Ele­gan­te, re­fi­na­do y ver­sá­til

Con un ren­di­mien­to su­bli­me gra­cias a su mo­tor V12 de 690 CV, el su­ce­sor del FF lle­va el con­cep­to de Gran Tu­ris­mo con cua­tro asien­tos a otro ni­vel

La Vanguardia - Dinero - - COCHE DE LA SEMANA - Da­niel Balcells

Di­se­ña­do pa­ra clien­tes que bus­can ex­pe­ri­men­tar –so­los o en com­pa­ñía de tres afor­tu­na­dos ocu­pan­tes– la emo­ción de con­du­cir un Fe­rra­ri a dia­rio. Es­ta es la fi­na­li­dad úl­ti­ma del mo­de­lo más ver­sá­til de la firma del ca­va­llino ram­pan­te, el nue­vo GTC4Lus­so, un Gran Tu­ris­mo po­ten­te y pres­ta­cio­nal que no re­nun­cia al con­fort in­te­rior y a la ele­gan­cia deportiva. Evo­lu­cio­na­do y per­fec­cio­na­do pa­ra adap­tar­se a ca­da mo­men­to y lu­gar, ya sean via­jes cor­tos o lar­gos, con in­de­pen­den­cia de la ru­ta o el tra­yec­to, por ca­rre­te­ras de mon­ta­ña ne­va­das, au­to­pis­tas o ciu­dad, el GTC4Lus­so se ins­pi­ra en al­gu­nos de sus más ilus­tres pre­de­ce­so­res, co­mo el 330 GTC, su ge­me­lo el 330 GT 2+2 (uno de los fa­vo­ri­tos de En­zo Fe­rra­ri), y el 250 GT Ber­li­net­ta Lus­so, que aún hoy re­pre­sen­ta una com­bi­na­ción sin igual de ele­gan­cia y al­tas pres­ta­cio­nes.

Con­ser­va de su an­te­ce­sor, el FF, ese ca­rác­ter de Fe­rra­ri di­fe­ren­te, más prác­ti­co y en cier­to mo­do al­go aven­tu­re­ro por su trac­ción in­te­gral. Sus pro­pie­ta­rios –10 años más jó­ve­nes que la me­dia de la mar­ca– lo so­me­ten a con­di­cio­nes de uso más ex­tre­mas e in­ten­si­vas, rea­li­zan un 50% más de km que el res­to de usua­rios de los de­por­ti­vos ita­lia­nos y el 60% de sus via­jes son con cua­tro pa­sa­je­ros. Por eso, pa­ra aten­der me­jor las exi­gen­cias de es­ta sin­gu­lar ti­po­lo­gía de fe­rra­ris­tas, los res­pon­sa­bles de Ma­ra­ne­llo han acen­tua­do su per­so­na­li­dad mul­ti­fa­cé­ti­ca has­ta lo­grar un equi­li­brio úni­co en­tre ra­zón y pa­sión. De­ta­lles im­pe­ca­bles Con lí­neas di­ná­mi­ca­men­te es­cul­pi­das, el di­se­ño del GTC4 per­si­gue crear ex­pe­rien­cias tác­ti­les

Se ins­pi­ra en al­gu­nos de sus pre­de­ce­so­res, el 330 GTC, el 330 GT 2+2 y el 250 GT Ber­li­net­ta Lus­so Con­ser­va de su an­te­ce­sor, el FF, ese ca­rác­ter de Fe­rra­ri di­fe­ren­te, más prác­ti­co y al­go aven­tu­re­ro

y vi­sua­les emo­cio­nan­tes po­ten­cian­do su ele­gan­cia. Pa­ra ello los di­se­ña­do­res han re­ba­ja­do la al­tu­ra tra­se­ra sin re­du­cir el es­pa­cio in­te­rior y man­te­nien­do su es­cul­tu­ral es­ti­lo shoo­ting break. En el fron­tal emplea un es­que­ma de ba­se pi­ra­midal, am­plio y ba­jo, que le otor­ga fuer­za y agre­si­vi­dad, con una mi­ra­da pe­ne­tran­te. Pa­ra la tra­se­ra el fa­bri­can­te trans­al­pino re­cu­pe­ra los pi­lo­tos ge­me­los, sello in­con­fun­di­ble de Fe­rra­ri. El re­cur­so del do­ble fa­ro pos­te­rior, jun­to con unos hom­bros pro­mi­nen­tes, en­san­cha y

asien­ta vi­sual­men­te el co­che so­bre la ca­rre­te­ra. Y co­mo que com­pra­mos el ex­te­rior pe­ro vi­vi­mos el in­te­rior, Fe­rra­ri ha dis­pues­to un ha­bi­tácu­lo fle­xi­ble y con­for­ta­ble pa­ra cua­tro, con +16 mm pa­ra las pier­nas de los ocu­pan­tes tra­se­ros y un ma­le­te­ro de 450 has­ta 800 li­tros de ca­pa­ci­dad.

