“Cre­ce­re­mos más de­pri­sa fue­ra de la Unión Eu­ro­pea”

El ase­sor prin­ci­pal del lí­der de la cam­pa­ña en fa­vor del ‘Bre­xit’ ex­po­ne mo­ti­vos con­tun­den­tes en de­fen­sa de la sa­li­da del Reino Uni­do de la UE pa­ra in­du­cir a la re­fle­xión

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Andy Ro­bin­son

Ge­rard Lyons , exe­co­no­mis­ta je­fe del ban­co Stan­dard Char­te­red, ase­so­ra­ba a Bo­ris John­son, el lí­der de la cam­pa­ña en fa­vor del Bre­xit. Era miem­bro del gru­po de eco­no­mis­tas he­te­ro­do­xos, jun­to con Paul Or­me­rod y Bob Rowt­horn, co­no­ci­do con la Ac­cu­mu­la­tion So­ciety. ¿El vo­to por el Bre­xit fue la de­ci­sión de gen­te mal in­for­ma­da? Des­de el re­fe­rén­dum se ha in­ten­ta­do ta­char al vo­tan­te por sa­lir de vie­jo, es­tú­pi­do y/o ra­cis­ta. Pe­ro el prin­ci­pal mo­ti­vo por el que ha vo­ta­do con­tra la UE es la cues­tión de la so­be­ra­nía. A mu­chos bri­tá­ni­cos no les gus­ta Bru­se­las y que­re­mos que las le­yes se ha­gan en el Reino Uni­do. La se­gun­da cues­tión es la in­mi­gra­ción. Eso no es prin­ci­pal­men­te por xe­no­fo­bia, sino por­que exis­te una pre­sión tan fuer­te so­bre los ser­vi­cios pú­bli­cos (hos­pi­ta­les, es­cue­las, et­cé­te­ra) que han si­do so­me­ti­dos a fuer­tes re­cor­tes de pre­su­pues­to. Y, en ter­cer lu­gar, el cos­te de la U E. ¿Exis­te un plan pa­ra el post Bre­xit? Creo que pa­ra man­te­ner el prin­ci­pio de so­be­ra­nía y pa­ra cum­plir con los com­pro­mi­sos en cuan­to ala in­mi­gra­ción, no po­dre­mos en­trar en el mer­ca­do úni­co. Ne­ce­si­ta­mos te­ner ac­ce­so al mer­ca­do eu­ro­peo de la mis­ma for­ma que te­ne­mos ac­ce­so a EE.UU. o Chi­na. Se pue­de bus­car una re­la­ción sen­sa­ta con la U E. Y ha­bría que ela­bo­rar una po­lí­ti­ca de in­mi­gra­ción jus­ta que no dis­cri­mi­ne a quie­nes no­sea­neu­ro­peos y qui­zás po­dría ba­sar­se en un pro­gra­ma de pun­tos co­mo en Aus­tra­lia. Mu­chos eco­no­mis­tas di­cen que sa­lir del mer­ca­doú­ni­co se­ría un­de­sas­tre... En ab­so­lu­to. Cre­ce­ría­mos más fue­ra del mer­ca­do úni­co. LaUEe­su­na unión adua­ne­ra. No se sue­le de­cir es­to, pe­ro cuan­do uno es­tu­dia las cien­cias eco­nó­mi­cas, hay tres co­sas que to­dos es­tán de acuer­do que se tie­nen que evi­tar. Una es el pa­ro ma­si­vo. La otra es la in­fla­ción des­con­tro­la­da. En ter­cer lu­gar, las unio­nes adua­ne­ras no son desea­bles por­que van en con­tra de­los in­tere­ses del con­su­mi­dor y son pro­tec­cio­nis­tas. La unión adua­ne­ra en Eu­ro­pea ha pro­te­gi­do a la