La elec­ción de los ma­te­ria­les y pro­duc­tos por su sos­te­ni­bi­li­dad se es­tá con­vir­tien­do en un ofi­cio en sí mis­mo

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS -

Has­ta el ini­cio de la re­cien­te cri­sis eco­nó­mi­ca e in­mo­bi­lia­ria, la cons­truc­ción era uno de los sec­tor que peo­res no­tas sa­ca­ban en ma­te­ria am­bien­tal (ge­ne­ra­ción de re­si­duos, con­su­mo ener­gé­ti­co, emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro...). La caí­da de la obra nue­va y el ac­tual cam­bio de ten­den­cia ge­ne­ra­li­za­do ha­cia una eco­no­mía más sos­te­ni­ble ha su­pues­to una evo­lu­ción para el sec­tor, que es­tá vien­do flo­re­cer im­por­tan­tes ni­chos de ne­go­cio y nue­vas es­pe­cia­li­da­des pro­fe­sio­na­les.

Son va­rios los fac­to­res que han con­tri­bui­do a es­te cam­bio. Jor­di Ma­rrot, de la uni­dad de reha­bi­li­ta­ción y me­dio am­bien­te del Col·le­gi d’Apa­re­lla­dors de Bar­ce­lo­na, ex­pli­ca que­se­de­be, en­par­te, a los cam­bios nor­ma­ti­vos im­pul­sa­dos prin­ci­pal­men­te des­de la Unión Eu­ro­pea en ma­te­ria de re­no­va­bles y con­su­mo ener­gé­ti­co de los edi­fi­cios, las ma­yor con­cien­cia­ción de la so­cie­dad de­bi­do a las ca­da vez más vi­si­bles con­se­cuen­cias del cam­bio cli­má­ti­co y al im­pul­so del que se co­no­ce co­mo eco­no­mía cir­cu­lar.

La apues­ta ac­tual se de­can­ta, en ma­yor me­di­da, por la re­no­va­ción y man­te­ni­mien­to de los edi­fi­cios, una apues­ta más acor­de con la eco­no­mía cir­cu­lar, que tra­ta de mi­ni­mi­zar tan­to la ge­ne­ra­ción de re­si­duos co­mo la subs­trac­ción de re­cur­sos nue­vos. “Es ne­ce­sa­rio alar­gar la vi­da de los edi­fi­cios ya exis­ten­tes, me­jo­rán­do­los, así co­mo fo­men­tar la re­uti­li­za­ción y el re­ci­cla­je de ma­te­ria­les”, se­ña­la Ma­rrot.

El pro­ble­ma de los re­si­duos de la cons­truc­ción no es un te­ma me­nor. En Ca­ta­lun­ya se pro­du­cen en­tre 2 y 3 ki­los de re­si­duos de cons­truc­ción por per­so­na y día, y al­gu­nos de es­tos re­si­duos son tó- xi­cos y pe­li­gro­sos. Y la in­men­sa ma­yo­ría no se re­ci­clan. “Es­ta­mos por de­ba­jo del 5%, in­cum­plien­do to­dos los ob­je­ti­vos eu­ro­peos”, de­nun­cia el ex­per­to. De­bi­do al ba­jo ni­vel de par­ti­da, el de las ges­tión de re­si­duos es, pre­ci­sa­men­te, uno de los sub­sec­to­res que ma­yo­res opor­tu­ni­da­des pre­sen­ta.

Otro ni­cho de mer­ca­do cre­cien-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.