El Va­lle de Cam­pro­don, más al al­can­ce

Los apar­ta­men­tos con jar­dín son el pro­duc­to es­tre­lla del sec­tor in­mo­bi­lia­rio en es­ta par­te del Pi­ri­neo ge­run­den­se

La Vanguardia - Dinero - - CASAS - Mar Cla­ra­mon­te

Las zo­nas re­si­den­cia­les más ex­clu­si­vas son el pa­seo Ma­ris­tany y las ur­ba­ni­za­cio­nes La Cam­pa y Font Ru­bí

Ofre­ce un en­torno na­tu­ral de pos­tal, un pa­tri­mo­nio ro­má­ni­co re­mar­ca­ble y un am­plio aba­ni­co de ac­ti­vi­da­des de ocio: ex­cur­sio­nes, ciclismo, hí­pi­ca, golf, es­quí... y sin em­bar­go, el Va­lle de Cam­pro­don es uno de los me­nos ma­si­fi­ca­dos del Pi­ri­neo ca­ta­lán, tan­to en lo re­la­ti­vo a vi­si­tas co­mo ocu­pa­ción de se­gun­das re­si­den­cias.

“El per­fil de com­pra­dor no ha va­ria­do mu­cho des­de ha­ce tiem­po: cer­ca de un 60% pro­ce­de de Bar­ce­lo­na, un 30% de Gi­ro­na y es­tán su­bien­do los fran­ce­ses, por pro­xi­mi­dad a la frontera”, ex­pli­ca Ferran Pe­rei­ra, di­rec­tor la in­mo­bi­lia­ria de al­to standing En­gel & Völ­kers-Gi­ro­na, quien des­ta­ca que “a prin­ci­pios del si­glo XX el va­lle era un des­tino de ve­ra­neo pa­ra la al­ta bur­gue­sía y aho­ra vie­nen so­bre to­do fa­mi­lias de cla­se me­dia que co­no­cen la zo­na y prio­ri­zan des­can­sar y dis­fru­tar de la na­tu­ra­le­za en un lu­gar mu­cho más tran­qui­lo que por ejem­plo la Cer­dan­ya, con pre­cios ajus­ta­dos y ac­ce­so gra­tui­to en co­che des­de Bar­ce­lo­na y Gi­ro­na. Va­lo­ran mu­cho la co­mo­di­dad y lo más bus­ca­do son los apar­ta­men­tos, pa­ra sim­pli­fi­car el man­te­ni­mien­to”.

Más prag­ma­tis­mo y me­nos lu­jo

Los que se de­ci­den por una vi­vien­da en la zo­na sue­len te­ner unos pre­su­pues­tos más ajus­ta­dos que en otros des­ti­nos ca­ta­la­nes de mon­ta­ña, y ser más cau­te­lo­sos.

En es­te sen­ti­do, Jordi Mon­tu­riol, ge­ren­te de la pro­mo­to­ra y cons­truc­to­ra lo­cal Mon­tu­riol i Fills, se­ña­la que “el clien­te que com­pra aho­ra es mu­cho más pru­den­te, aun­que pue­de ele­gir en­tre mu­cho pro­duc­to ya he­cho de ca­li­dad, bien si­tua­do y so­lea­do a un pre­cio ra­zo­na­ble. Le gus­ta mu­cho el apar­ta­men­to con al­go de zo­na ver­de pe­ro no quie­re mu­chos me­tros de vi­vien­da pa­ra mi­ni­mi­zar gas­tos de lim­pie­za y ca­le­fac­ción, e in­vier­te po­co en re­for­mas”.

Ade­más, Mon­tu­riol de­ta­lla que la ma­yo­ría de los com­pra­do­res “tie­nen en­tre 35 y 50 años, han subido aquí to­da la vi­da y aho­ra quie­ren su pro­pia se­gun­da re­si­den­cia, o una mi­no­ría vi­vir aquí to­do el año y tra­ba­jar des­de ca­sa. Tam­bién hay clien­tes de en­tre 55 y 65 años que com­pran con la idea de tras­la­dar­se cuan­do se ju­bi­len o pa­sar me­dia se­ma­na aquí y me­dia en su lo­ca­li­dad ha­bi­tual”.

