Es­ti­los pro­pios

El Ci­troën C4 Pi­cas­so y el Re­nault Scé­nic son dos re­fe­ren­tes

La Vanguardia - Dinero - - CARA A CARA - Ramon Or­tiz

Los mo­no­vo­lú­me­nes com­pac­tos continúan sien­do una de las me­jo­res so­lu­cio­nes que ofre­ce el mer­ca­do pa­ra aque­llos clien­tes que ne­ce­si­tan un vehícu­lo com­pac­to por fue­ra y es­pa­cio­so en su in­te­rior. Exis­ten otras al­ter­na­ti­vas vá­li­das co­mo son los cros­so­vers o las ber­li­nas fa­mi­lia­res, pe­ro no sue­len al­can­zar el gra­do de equi­li­brio ofre­ci­do por vehícu­los co­mo el Ci­troën C4 Pi­cas­so. Con el nue­vo Scé­nic, Re­nault pre­ten­de sin­te­ti­zar en un vehícu­lo las me­jo­res cua­li­da­des de los mo­no­vo­lú­me­nes y el atrac­ti­vo de los cros­so­vers: pa­ra ello pro­po­ne un di­se­ño rup­tu­ris­ta de lí­nea muy su­ge­ren­te y di­ná­mi­ca, sin re­nun­ciar a vir­tu­des que siem­pre le han acom­pa­ña­do co­mo son la mo­du­la­ri­dad, la er­go­no­mía y el es­pa­cio.

La su­ge­ren­te ima­gen del nue­vo Scé­nic es uno de sus me­jo­res ar­gu­men­tos, pe­ro Ci­troën ha he­cho una vez más los de­be­res y aca­ba de in­tro­du­cir in­tere­san­tes no­ve­da­des en su ima­gen, inau­gu­ran­do una nue­va eta­pa con su­pe­rior di­na­mis­mo y dis­tin­ción en su es­ti­lo ex­te­rior. Es­tas no­ve­da­des de ima­gen se cen­tran en el fron­tal del vehícu­lo y en lu­ces tra­se­ras con efec­to 3D de se­rie. Tam­bién equi­pa nue­vas llan­tas de alea­ción de 17 pul­ga­das, la op­ción de dis­po­ner de un te­cho bi­tono y la dis­po­ni­bi­li­dad de tres nue­vos co­lo­res de ca­rro­ce­ría.

El es­pa­cio in­te­rior es un ex­ce­len­te ar­gu­men­to pa­ra con­ven­cer a los po­ten­cia­les clien­tes: tan­to el C4 Pi­cas­so co­mo el Scé­nic des­ta­can por su op­ti­mi­za­do ha­bi­tácu­lo, con pla­zas de­lan­te­ras am­plias y asien­tos tra­se­ros con­ce­bi­dos pa­ra tres ocu­pan­tes. Las vir­tu­des se ex­tien­den a sus ma­le­te­ros: am­bos cuen­tan con el vo­lu­men útil ne­ce­sa­rio pa­ra via­jar en fa­mi­lia, sin es­tre­che­ces y sin ne­ce­si­dad de cal­cu­lar la can­ti­dad de equi­pa­je trans­por­ta­da.

El C4 Pi­cas­so ofre­ce 630 li­tros y el Sce­nic es ca­paz, en su con­fi­gu­ra­ción más fa­vo­ra­ble, de al­can­zar los 596 li­tros. An­te ta­les ca­pa­ci­da­des, re­sul­ta ob­vio que am­bos per­mi­ten via­jar con mul­ti­tud de ma­le­tas y ob­je­tos, ofre­cien­do la po­si­bi­li­dad aña­di­da de aba­tir por com­ple­to los asien­tos tra­se­ros, ope­ra­ción que in­cre­men­ta la ca­pa­ci­dad de car­ga. La ope­ra­ción de aba­tir asien­tos re­sul­ta más sen­ci­lla en el Re­nault, me­dian­te el sis­te­ma One Touch Folding que ofre­ce pul­sa­do­res pa­ra un aba­ti­mien­to rá­pi­do y sen­ci­llo. No obs­tan­te, re­sul­tan más prác­ti­cas las bu­ta­cas in­di­vi­dua­les del Ci­troën, cu­ya ubi­ca­ción pue­de ser mo­di­fi­ca­da lon­gi­tu­di­nal­men­te en 13 cen­tí­me­tros.

El C4 Pi­cas­so y el Scé­nic dis­po­nen de una ofer­ta de me­cá­ni­cas ade­cua­da pa­ra via­jar con una im­por­tan­te do­ta­ción de car­ga. En el ca­so de las op­cio­nes de ga­so­li­na, Ci­troën y Re­nault han op­ta­do por ca­mi­nos di­fe­ren­tes. La fir­ma del do­ble che­vrón ofre­ce un tec­no­ló­gi­co y efi­cien­te blo­que de tres ci­lin­dros y 1,2 li­tros, de 130 CV, mien­tras que el fa­bri­can­te del rom­bo op­ta por una me­cá­ni­ca de cua­tro ci­lin­dros y 1,2 li­tros, pa­ra ob­te­ner la mis­ma ci­fra de po­ten­cia. El pro­pul­sor Ci­troën mues­tra su ex­ce­len­te ren­di­mien­to, im­po­nién­do­se gra­cias a ello en todos los apar­ta­dos: ace­le­ra más rá­pi­do, al­can­za una ve­lo­ci­dad má­xi­ma su­pe­rior y se mues­tra más efi­cien­te en con­su­mo de com­bus­ti­ble y emi­sio­nes de CO .

Re­nault Scé­nic

Ci­troën

C4 Pi­cas­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.