan­do la so­cie­dad re­sul­tan­te de la fu­sión de su bol­sa con la de Lon­dres. Es una apues­ta di­fí­cil de re­pli­car”.

Lluís Mo­ra, di­rec­tor de es­tra­te­gia de Mo­ra­banc, apun­ta el apo­yo de las fi­nan­zas an­do­rra­nas ,“para no­so­tros se­ría muy va­lio­so con­tar con Bar­ce­lo­na co­mo una pla­za fi­nan­cie­ra más po­ten­te”

Si una par­te de la ban­ca hu­ye de Lon­dres co­mo con­se­cuen­cia de la pér­di­da del pa­sa­por­te eu­ro­peo, una enor­me lis­ta de ser­vi­cios, que no tie­ne por­que es­tar fí­si­ca­men­te con­ti­guos a los ban­cos, tam­bién se des­lo­ca­li­za­rán.

Ildefonso Gar­cía-Se­re­na, pu­bli­cis­ta de GRM, cree que “a la vis­ta de que Bar­ce­lo­na tie­ne una es­pe­cial in­ci­den­cia en las fir­mas crea­do­ras de apli­ca­cio­nes y las

fin­tech, de­be­ría tra­ba­jar­se más en es­ta vía. Ade­más hay que re­for­zar el lobby bar­ce­lo­nés en Eu­ro­pa”.

Esa es la apues­ta de va­rias ciu­da­des eu­ro­peas sin re­le­van­cia en el ran­king fi­nan­cie­ro. Ber­lín se con­cen­tra en cap­tar re­cur­sos para sus fin­tech. Con su ca­pi­tal a la ca­be­za, es­te ti­po de em­pre­sas fac­tu­ran en Ale­ma­nia unos 2.100 mi­llo­nes de eu­ros anua­les, con una in­ver­sión de 450 mi­llo­nes. En el con­jun­to de Es­pa­ña, se­gún Moo­ve­rang la in­ver­sión el año pa­sa­do fue de 130 mi­llo­nes y el nú­me­ro de em­pre­sas 121. Com­pa­ra­ti­va­men­te, Lon­dres ofre­ce ci­fras de vér­ti­go: 7.700 mi­llo­nes de in­gre­sos y 610 de in­ver­sión.

Pe­se a ello, Ju­lia Prats, pro­fe­so­ra del Iese, sos­tie­ne que “Bar­ce­lo­na es una potencia en el ám­bi­to de las start-up que jue­ga muy fuer­te, y el dra­ma es que gen­te que co­mien­za con potencia aca­ba al fi­nal mar­chán­do­se a Lon­dres para po­der se­guir. El 70% de los re­cur­sos se va fue­ra”

He­le­na Guar­dans, pre­si­den­ta de Sellby­tel, in­clu­so po­ne un re­to so­bre la me­sa: “a día de hoy, aún que­da por ver quién crea­rá la gran fin­tech ban­ca­ria que pue­da te­ner el im­pac­to que, por ejem­plo, ha te­ni­do Airbnb en el sec­tor tu­rís­ti­co. Es­tá por ver quién llega pri­me­ro”.

Pe­dro Nueno sos­tie­ne que la “for­ma­ción, uno de nues­tros pun­tos fuer­tes, de­be in­cluir­se en es­ta apues­ta. Mu­chos de los que aho­ra es­tán en la City o di­ri­gien­do mul­ti­na­cio­na­les han pa­sa­do por las es­cue­las de ne­go­cios de Bar­ce­lo­na, Iese y Esa­de”.

En sen­ti­do con­tra­rio, la abo­ga­da Sil­via So­rri­bas apun­ta que el sis­te­ma le­gal y el fun­cio­na­mien­to de las ad­mi­nis­tra­cio­nes de­be­rían adap­tar­se a un sec­tor co­mo el de la tec­no­lo­gía y las fi­nan­zas para que al­guien de en­ver­ga­du­ra se plan­tee la al­ter­na­ti­va ca­ta­la­na.

Ga­briel Mas­fu­rroll, pre­si­den­te de Tres Torres y del Con­se­jo so­cial de la UAB, aler­ta so­bre los mo­vi­mien­tos de otras pla­zas: “el

Em­pie­za el de­ba­te El de­ba­te del gru­po de Har­vard co­men­zó con las in­ter­ven­cio­nes de tres di­rec­ti­vos de los dos prin­ci­pa­les ban­cos sui­zos, la UBS y Cre­dit Suis­se

go­bierno de la co­mu­ni­dad de Madrid ya es­tá ma­nos a la obra anun­cian­do re­ba­jas fis­ca­les”.

En el aba­ni­co de las ac­cio­nes po­si­bles para que Bar­ce­lo­na ga­ne vi­si­bi­li­dad en la com­pe­ti­ción por cap­tar ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, los par­ti­ci­pan­tes apor­tan más ideas.