En­tre las no­ve­da­des in­te­rio­res des­ta­ca el Dual Cock­pit, un dis­play tác­til de 9 pul­ga­das en la zo­na del acom­pa­ñan­te pa­ra que de­je de ser pa­sa­je­ro y se con­vier­ta en co­pi­lo­to, vi­sua­li­zan­do y mo­di­fi­can­do al­gu­nos pa­rá­me­tros del vehícu­lo (na­ve­ga­ción, mul­ti­me­dia...). Tam­bién son nue­vos el vo­lan­te, con el icó­ni­co ma­net­tino, los man­dos de los in­ter­mi­ten­tes y los lim­pias –aho­ra más in­tui­ti­vos– y la ins­tru­men­ta­ción, con una pan­ta­lla cen­tral Full led de 10,2” con Split View y co­nec­ti­vi­dad Ap­ple Car Play.

Pres­ta­cio­nes ex­tra­or­di­na­rias

La mar­ca del ca­va­llino acu­mu­la 40 años de tra­di­ción y ex­pe­rien­cia en la fa­bri­ca­ción de mo­to­res V12. Ba­sa­do en el del FF y con 6,2 li­tros de cu­bi­ca­je, el blo­que at­mos­fé­ri­co del GTC4 se be­ne­fi­cia del in­gen­te ba­ga­je me­cá­ni­co de Fe­rra­ri y desa­rro­lla 690 CV (30 CV más has­ta al­can­zar los 110 CV/li­tro) a 8.250 rpm. Con el 80% de su par mo­tor (na­da me­nos que 697 Nm) dis­po­ni­ble des­de 1.750 rpm y aso­cia­do a una me­teó­ri­ca trans­mi­sión au­to­má­ti­ca de do­ble em­bra­gue F1 de 7 mar­chas ace­le­ra sin fin de 0 a 100 en só­lo 3,4 se­gun­dos y alcanza los 335 km/h de ve­lo­ci­dad pun­ta. Su sis­te­ma de es­ca­pe 6 en 1 adap­ta el so­ni­do, siem­pre har­mo­nio­so, al ti­po de con­duc­ción des­ple­ga­da. Así, su es­ti­mu­lan­te mu­si­ca­li­dad es dis­cre­ta en ciu­dad y en con­tex­tos GT, pe­ro se en­ri­que­ce vio­len­ta­men­te has­ta ge­ne­rar un es­tre­me­ce­dor au­lli­do en con­duc­ción deportiva gra­cias a la vál­vu­la de es­ca­pe ti­po by-pass, siem­pre abier­ta por en­ci­ma de 4.000 rpm y a par­tir del 40% de pre­sión so­bre el pe­dal del gas.

Con 1.920 kg en or­den de mar­cha y una dis­tri­bu­ción de pe­sos del 47% de­lan­te y el 53% de­trás, el GTC4 es el pri­mer Fe­rra­ri en em­plear un efi­caz y no­ve­do­so sis­te­ma de cua­tro rue­das mo­tri­ces –que pue­de en­viar has­ta el 90% del par de trac­ción a las de­lan­te­ras– en com­bi­na­ción con un eje tra­se­ro di­rec­cio­nal (que gi­ra le­ve­men­te las rue­das tra­se­ras en sen­ti­do opues­to a las de­lan­te­ras, o en el mis­mo, se­gún la ve­lo­ci­dad) pa­ra me­jo­rar la se­gu­ri­dad, la agi­li­dad, la es­ta­bi­li­dad y la di­rec­cio­na­li­dad. El GTC4Lus­so es­ta­rá dis­po­ni­ble a par­tir de sep­tiem­bre des­de 302.508 eu­ros.

MÁS

To­do en uno Es el co­che to­tal. Qui­zá es el me­nos Fe­rra­ri de to­dos (4 pla­zas, 4x4...) pe­ro es el más com­ple­to: lo tie­ne to­do.

Be­lle­za Su be­lle­za es­té­ti­ca es in­cues­tio­na­ble. El so­ni­do del mo­tor es mú­si­ca ce­les­tial y su po­ten­cia es desor­bi­ta­da.

En el in­te­rior, má­xi­mo lu­jo: el plás­ti­co no se acep­ta; Fe­rra­ri só­lo emplea ma­te­ria­les no­bles

El sis­te­ma 4RM-S se ha di­se­ña­do pa­ra in­cre­men­tar las pres­ta­cio­nes di­ná­mi­cas y la di­ver­sión

ME­NOS

Pre­cio Por 300.000 eu­ros, me­jor dis­fru­tar de tres su­per­co­ches dis­tin­tos: un SUV, una ber­li­na y un ca­brio, por ejem­plo.

Au­to­no­mía Pe­se a su de­pó­si­to de más de 90 li­tros, con una me­dia su­pe­rior a 15 li­tros (real de 25 o 30 li­tros) es di­fí­cil via­jar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.