El vehícu­lo es eléc­tri­co al cien por cien, si­len­cio­so y, por tan­to, con ce­ro emi­sio­nes

La Vanguardia - Dinero - - RELATOS -

Río de Ja­nei­ro, en el cir­cui­to de Gua­pi­mi­rim, tu­vo lu­gar la pre­sen­ta­ción de un pro­to­ti­po fu­tu­ris­ta de tres pla­zas que al­gu­nos pe­rio­dis­tas pu­die­ron tes­tar. Le­jos del mun­da­nal rui­do y del tra­sie­go olím­pi­co la pri­me­ra vi­sión del vehícu­lo, apo­da­do no por ca­sua­li­dad Bli­deG­li­der, an­ti­ci­pa­ba es­truen­do. Una sen­sa­ción en­ga­ño­sa. El vehícu­lo es eléc­tri­co al cien por cien, si­len­cio­so y con ce­ro emi­sio­nes por tan­to. El di­se­ño, re­vo­lu­cio­na­rio, en­tra por los ojos, has­ta el pun­to que ce­rrán­do­los uno se ima­gi­na des­pe­gan­do del sue­lo al arran­car. To­do lle­ga­rá.

El con­duc­tor se si­túa en la par­te de­lan­te­ra en so­li­ta­rio, sen­ta­do en la pun­ta de fle­cha que di­bu­ja la for­ma del vehícu­lo, que­dan­do en la hi­le­ra de de­trás dos asien­tos er­go­nó­mi­cos pa­ra los acom­pa­ñan­tes. El co­che em­pie­za a ro­dar y en se­gui­da se co­rro­bo­ra que sus anun­cia­das pres­ta­cio­nes son reales y no cien­cia fic­ción: los mo­de­los de de­mos­tra­ción su­pe­ran los 190 ki­ló­me­tros por ho­ra, con una ace­le­ra­ción de 0 a 100 km/h en me­nos de 5 se­gun­dos. La trac­ción tra­se­ra es su­mi­nis­tra­da por dos mo­to­res eléc­tri­cos de 130 KW, uno pa­ra ca­da rue­da, mien­tras que la po­ten­cia se ob­tie­ne a tra­vés de una ba­te­ría de io­nes de li­tio de 220 KW.

Al in­te­rior del Bli­deG­li­der se ac­ce­de a tra­vés de un par de puer­tas de ar­ti­cu­la­ción pos­te­rior en án­gu­lo le­ve­men­te ver­ti­cal que aña­den so­fis­ti­ca­ción a la ex­pe­rien­cia. La vi­si­bi­li­dad es to­tal por­que el te­cho es trans­pa­ren­te, a la vez que re­for­za­do con una es­truc­tu­ra de pro­tec­ción an­ti­vuel­co in­te­gra­da. Una vez em­pie­za la fies­ta y ru­ge (con per­dón) el mo­tor, el cuer­po de los pa­sa­je­ros se mue­ve al com­pás del tra­za­do del cir­cui­to, ha­cia atrás cuan­do el pi­lo­to aprie­ta el ace­le­ra­dor, pe­ro sin ape­nas ba­lan­ceo en las cur­vas, to­ma­das de for­ma con­tun­den­te sin que el co­che de­rra­pe lo más mí­ni­mo pe­se a la ve­lo­ci­dad. El cin­tu­rón de se­gu­ri­dad de cua­tro pun­tos pa­ra los tres ocu­pan­tes es clave pa­ra que se im­pon­ga esa sen­sa­ción de se­gu­ri­dad y es­ta­bi­li­dad. Con­tri­bu­ye tam­bién cla­ra­men­te en ese se­gun­do ob­je­ti­vo el he­cho de que la vía tra­se­ra del co­che sea más an­cha.

“Nis­san cree que los aman­tes de es­te ti­po de vehícu­los es­tán desean­do un fu­tu­ro de ce­ro emi­sio­nes, y el Bli­deG­li­der es la me­jor de­mos­tra­ción de que es­te fu­tu­ro ya es­tá aquí”, ma­ni­fes­tó Car­los Ghosn, pre­si­den­te y Chief Exe­cu­ti­ve Of­fi­cer de Nis­san Mo­tor.

Más allá de pro­yec­tar­se en el fu­tu­ro y ofre­cer al­gún an­ti­ci­po de có­mo nos tras­la­da­re­mos por

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.