La te­le­fo­nía del ‘gra­tis’ ya lle­gó

La com­pa­ñía Free­do­mPop ate­rri­zó el mar­tes en el Es­ta­do es­pa­ñol, en ple­na fa­se de ex­pan­sión in­ter­na­cio­nal

La Vanguardia - Dinero - - DIGITAL - Joan Ló­pez

Se en­tien­de por cul­tu­ra del gra­tis el con­su­mo de un pro­duc­to o ser­vi­cio sin te­ner que­pa­gar­na­da a cam­bio. Es­te mar­tes des­em­bar­có enel Es­ta­do es­pa­ñol la pri­me­ra com­pa­ñía que ofre­ce te­le­fo­nía mó­vil a un cos­te ce­ro. Se tra­ta de Free­do­mPop, una em­pre­sa de 4 años de vi­da que­seen­cu en­tra en un pro­ce­so de ex­pan­sión in­ter­na­cio­nal( en un año pre­vé lle­gar a 10 paí­ses más).

Fun­da­da en EE.UU., el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre vo­ló has­ta el Reino Uni­do y aho­ra se plan­ta en Es­pa­ña “con el ob­je­ti­vo de cap­tar a 100.000 usua­rios en los pró­xi­mos 12 me­ses” se­gún apun­ta Mar­kT­luszcz, uno de los prin­ci­pa­les in­ver­so­res y miem­bro de la di­rec­ción. En es­te sen­ti­do, des­ta­ca que el ser­vi­cio ha te­ni­do muy buen re­ci­bi­mien­to e “in­clu­so va mu­cho más rá­pi­do quee­nIn­gla­te­rra,” aun­que­noha re­ve­la­do nin­gún dato.

A di­fe­ren­cia de las com­pa­ñías de ba­jo cos­te, Free­do­mPop, adop­ta el con­cep­to de free­mium, es de­cir, ofre­ce un ser­vi­cio gra­tis que se pue­de com­bi­nar con com­ple­men­tos de pa­go, al es­ti­lo de Sky­pe –uno de sus prin­ci­pa­les in­ver­so­res-.

“Que­re­mos re­vo­lu­cio­nar el mer­ca­do de da­tos a par­tir de una ofer­ta 100% gra­tis”, sub­ra­ya Tluszcz. Así, si nos­sus­cri­bi­mo­sa es­te ser­vi­cio (pro­mo­ción de lan­za­mien­to aparte), la ofer­ta ba­se in­clu­ye la op­ción de te­ner 100 mi­nu­tos de lla­ma­das, 200 Mb­de da­tos, 300 SMS y What­sApp a un cos­te ce­ro. To­do un sue­ño, eso sí, con lí­mi­tes. “Pro­ba­ble­men­te pa­ra mi hi­jo no se­rá su­fi­cien­te”, ad­mi­te. Se­gún de­ta­lla, es­ta ofer­ta va di­ri­gi­da so­bre to­do “a jó­ve­nes de en­tre 10 y 14 años o a per­so­nas ma­yo­res”. Por­lo­tan­to, la com­pa­ñía plan­tea una op­ción que pre­ten­de en­ca­mi­nar al con­su­mi­dor al ser­vi­cio de pa­go.

La cla­ve de es­te ne­go­cio se en­cuen­tra, pre­ci­sa­men­te, en­sus­ser­vi­cios com­ple­men­ta­rios co­mo la pri­va­ci­dad de da­tos o la se­gu­ri­dad. “En EE.UU. la mi­tad de los usua­rios pa­gan pa­ra te­ner más da­tos o lla­ma­das, o bien por ser­vi­cios co­mo an­ti­vi­rus”, des­ta­ca Tluszcz. Aparte, tam­bién pue­den com­par­tir los da­tos que “no uti­li­cen a fi­na­les de mes”.

Tluszcz di­ce que han ve­ni­do a Es­pa­ña por­que tie­ne “un mer­ca­do gran­de con pre­cios ele­va­dos”. Y aquí jue­gan con ven­ta­ja da­do que sus ta­ri­fas son bas­tan­te re­du­ci­das en com­pa­ra­ción con el res­to de ope­ra­do­ras. El in­ver­sor de Man­gro­ve, aña­de que se adap­tan en fun­ción del país don­de ope­ran. “En el Reino Uni­do la ofer­ta ba­se no in­clu­yeWhat­sApp pe­ro en Es­pa­ña se uti­li­za mu­cho ”. En es­ta lí­nea re mar­ca que lo ha­cen pa­ra “dar va­lor en la par­te gra­tis”, y de atraer gen­te.

Free­do­mPop, con se­de cen­tral en Los Án­ge­les, tie­ne 200 tra­ba­ja­do­res. En Ma­drid hay una ofi­ci­na con 6 em­plea­dos. Es­te año tie­nen pre­vis­to fac­tu­rar 58 mi­llo­nes (en el 2015 fac­tu­ra­ron 22 mi­llo­nes). ¿Sin em­bar­go, có­mo ren­ta­bi­li­zan el ne­go­cio? “No­so­tros no te­ne­mos tien­das”, ase­gu­ra Tluszcz. Ade­más, en Es­pa­ña uti­li­zan la red de dos so­cios pa­ra ha­cer la co­ber­tu­ra. A par­tir de aquí, “¿la gen­te pa­ga­rá?” se pre­gun­ta el in­ver­sor. “Es­pe­ra­mos que la mi­tad de los usua­rios se aco­jan al mo­de­lo free­mium”. De­mo­men­to, la te­le­fo­nía del ‘gra­tis’ ya lle­gó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.