Cla­se C al descubierto

La Vanguardia - Dinero - - COCHE DE LA SEMANA -

sor­pren­de la po­ca di­fe­ren­cia exis­ten­te en­tre el nue­vo Ca­brio y el Coupé. Y prue­ba de su es­tu­dia­do di­se­ño ae­ro­di­ná­mi­co es que se pue­de man­te­ner una con­ver­sa­ción con el co­che des­ta­pa­do, de pi­lo­to a co­pi­lo­to, sin ne­ce­si­dad de gri­tar cir­cu­lan­do a 120 km/h.

La ope­ra­ción de ple­ga­do o des­ple­ga­do del te­cho de lo­na se lle­va a ca­bo de for­ma to­tal­men­te au­to­má­ti­ca y pue­de ha­cer­se en mar­cha siem­pre y cuan­do no se so­bre­pa­sen los 50 km/h. To­do en 20 se­gun­dos, sin ne­ce­si­dad de de­te­ner­se, por ejem­plo, en ca­so de que em­pie­ce a llo­ver. Ade­más, la po­li­va­len­cia de uso del nue­vo Cla­se C Ca­brio queda ma­ni­fies­ta con la ca­pa­ci­dad de car­ga del ma­le­te­ro, que os­ci­la en­tre 285 y 360 li­tros en fun­ción de si la ca­po­ta está pues­ta o no. Pa­ra re­du­cir el efec­to del ai­re, las tur­bu­len­cias que se ge­ne­ran en las pla­zas de­lan­te­ras del ha­bi­tácu­lo, Mer­ce­des ha di­se­ña­do un de­flec­tor ae­ro­di­ná­mi­co que se co­lo­ca de­trás de los asien­tos de­lan­te­ros.

Res­pec­to a la me­cá­ni­ca, Mer­ce­des ofre­ce de ini­cio una am­plia ga­ma de mo­to­res de ga­so­li­na, mien­tras que en dié­sel so­lo hay dos va­rian­tes: el 220d de 170 CV y el 250d de 204 CV. Tra­di­cio­nal­men­te más de­man­da­dos pa­ra es­te ti­po de au­to­mó­vil lú­di­co, la ofer­ta de mo­to­res de ga­so­li­na arran­ca con el C 180 de 156 CV y lle­ga has­ta el C 400 de 333 ca­ba­llos, al que hay que aña­dir una va­rian­te con el se­llo de­por­ti­vo AMG cu­ya po­ten­cia al­can­za los 367 CV en el ca­so del C43. Tam­bién hay un C63 AMG (476 CV) y un C63 AMG (510 CV).

En to­da la ga­ma se ofre­ce el cam­bio 9G-tro­nic de nue­ve mar­chas, de se­rie en la ma­yor par­te de las ver­sio­nes y op­cio­nal en las de ac­ce­so, aun­que la mar­ca no ha con­fir­ma­do las ver­sio­nes que ofre­cen de se­rie el cam­bio ma­nual. Y tam­bién, por su­pues­to, la trac­ción 4 Ma­tic, que for­ma par­te del equi­pa­mien­to de se­rie en las ver­sio­nes más po­ten­tes, pero que se ofre­ce co­mo una op­ción en el res­to de la ga­ma. Y co­mo en los mo­de­los des­ca­po­ta­bles de la Cla­se EyS, el C Ca­brio dis­po­ne op­cio­nal­men­te de dos sis­te­mas idea­dos especialmente pa­ra que el dis­fru­te de la con­duc­ción no se li­mi­te a las épo­cas de buen tiem­po. Así, el Air­cap, un pa­ra­vien­tos eléc­tri­co que se des­plie­ga so­bre el te­cho, fun­cio­na en com­bi­na­ción con el ci­ta­do de­flec­tor. Y pa­ra crear una tem­pe­ra­tu­ra agra­da­ble en in­vierno al­re­de­dor del cue­llo, a mo­do de bu­fan­da, el sis­te­ma Airs­carf emi­te ai­re ca­lien­te por la zo­na del re­po­sa­ca­be­zas e in­vi­ta así a uti­li­zar el ca­brio in­clu­so cuan­do las tem­pe­ra­tu­ras des­cien­den de mo­do con­si­de­ra­ble.

Tec­no­lo­gía In­te­lli­gent Dri­ve con sen­so­res de ra­dar, cá­ma­ras y dis­po­si­ti­vos de ayu­da al con­duc­tor

Mer­ce­des ha op­ta­do por la lo­na de to­da la vi­da, to­do un gui­ño al buen gus­to de la mar­ca

El di­se­ño ae­ro­di­ná­mi­co per­mi­te con­ver­sar a 120 km/h sin ne­ce­si­dad de te­ner que al­zar la voz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.