El ‘ca­te­gory ki­ller’ de to­das las ca­te­go­rías

Ama­zon No hay sec­tor de con­su­mo o in­dus­tria cul­tu­ral que duer­ma tran­qui­lo an­te su avan­ce im­pa­ra­ble. Ama­zon lo ven­de to­do.

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Ain­tza­ne Gas­te­si

Se­gún una en­cues­ta re­cien­te pu­bli­ca­da por Bloomberg, más del 50% de los con­su­mi­do­res es­ta­dou­ni­den­ses uti­li­zan Ama­zon co­mo pri­me­ra op­ción pa­ra bus­car un pro­duc­to en in­ter­net. Por en­ci­ma de bus­ca­do­res co­mo Goo­gle o Yahoo y tam­bién su­peran­do a los gran­des dis­tri­bui­do­res co­mo Wall-Mart, ac­tual­men­te vol­ca­dos en el co­mer­cio online. Ya mo­les­ta a Net­flix pro­du­cien­do sus pro­pias se­ries de te­le­vi­sión. Y con su pró­xi­mo pro­yec­to, un ser­vi­cio de mú­si­ca en strea­ming, com­pe­ti­rá di­rec­ta­men­te con Spo­tify o Ap­ple Mu­sic. To­do ca­be en Ama­zon, que se ha con­ver­ti­do en la gran su­per­fi­cie co­mer­cial de oc­ci­den­te. Su ca­tá­lo­go es in­fi­ni­to y si­gue cre­cien­do.

Pe­ro su gran fuen­te de cre­ci­mien­to –en el se­gun­do tri­mes­tre sus in­gre­sos se dis­pa­ra­ron un 31% has­ta los 27.500 mi­llo­nes de eu­ros– es el in­cre­men­to de suscripciones de su pro­gra­ma Pre­mium, que por una cuo­ta anual (de 19,95 en Es­pa­ña) ofre­ce ser­vi­cios ex­clu­si­vos co­mo en­tre­gas rá­pi­das y gra­tui­tas de los pe­di­dos. En EE.UU. (por 99 dó­la­res) ofre­ce ade­más un com­ple­to ca­tá­lo­go de pe­lí­cu­las, se­ries y mú­si­ca. Aun­que la fir­ma no ha­ce pú­bli­cos los nú­me­ros de sus sus­crip­to­res, la con­sul­to­ra Con­su­mer In­te­lli­gen­ce Re­search Part­ners ci­fra en 54 mi­llo­nes los abo­na­dos al ser­vi­cio de pa­go de Ama­zon. Acos­tum­bra­da a pre­sen­tar pér­di­das año tras año, gra­cias a los clien­tes Pre­mium en 2015 sor­pren­dió a sus in­ver­so­res con un be­ne­fi­cio de 83,7 mi­llo­nes de eu­ros fren­te a un ne­ga­ti­vo de 126 mi­llo­nes en el mis­mo pe­rio­do de 2014. Es­te año, en el mis­mo pe­rio­do as­cen­die­ron a 773 mi­llo­nes de eu­ros.

Pa­ra el fu­tu­ro, la com­pa­ñía es­tá pre­pa­ran­do el lan­za­mien­to en Es­ta­dos Uni­dos una sus­crip­ción men­sual que cos­ta­rá 10 dó­la­res pa­ra te­ner ac­ce­so a sus con­te­ni­dos au­dio­vi­sua­les, un ser­vi­cio que tam­bién se es­pe­cu­la que lle­ga­rá a Eu­ro­pa en un fu­tu­ro no muy le­jano y con el que la fir­ma pre­ten­de com­pe­tir con Net­flix y otras pla­ta­for­mas de strea­ming de ví­deo. Pe­ro el úl­ti­mo re­to de la com­pa­ñía fun­da­da por Be­zos es “me­ter­se en ca­sa de los con­su­mi­do­res” a tra­vés del strea­ming de mú­si­ca y su pro­gra­ma Echo, un dis­po­si­ti­vo do­més­ti­co que per­mi­te a sus usua­rios ele­gir las can­cio­nes y los gru­pos, pe­ro tam­bién re­ci­bir in­for­ma­ción, or­ga­ni­zar ho­ra­rios y rea­li­zar com­pras online so­la­men­te con la voz.

En Es­pa­ña, el gi­gan­te del co­mer­cio elec­tró­ni­co im­plan­tó su ser­vi­cio de en­tre­gas rá­pi­das Pri­me Now en Ma­drid, que per­mi­te a los con­su­mi­do­res Pre­mium re­ci­bir más de 18.000 pro­duc­tos en un pla­zo de dos ho­ras. El ser­vi­cio es­tá pen­sa­do es­pe­cial­men­te pa­ra im­pul­sar las ven­tas del sec­tor de ali­men­ta­ción, una de las apuestas en el mer­ca­do es­pa­ñol. Los pla­nes del gi­gan­te del e-com­mer­ce con­tem­plan una nue­va pla­ta­for­ma lo­gís­ti­ca en Bar­ce­lo­na con una in­ver­sión de 200 mi­llo­nes de eu­ros que tam­bién abri­rá la ca­pi­tal ca­ta­la­na a nue­vos ser­vi­cios de la com­pa­ñía.

BLOOMBERG

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.