¿Y si el vehícu­lo no tie­ne chó­fer?

La Vanguardia - Dinero - - INPUT - Gian­lu­ca Pis­co­po

Aun­que su uso aún es mi­no­ri­ta­rio y se re­du­ce a de­ter­mi­na­das prue­bas o ex­pe­rien­cias pi­lo­tos muy li­mi­ta­das, los co­ches au­tó­no­mos ya son una reali­dad. En con­se­cuen­cia, em­pie­zan a sur­gir las pri­me­ras cues­tio­nes re­la­ti­vas a la ges­tión so­bre la res­pon­sa­bi­li­dad de es­tos vehícu­los y los ries­gos que plan­tean. La im­plan­ta­ción de un sis­te­ma de au­to­mo­ción re­du­ci­ría con­si­de­ra­ble­men­te el nú­me­ro de si­nies­tros, pe­ro se ha­ce evi­den­te que no se po­drán eli­mi­nar al 100%.

Los pri­me­ros ac­ci­den­tes con co­ches au­tó­no­mos han arro­ja­do al­gu­nas du­das so­bre quién de­be asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad en el ca­so de un si­nies­tro y có­mo se pue­den ase­gu­rar los po­si­bles ries­gos. ¿Es res­pon­sa­ble el pro­pie­ta­rio del vehícu­lo, cu­yo fa­bri­can­te le ase­gu­ra la má­xi­ma fia­bi­li­dad y se­gu­ri­dad an­te cual­quier im­pre­vis­to? ¿De­be asu­mir el fa­bri­can­te un po­si­ble error en los sis­te­mas de se­gu­ri­dad del vehícu­lo?

Los co­ches sin con­duc­tor trae­rán con­si­go una nue­va ten­den­cia en el mo­de­lo de pro­pie­dad. La gen­te bus­ca­rá so­lu­cio­nes de mo­vi­li­dad y qui­zás ya no ha­ga fal­ta dis­po­ner de un vehícu­lo pro­pio.

Pro­ba­ble­men­te la pro­pie­dad pri­va­da dis­mi­nui­rá y se irá ex­ten­dien­do el concepto de eco­no­mía com­par­ti­da, que todavía tie­ne que cre­cer más, me­dian­te so­lu­cio­nes de ren­ting a cor­to o me­dio pla­zo por ho­ras o ser­vi­cios. El pro­pie­ta­rio de es­tos vehícu­los ya no se­rá ne­ce­sa­ria­men­te una per­so­na fí­si­ca, ca­da vez más se­rán em­pre­sas, y se ase­gu­ra­rán las flo­tas más que co­ches par­ti­cu­la­res.

Por tan­to, si un vehícu­lo au­tó­no­mo cau­sa da­ños a per­so­nas o bie­nes, se de­be­rá re­cla­mar con­tra el pro­pie­ta­rio del mis­mo, que no se­rá pro­ba­ble­men­te el con­duc­tor, y las co­ber­tu­ras de­be­rán ser más pa­re­ci­das a un se­gu­ro de Res­pon­sa­bi­li­dad Ci­vil.

Las com­pa­ñías ase­gu­ra­do­ras de­be­mos asu­mir los re­tos que nos plan­tean las in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas, ana­li­zar su im­pac­to y sus ries­gos, pa­ra po­der re­co­men­dar las es­tra­te­gias más ade­cua­das y dar res­pues­ta a las nue­vas ne­ce­si­da­des que sur­jan. Ya en el 2014, en Zu­rich Se­gu­ros crea­mos un gru­po de tra­ba­jo pa­ra ana­li­zar el desa­rro­llo e im­ple­men­ta­ción de los co­ches sin con­duc­tor. Tam­bién co­la­bo­ra­mos con la Co­mi­sión Eu­ro­pea, jun­to a otras em­pre­sas del ám­bi­to au­to­mo­vi­lís­ti­co, pa­ra eva­luar as­pec­tos co­mo la re­duc­ción de la si­nies­tra­li­dad, la res­pon­sa­bi­li­dad ha­cia el fa­bri­can­te, la so­fis­ti­ca­ción en el cálcu­lo del pre­cio y los nue­vos ca­na­les de dis­tri­bu­ción.

Es­ta­mos an­te un mo­men­to cla­ve de la evo­lu­ción de es­te sec­tor; hay que sa­ber adap­tar­se al clien­te y sus ne­ce­si­da­des fu­tu­ras, tan­to las per­so­nas co­mo las em­pre­sas, y es ahí don­de una com­pa­ñía ase­gu­ra­do­ra glo­bal asu­me un re­to úni­co pa­ra ofre­cer lo me­jor de sí y lo que me­jor sa­be ha­cer: ana­li­zar ries­gos, adap­tar­se a ellos y ofre­cer la me­jor co­ber­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.