Di­se­ño re­no­va­do y mo­to­res más po­ten­tes

La nue­va ga­ma Abarth 595 ofre­ce tres ni­ve­les de aca­ba­do, equi­pa­mien­to y po­ten­cia del mo­tor, con 145, 165 y 180 CV

La Vanguardia - Dinero - - MOTOR - Da­niel Bal­cells

Dis­po­ni­ble en ver­sión ce­rra­da o con­ver­ti­ble (C), la evo­lu­ción del 500 Abarth de 2008 es el nue­vo 595, que res­pon­de al cam­bio de ca­rro­ce­ría a co­me­ti­do re­cien­te­men­te en el Fiat 500. In­clu­ye, ade­más de un di­se­ño re­no­va­do, mo­to­res más po­ten­tes, un equi­pa­mien­to más am­plio e in­nu­me­ra­bles in­no­va­cio­nes, mu­chas de ellas re­ser­va­das a su­per­co­ches de seg­men­tos su­pe­rio­res y de­ri­va­das de la ex­pe­rien­cia ad­qui­ri­da con el desa­rro­llo del 695 Bi­pos­to, un bi­pla­za de ca­lle con es­pí­ri­tu de com­pe­ti­ción. Ren­di­mien­to, tec­no­lo­gía, y un di­se­ño em­ble­má­ti­co tí­pi­ca­men­te ita­liano son al­gu­nos de los ras­gos de iden­ti­dad del di­mi­nu­to y tra­vie­so de­por­ti­vo de la mar­ca del escorpión.

Con tres ni­ve­les de aca­ba­do (595, 595 Tu­ris­mo y 595 Com­pe­ti­zio­ne), la pri­me­ra ver­sión, sin­gu­lar y más ase­qui­ble –des­de 18.370 eu­ros–, es el mo­de­lo bá­si­co que ga­ran­ti­za pla­cer de con­duc­ción y má­xi­mo dis­fru­te al vo­lan­te pa­ra un pú­bli­co ya exi­gen­te. Las va­rian­tes Tu­ris­mo y Com­pe­ti­zio­ne son la ex­pre­sión de otros ras­gos dis­tin­ti­vos de la fir­ma fun­da­da por Car­lo Abarth. La pri­me­ra –que cues­ta 22.150 eu­ros– re­fle­ja los va­lo­res clá­si­cos de los GTs ita­lia­nos, con di­men­sio­nes com­pac­tas, equi­pa­mien­to com­ple­to y des­ta­ca­bles pres­ta­cio­nes. La se­gun­da, más pu­ris­ta y con un pre­cio a par­tir de 24.950 eu­ros, es­tá di­se­ña­da pa­ra con­duc­to­res cua­li­fi­ca­dos y en­tu­sias­tas del ren­di­mien­to y la de­por­ti­vi­dad sin con­ce­sio­nes.

Una de las prin­ci­pa­les no­ve­da­des es la ma­yor po­ten­cia del mo­tor 1.4 T-jet, con tres ni­ve­les de ren­di­mien­to: 145 CV y 206 Nm de par má­xi­mo en el 595; 165 CV y 230 Nm en el Tu­ris­mo, y 180 CV y 250 Nmen el Com­pe­ti­zio­ne. To­das las va­rian­tes van aso­cia­das de se­rie a una ca­ja de cam­bios ma­nual de cin­co ve­lo­ci­da­des, pe­ro es po­si­ble ins­ta­lar un cam­bio se­cuen­cial ro­bo­ti­za­do Abarth con le­vas tras el vo­lan­te en op­ción.

La ver­sión in­ter­me­dia ya mues­tra unas se­rias cre­den­cia­les de­por­ti­vas, con com­po­nen­tes de pri­mer ni­vel co­mo una tur­bi­na Ga­rrett, llan­tas de 17 pul­ga­das y asien­tos de piel de se­rie. Pe­ro es el aca­ba­do más ra­cing el que ver­da­de­ra­men­te im­pre­sio­na por sus cua­li­da­des di­ná­mi­cas y por un es- ti­lo abier­ta­men­te de ca­rre­ras. Ca­paz de a ce­le­rar de 0 a 100 en 6,7 se­gun­dos gra­cias a un blo­que que al­can­za una po­ten­cia es­pe­cí­fi­ca de 132 CV/li­tro, cuen­ta con un equi­po de fre­nos so­bre­di­men­sio­na­dos Brem­bo con dis­cos de­lan­te­ros flo­tan­tes y pin­zas dea­lu­mi­nio fi­jas de cua­tro pis­to­nes, sus­pen­sión Ko­ni, es­ca­pe Re­cord Mon­za de al­to ren­di­mien­to con tec­no­lo­gía Dual Mo­de y vál­vu­la ac­ti­va, y asien­tos ti­po bac­quet Abarth Cor­sa by Sa­belt de se­rie con es­truc­tu­ra de car­bono y ta­pi­za­dos en piel y al­can­ta­ra, así co­mo pro­yec­to­res de des­car­ga xe­nón. Ade­más, el Com­pe­ti­zio­ne es el úni­co au­to­mó­vil de su seg­men­to que pue­de equi­par­se ba­jo pe­di­do con un diferencial au­to­blo­can­te de des­li­za­mien­to li­mi­ta­do me­cá­ni­co que le pro­por­cio­na un com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co ex­cep­cio­nal­men­te ágil.

El aca­ba­do más ‘ra­cing’ es el que en ver­dad im­pre­sio­na más por su es­ti­lo de ca­rre­ras

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.