En cuan­to a la ven­ta de ca­sas uni­fa­mi­lia­res, Mon­tu­riol in­ci­de en que “las más ex­clu­si­vas cues­tan en­tre 300.000 y 600.000 eu­ros, aun­que por de­ba­jo tam­bién se en­cuen­tran pro­duc­tos bue­nos”.

Por otro la­do, sos­tie­ne que “es di­fí­cil en­con­trar com­pra­do­res pa­ra las pro­pie­da­des más ca­ras”. Así, por ejem­plo, su em­pre­sa tie­ne muy avan­za­da la reha­bi­li­ta­ción de Can Vinc­ke, una man­sión ca­ta­lo­ga­da de 1890 jun­to al ele­gan­te pa­seo de la Font No­va de Cam­pro­don, pe­ro han de­ci­di­do de­jar las obras en stand-by has­ta que se de­fi­na si se man­ten­drá co­mo en ca­sa uni­fa­mi­liar, si se lle­va­rá ade­lan­te un pro­yec­to pa­ra ha­cer ocho vi­vien­das de lu­jo o si se po­dría adap­tar co­mo alo­ja­mien­to tu­rís­ti­co. Tie­ne 884 m2 cons­trui­dos, un pe­que­ño jar­dín y es­tá a la ven­ta por 850.000 eu­ros.

El pa­seo Ma­ris­tany de Cam­pro­don es la ca­lle más se­lec­ta del mu­ni­ci­pio, don­de se su­ce­den las to­rres mo­der­nis­tas. Se­gún Pe­rei­ra, “hay bas­tan­tes ce­rra­das pe­ro po­cas a la ven­ta. Las más gran­des pue­den al­can­zar los 4 mi­llo­nes de eu­ros y son ca­ras de man­te­ner. Por eso de vez en cuan­do los he­re­de­ros las vuel­ven a po­ner en el mer­ca­do, a me­nu­do di­vi­di­das co­mo apar­ta­men­tos de lu­jo”.

El mer­ca­do de al­qui­ler se ani­ma

Pe­rei­ra ase­gu­ra que “so­bre to­do des­de sep­tiem­bre no­ta­mos que vuel­ve a ha­ber mu­cha de­man­da de al­qui­ler y lo que no es­tá fue­ra de mer­ca­do se al­qui­la muy rá­pi­do”. Y se­gún Mon­tu­riol, “por po­co más de 500 eu­ros al mes pue­des con­se­guir un dú­plex de 120 a 130 m2 en buen es­ta­do y con jar­dín”.

Pe­ro lo que mar­ca mu­cho las pre­fe­ren­cias tan­to de in­qui­li­nos co­mo de com­pra­do­res es la ubi­ca­ción. Pa­ra Pe­rei­ra, “lo más so­li­ci­ta­do es el mu­ni­ci­pio de Cam­pro­don, en es­pe­cial la ur­ba­ni­za­ción La Cam­pa –cer­ca del cen­tro, con construcciones de es­ti­lo pi­re­nai­co re­cien­tes y zo­na ajar­di­na­da–, y en las afue­ras, Font-Ru­bí, don­de pre­do­mi­nan las ca­sas de ma­de­ra de los años se­ten­ta”. Tam­bién atraen los pue­blos de Lla­nars y Set­ca­ses, por pro­xi­mi­dad a Cam­pro­don y la estación de es­quí de Vall­ter 2000, res­pec­ti­va­men­te.

EN­GEL&VÖL­KERS

02 Las ma­de­ras no­bles pre­do­mi­nan en es­ta ca­sa a la ven­ta en la zo­na re­si­den­cial de Font Ru­bí (Cam­pro­don)

MON­TU­RIOL

de al­to 'standing' en Can Vinc­ke (arri­ba), en el pa­seo de la Font No­va, y en la ur­ba­ni­za­ción La Cam­pa (aba­jo)

01 / 03 Pisos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.