Key­nes co­no­ce a Dar­win

La or­to­do­xia eco­nó­mi­ca es­tá pos­tra­da; Gar­cía An­drés cree que las ba­ses pa­ra el cam­bio ya es­tán aquí

La Vanguardia - Dinero - - LIBROS - Jus­to Ba­rran­co

La eco­no­mía ac­tual aún be­be de la vi­sión de la an­ti­gua fí­si­ca me­ca­ni­cis­ta del si­glo XIX

“¿Por qué na­die vio ve­nir la cri­sis?”, pre­gun­tó la rei­na de In­gla­te­rra en la Lon­don School of Eco­no­mics en el 2008. En ese mo­men­to, la or­to­do­xia eco­nó­mi­ca estaba des­co­lo­ca­da an­te la vi­ru­len­ta lle­ga­da de la Gran Re­ce­sión. Y, de he­cho, lo que si­guió pa­ra fre­nar­la fue una lis­ta de me­di­das com­ple­ta­men­te he­te­ro­do­xas. En cual­quier otra cien­cia, se­ña­la Gonzalo Gar­cía An­drés en su su­ge­ren­te en­sa­yo Por un cam­bio en la eco­no­mía, una fa­lla tan enor­me en­tre la reali­dad y la teo­ría pro­vo­ca­ría una re­vo­lu­ción. El hom­bre que se ocu­pó de la ges­tión de la deu­da pú­bli­ca es­pa­ño­la tras el es­ta­lli­do de la cri­sis fi­nan­cie­ra glo­bal cree que la eco­no­mía ne­ce­si­ta sus­ti­tuir va­rios pi­la­res so­bre los que se ha asen­ta­do du­ran­te los úl­ti­mos 150 años si quie­re se­guir lla­mán­do­se cien­cia.

¿Qué pi­la­res? Pa­ra em­pe­zar, la fí­si­ca de­ter­mi­nis­ta de me­dia­dos del XIX y su vi­sión me­cá­ni­ca del mun­do. En­ton­ces la fí­si­ca era la cien­cia por ex­ce­len­cia y gen­te co­mo Wal­ras y Je­vons la imi­ta­ron en sus teo­rías, dan­do lu­gar a la eco­no­mía neo­clá­si­ca y su idea de que el sis­te­ma eco­nó­mi­co tien­de al equi­li­brio. Sin em­bar­go, las eco­no­mías desa­rro­lla­das tien­den a la ines­ta­bi­li­dad por la for­ma en la que se fi­nan­cia la in­ver­sión. Las bur­bu­jas, los cracs, las olas de es­pe­cu­la­ción son con­sus­tan­cia­les. Y, ade­más de man­te­ner el equi­li­brio, hay que sol­tar el las­tre de la cer­ti­dum­bre y de la ra­cio­na­li­dad me­cá­ni­ca. La in­cer­ti­dum­bre es un in­gre­dien­te esen­cial de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. En cuan­to a la ra­cio­na- li­dad, no so­mos el ho­mo­eco­no­mi­cus de la nue­va sín­te­sis neo­clá­si­ca, un Fran­kens­tein om­nis­cien­te con ca­pa­ci­dad ca­si ili­mi­ta­da de compu­tación pa­ra ma­xi­mi­zar la uti­li­dad. Co­mo mues­tra la eco­no­mía con­duc­tual, nues­tra ra­cio­na­li­dad es li­mi­ta­da y es­tá lle­na de ses­gos.

¿El as­pi­ran­te a sus­ti­tuir la or­to­do­xia? La mez­cla de­dos es­cue­las his­tó­ri­cas– ele­vo lu­cio nis­mo(Thors te in Ve­blen, au­tor de la Teo­ría de la cla­se ocio­sa, ya se pre­gun­ta­ba ha­ce más de un si­glo por qué la eco­no­mía no era una cien­cia evo­lu­ti­va que es­tu­dia­ra el pro­ce­so del con­ti­nuo cam­bio en la vi­da eco­nó­mi­ca) y el pos­key­ne­sia­nis­mo, que ha in­ten­ta­do en­ten­der la ten­den­cia al des­em­pleo y la in es­ta­bi­li­dad y la de­sigual dis­tri­bu­ción de la ren­ta–, pe­ro es­po­lea­das por la apli­ca­ción del en­fo­que de la com­ple­ji­dad fra­gua­do en la fí­si­ca y la bio­lo­gía ac­tua­les. El pa­ra­dig­ma al­ter­na­ti­vo, cer­cano a la bio­lo­gía, se lla­me evo­lu­cio­nis­mo key­ne­siano o eco­no­mía de la com­ple­ji­dad, de­be tra­tar la eco­no­mía co­mo un sis­te­ma adap­ta­ti­vo com­ple­jo en el que la in­ter­ac­ción de mul­ti­tud de agen­tes ge­ne­ra pa­tro­nes agre­ga­dos de ma­ne­ra con­ti­nua que cam­bian a me­di­da que los agen­tes los apren­den y reac­cio­nan a ellos. Un sis­te­ma que al­ter­na pe­rio­dos de es­ta­bi­li­dad y apa­ren­te equi­li­brio con bi­fur­ca­cio­nes brus­cas que pue­den aca­bar en ex­plo­sio­nes in­con­tro­la­das. Eso, con­clu­ye, de­be aca­rrear cam­bios en la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca: ella is sezf ai­re fi­nan­cie­ro in­vi­ta ala in es­ta­bi­li­dad; la fun­ción ase­gu­ra do­ra del Es­ta­do es im­pres­cin­di­ble fren­te ala in­cer­ti­dum­bre ma­cro­eco­nó­mi­ca; y ur­ge cam­biar la de­ri­va oli­gár­qui­ca del ca­pi­ta­lis­mo, que agra­va­la ines­ta­bi­li­dad, pa­ra apro­ve­char pa­ra todos la tecnología y la glo­ba­li­za­ción.

AR­CHI­VO

POR UN CAM­BIO EN LA ECO­NO­MÍA Gonzalo Gar­cía An­drés RBA. Bar­ce­lo­na, 2016 334 p. | Pa­pel 21 €

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.