Ge­rard Due­lo, de GD bro­kers, re­sal­ta que “la ciu­dad ya es ca­pi­tal mun­dial del mó­vil y es­ta es una magnífica pa­lan­ca, tam­bién tie­ne una Fi­ra que atrae re­cur­sos in­ter­na­cio­na­les”.

La ré­pli­ca vie­ne de Car­les Mar­tí, pre­si­den­te de Ao­pa Spain, “aun­que la Fi­ra ha he­cho un gran tra­ba­jo, es po­ten­te, pe­ro do­més­ti­ca, aún le que­da para al­can­zar potencia in­ter­na­cio­nal, com­pa­ran­do por ejem­plo con Frank­furt o Pa­rís. Y en el ám­bi­to ae­ro­por­tua­rio, la es­truc­tu­ra cen­tra­li­za­da de Aena si­gue in­có­lu­me, aje­na a la com­pe­ten­cia”.

Las co­ne­xio­nes ae­ro­por­tua­rias del al­can­ce in­ter­na­cio­nal si­guen sien­do un pro­ble­ma, es­pe­cial- men­te con Asia, el mun­do emer­gen­te de las fi­nan­zas y con el que tan bien se co­nec­ta Lon­dres. Li­dan Qi, de Qi­meng, firma que ase­so­ra a in­ver­so­res chi­nos, de­tec­ta in­te­rés de los ope­ra­do­res aé­reos del país orien­tal por co­nec­tar­se me­jor con Bar­ce­lo­na, “Aho­ra só­lo hay un vue­lo de Air China en­tre Bar­ce­lo­na y Pe­kín, con es­ca­la en Vie­na. Pe­ro la pre­vi­sión es que a prin­ci­pios de año ha­ya un en­la­ce di­rec­to con Shanghái”.

¿Pue­de el Bre­xit fre­nar el flu­jo de in­ver­sio­nes que em­pe­za­ban a cap­tar Bar­ce­lo­na y Ca­ta­lun­ya?

Luis Her­nán­dez de Cabanyes, pre­si­den­te de Ren­ta Cor­po­ra­ción, sos­tie­ne que “el Bre­xit de le­jos da mu­cho mie­do, pe­ro la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de Bar­ce­lo­na es un imán, atrae in­ver­so­res en sec­to­res co­mo el in­mo­bi­lia­rio y los ser­vi­cios, no veo por­que no podría ha­cer­lo tam­bién en las fi­nan­zas o su en­torno”.

Pe­ro la fi­ja­ción por las fi­nan­zas no de­be de­jar en se­gun­do plano otras ac­ti­vi­da­des pun­te­ras en la ciu­dad. Ga­briel Mas­fu­roll re­cla­ma “más fo­ca­li­za­ción en lo que so­mos fuer­tes, Bar­ce­lo­na cuen­ta con un clús­ter mé­di­co sen­sa­cio­nal, la re­cu­pe­ra­ción de la can­di­da­tu­ra de la Agen­cia me­dioam­bien­tal es una bue­na idea de la ad­mi­nis­tra­ción ca­ta­la­na que ha­bría que ver có­mo apo­yar des­de la so­cie­dad ci­vil”.

La nue­va ge­ne­ra­ción de la sa­ga, en­car­na­da en Ga­briel Mas­fu­rroll junior, de­fien­de la idea pe­ro aler­ta de las di­fi­cul­ta­des, in­clu­so en el ám­bi­to pri­va­do: “en esos ca­sos a ve­ces tam­bién frus­tran­te. Ha­ce dos años la pa­tro­nal pri­va­da sa­ni­ta­ria, las con­cer­ta­das, la dipu­tación, el ayun­ta­mien­to y la Ge­ne­ra­li­tat apo­ya­ron crear una aso­cia­ción. Ha aca­ba­do di­sol­vién­do­se por los in­tere­ses de ca­da una de las par­tes. Así es muy di­fí­cil sa­lir ade­lan­te”.

FOTOS GETTY

FOTOS: DE­NI­SE CLERC

02 Car­les Mar­tí (Ao­pa), Ig­na­cio Gar­cía-Nie­to (Riva y Gar­cía) Ge­rard Due­lo (GD bro­kers) y Sil­via So­rri­bas

02

01 Lluís Al­si­na (Mo­ra­banc), Ga­briel Mas­fu­rroll jr, Ga­briel Mas­fu­rroll (ITT) y An­na Bi­ru­lés

01

05

05 Li­dan Qi (Qi­meng), He­le­na Guar­dans (Sellby­tel) y Ju­lia Prats (Iese)

06 Eduar­do Ro­drí­guez-Le­gor­bu­ru (UBS), Mi­ren Kauer (Cre­dit Suis­se) y Ma­nuel Blan­co (UBS)

06

03

03 Cris­ti­na Or­pi­nell, Luis Her­nán­dez (Ren­ta) Ildefonso gar­cía Se­re­na (GRM) y Jai­me Ma­let

04

04 Pe­dro Nueno en el ini­cio de la jor­na­da de de­ba­te en la ciu­dad de Zu­rich

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.