agri­cul­tu­ra tra­di­cio­nal de acuer­do con los in­tere­ses deF­ran­cia yha­pro­te­gi­do a par­tes de la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra por los in­tere­ses de Ale­ma­nia. Pe­ro los aran­ce­les pa­ra la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra han ido ba­jan­do. La bi­blio­te­ca de la cá­ma­ra de los co­mu­nes ha cal­cu­la­do que esos aran­ce­les gi­ran en torno al 1,09%. Muy­po­co. ¿Qué pa­sa­ría si el Reino Uni­do sa­lie­ra del mer­ca­do úni­co? Si sa­lié­ra­mos creo que de­be­ría­mos re­cor­tar los aran­ce­les. Mu­chas de las pre­vi­sio­nes ne­ga­ti­vas que se ha he­cho res­pec­to al im­pac­to so­bre la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca no in­clu­yen las ven­ta­jas que po­drían de­ri­var de re­du­cir los aran­ce­les y eli­mi­nar una ex­ce­si­va re­gu­la­ción. Si re­cor­ta­mos los aran­ce­les va­mos a re­du- cir el cos­te de im­por­ta­cio­nes, y, so­bre to­do, de la im­por­ta­ción de ali­men­tos. Eso for­za­ría al res­to de la UE a to­mar en se­rio la ne­ce­si­dad de ne­go­ciar con el Reino Uni­do. ¿Qué pa­sa­rá con la City? El mer­ca­do úni­co es el mer­ca­do del sta­tu quo. No ha fun­cio­na­do bien pa­ra el Reino Uni­do. En­ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, la agen­da de me­di­das han ido en con­tra del Reino Uni­do. Por ejem­plo el im­pues­to so­bre transac­cio­nes fi­nan­cie­ras; el im­pues­to so­bre el plus de los ban­que­ros. De mo­do que el sta­tu quo no es bueno. Pe­ro se­ría mu­cho peor si la City per­die­se de­re­chos de ‘pa­sa­por­te’ pa­ra po­der ven­der sus pro­duc­tos en la UE, ¿no? Enel­de­ba­te so­bre pass­por­ting, hay que te­ner en cuen­ta que 75 ban­cos en la UE uti­li­zan pass­por­ting pa­ra ac­ce­der a Londres. De mo­do que eso va en dos sen­ti­dos. Creo que hay ne­go­ciar­lo. Pe­ro hay una vál­vu­la de se­gu­ri­dad. En cuan­to ac­ti­ve­mos el ar­ticu­lo 50 en 2018, Mi­fid 2 –la di­rec­ti­va eu­ro­pea so­bre el mer­ca­do de pro­duc­tos fi­nan­cie­ros– en­tra en vi­gor y se ba­sa en la equi­va­len­cia re­gu­la­to­ria que per­mi­te que ter­ce­ros paí­ses en­tren en el Area Eco­nó­mi­ca Eu­ro­pea. No hay du­da de que exis­te en el Reino Uni­do equi­va­len­cia re­gu­la­to­ria. Es más, ha­ce 17 años, la com­pe­ten­cia pa­ra Londres era Pa­rís o Áms­ter­dam. Ho­ye­sNue­vaYork, Sin­ga­pur o Hong Kong. Hay cen­tros fi­nan­cie­ros de ni­cho en Eu­ro­pa co­mo Du­blín, Lu­xem­bur­go, pe­ro na­die cree se­ria­men­te que Frank­furt o Pa­rís va­yan a sus­ti­tuir a Londres. La libra ha caí­do; el FMI di­ce que el

