Car­te­ras de in­ver­sión sin ma­los hu­mos

Una nue­va he­rra­mien­ta de­ter­mi­na el gra­do de com­pro­mi­so de las em­pre­sas ha­cia una eco­no­mía ba­ja en car­bono

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez

Los in­ver­so­res preo­cu­pa­dos por el uso de sus aho­rros cuen­tan des­de la se­ma­na pa­sa­da con una nue­va he­rra­mien­ta que per­mi­te co­no­cer el gra­do de com­pro­mi­so de las em­pre­sas ha­cia una eco­no­mía ba­ja en car­bono. Es de­cir, ya pue­den in­ver­tir su dinero en fun­ción del com­pro­mi­so me­dioam­bien­tal de las com­pa­ñías. Se tra­ta de una he­rra­mien­ta on li­ne, pú­bli­ca y trans­pa­ren­te, que ha si­do bau­ti­za­da co­mo Tran­si­tion Path­way Ini­tia­ti­ve (TPI) por sus im­pul­so­res, tre­ce gran­des in­ver­sio­nis­tas in­ter­na­cio­na­les y cin­co ges­to­ras de car­te­ras que su­man más de 2 bi­llo­nes de li­bras es­ter­li­nas en ac­ti­vos (unos 2.300 mi­llo­nes de eu­ros se­gún el cam­bio ac­tual).

De momento, la ini­cia­ti­va ofre­ce la eva­lua­ción de la ges­tión de las emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro de 40 gran­des com­pa­ñías in­ter­na­cio­na­les, per­te­ne­cien­tes a los sec­to­res de elec­tri­ci­dad, pe­tró­leo y gas. La úni­ca com­pa­ñía es­pa­ño­la eva­lua­da es Iber­dro­la, a la que se ha asig­na­do el ni­vel 4 de 4 (eva­lua­ción es­tra­té­gi­ca), el más ele­va­do en cuan­to a la ca­li­dad de su ges­tión de las emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro.

Se­gún con­clu­ye la Tran­si­tion Path­way Ini­tia­ti­ve, la em­pre­sa tí­pi­ca de los sec­to­res de elec­tri­ci­dad, pe­tró­leo y gas es­tá en el ni­vel 2, de for­ta­le­ci­mien­to de ca­pa­ci- da­des (15 de 40 com­pa­ñías), lo que sig­ni­fi­ca que re­co­no­ce ex­plí­ci­ta­men­te el cam­bio cli­má­ti­co co­mo una cues­tión im­por­tan­te pa­ra el ne­go­cio, tie­ne un com­pro­mi­so po­lí­ti­co con la ac­ción, ha fi­ja­do al­gu­na for­ma de ener­gía o un ob­je­ti­vo de emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro, y di­vul­ga sus emi­sio­nes ope­ra­cio­na­les de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro. Es de­cir, un nú­me­ro im­por­tan­te de com­pa­ñías tie­ne to­da­vía un am­plio mar­gen de me­jo­ra.

En los pró­xi­mos me­ses la Tran­si­tion Path­way Ini­tia­ti­ves eva­lua­rá otros sec­to­res y com­pa­ñías es­pe­cí­fi­cas con el ob­je­ti­vo de en­ten­der có­mo va a in­fluir en las in­ver­sio­nes la tran­si­ción ha­cia una eco­no­mía ba­ja en emi­sio­nes de car­bono.

El desa­rro­llo de es­ta he­rra­mien­ta coin­ci­de con la en­tra­da en vi­gor es­te año de una nue­va di­rec­ti­va eu­ro­pea de in­for­ma­ción no fi­nan­cie­ra que obli­ga­rá a unas cien em­pre­sas en Es­pa­ña a re­por­tar in­for­ma­ción so­bre sus im­pac­tos no fi­nan­cie­ros. En opi­nión de Jai­me Si­los, pre­si­den­te de Spain­sif, “la apli­ca­ción de es­ta nue­va nor­ma­ti­va no va a cam­biar mu­cho la for­ma de fun­cio­nar de las em­pre­sas es­pa­ño­las en es­te ám­bi­to por­que la ley va por de­trás de la reali­dad, las gran­des com­pa­ñías y las co­ti­za­das ya ha­ce años que pu­bli­can es­ta in­for­ma­ción”.

Tan­to la di­rec­ti­va eu­ro­pea co­mo la Tran­si­tion Path­way Ini­tia­ti­ve res­pon­den al ma­yor in­te­rés por par­te de los in­ver­so­res por co­no­cer me­jor qué ha­cen y có­mo ac­túan las com­pa­ñías en las que de­po­si­tan sus aho­rros. “La in­ver­sión so­cial­men­te res­pon­sa­ble es una ten­den­cia glo­bal en au­men­to im­pul­sa­da des­de las pro­pias com­pa­ñías, los vehícu­los de in­ver­sión y la opi­nión pú­bli­ca en ge­ne­ral”, in­di­ca Si­los. Ade­más, ser so­cial­men­te res­pon­sa­ble tie­ne re­com­pen­sa: las em­pre­sas que apues­tan por la des­car­bo­ni­za­ción y la ecoin­no­va­ción son en ge­ne­ral más ren­ta­bles y tie­nen una vi­sión a más lar­go pla­zo.

Las em­pre­sas que apues­tan por la des­car­bo­ni­za­ción y la ecoin­no­va­ción son más ren­ta­bles

IBER­DRO­LA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.