Bre­xit es un ries­go pa­ra la economía mun­dial Es­tos ti­pos siem­pre van a bus­car un chi­vo ex­pia­to­rio. La economía mun­dial es­ta­ba per­dien­do ím­pe­tu an­tes de la vo­ta­ción so­bre el Bre­xit. En el Reino Uni­do, el Ban­co de In­gla­te­rra ha­rá lo ne­ce­sa­rio. La in­fla­ción no es un pro­ble­ma in­me­dia­to, así que va­mo­sa­te­ner una­li­bra más ba­ja y ti­pos de in­te­rés más ba­jos. Eso es bueno pa­ra el Reino Uni­do. Por qué te pa­re­ce que las agencias de ca­li­fi­ca­ción S&P, Fitch, Mooody’s han re­ba­ja­do la deu­da bri­tá­ni­ca? Las agencias no sir­ven ya pa­ra na­da. Pe­ro por al­gún mo­ti­vo ex­tra­ño, la gen­te aun las to­ma en se­rio. Hay que re­pe­tir­lo ca­da vez. Es­ta­ban en el epi­cen­tro de la cri­sis fi­nan­cie­ra, don­de no te­nían nin­gu­na in­de­pen­den­cia. Su aná­li­sis es­ta­ba ses­ga­do. Han re­ba­ja­do la deu­da bri­tá­ni­ca pe­se a que los pla­zos de ven­ci­mien­to de nues­tra deu­da son muy lar­gos. Creo que hay po­si­bi­li­da­des de que crez­ca­mos más fue­ra de la U E ye­so me­jo­ra­rá la ra­tio de deu­da so­bre PIB. Ha­brá in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca, pe­ro no es mo­ti­vo pa­ra re­ba­jar la deu­da. Cre­ci­mien­to más rá­pi­do. ¿Por qué? La UE es una or­ga­ni­za­ción que cen­tra­li­za y con­tro­la siem­pre des­de arri­ba. Es­to en un mo­men­to en el cual la tec­no­lo­gía yla in­no­va­ción de­jan muy cla­ro que de­be­ría ser al re­vés. Si es­ta­mos fue­ra po­dre­mos be­ne­fi­ciar­nos de eso y del li­bre co­mer­cio. El Bre­xit po­dría ca­ta­li­zar un pro­ce­so de frag­men­ta­ción en la zo­na eu­ro? El eu­ro es el desas­tre eco­nó­mi­co más gran­de de los úl­ti­mos tiem­po. Es la idea me­nos in­di­ca­da pa­ra los paí­ses me­nos in­di­ca­dos en el mo­men­to me­nos in­di­ca­do. Aho­ra va­mos a ver al cri­sis ban­ca­ria en Ita­lia, mas cri­sis de sol­ven­cia en Gre­cia yla cri­sis de­las ase­gu­ra­do­ras en Ale­ma­nia. ¿Se co­lap­sa­rá? Es po­si­ble. Pe­ro la res­pues­ta sue­le ser más Eu­ro­pa. UnEs­ta­dos Uni­dos de Eu­ro­pa ¿Es lo que que­réis en Es­pa­ña? En cual­quier ca­so, va a ser una re­gión de ba­jo cre­ci­mien­to. Es ex­tra­ño por­que es­te re­sul­ta­do só­lo ha si­do po­si­ble gra­cias al vo­to de las cla­ses mar­gi­na­das del Nor­te y Es­te de In­gla­te­rra. ¿Qué se pue­de ha­cer pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas de los per­de­do­res? De la mis­ma ma­ne­ra que la mis­ma ta­lla no sir­ve pa­ra to­dos en Eu­ro­pa o la zo­na eu­ro, tam­po­co sir­ve pa­ra to­dos en el Reino Uni­do. Es de­cir que tie­ne que ha­ber una agen­da de li­bre co­mer­cio más glo­ba­li­za­ción, por un la­do y otro pro­gra­ma pa­ra los pro­ble­mas do­més­ti­cos del Reino Uni­do. ¿Có­mo res­pon­de­mos a es­tas cues­tio­nes? Ha­ce fal­ta mas gas­to pú­bli­co en las re­gio­nes atra­sa­das. Me­nos im­pues­tos tam­bién. ¿Por qué hay una sa­li­da ne­ta de jó­ve­nes bri­tá­ni­cos de ca­da ciu­dad me­nos Londres y Bris­tol? Londres no pue­de do­mi­nar la economía co­mo aho­ra. Ne­ce­si­ta­mos una po­lí­ti­ca re­gio­nal. Tie­ne que ha­ber des­cen­tra­li­za­ción y más de­mo­cra­cia lo­cal. Hay una ne­ce­si­dad fuer­te de más in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ras ., es­cue­las, hos­pi­ta­les... ¿Es­co­cia se mar­cha­rá? Es­co­cia se be­ne­fi­cia de una trans­fe­ren­cia fis­cal enor­me des­de Londres ¿Bru­se­las ha­ría lo mis­mo? Lo du­do. Si no ¿po­drían los es­co­ce­ses di­ver­si­fi­car su economía pa­ra que sea me­nos de­pen­dien­te del pe­tró­leo? Si ellos quie­ren es su de­ci­sión, por­que igual que con el Bre­xit es­ta­mos ha­blan­do de la ca­pa­ci­dad de con­tro­lar nues­tro pro­pio des­tino.

Las agencias de ra­ting no sir­ven ya pa­ra na­da. Pe­ro por al­gún mo­ti­vo ex­tra­ño, aun se las to­ma en se­rio

JE­REMY SUTTON-HIBBERT / GETTY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.