Más de la mi­tad de las for­tu­nas son he­re­da­das

La Vanguardia - Dinero - - LAS CLAVES DEL PODER - Pier­gior­gio M. San­dri

El 53% de los mul­ti­mi­llo­na­rios es­pa­ño­les ha he­re­da­do su for­tu­na. Es lo que se des­pren­de de un es­tu­dio del Pe­ter­son Ins­ti­tu­te for In­ter­na­tio­nal Eco­no­mics que se hi­zo pú­bli­co en el úl­ti­mo Fo­ro Económico de Da­vos. El dato en sí no de­be­ría sor­pren­der. Mu­chos gran­des pa­tri­mo­nios tie­nen su ori­gen en he­ren­cias fa­mi­lia­res, sa­gas de mi­llo­na­rios que han do­mi­na­do la eco­no­mía du­ran­te años. El mis­mo pre­si­den­te de EE.UU., Do­nald Trump, he­re­dó su im­pe­rio de su abue­lo.

Fue­ra de la ca­te­go­ría de los he­re­de­ros, en Es­pa­ña (que tie­ne el 1,6% de los mul­ti­mi­llo­na­rios del mun­do) el 19,2% ha con­se­gui­do su for­tu­na me­dian­te ne­go­cios fi­nan­cie­ros, el 5,4% son em­pren­de­do­res, el 7,7% so­ne­je­cu­ti­vos yel 3,9% ha­lle­ga­doal éxi­to gra­cias a “co­ne­xio­nes po­lí­ti­cas”·

Co­mo cu­rio­si­dad, en­tre los ri­cos que se han en­con­tra­do el di­ne­ro en el bol­si­llo des­ta­can en nues­tro país va­rias mu­je­res: San­dra Or­te­ga, Mar­ta Or­te­ga, las her­ma­nas Al­co­cer Ko­plo­witz y Ana Pa­tri­cia Bo­tín.

En Fran­cia el por­cen­ta­je de he­re­de­ros es del 51%, en Ale­ma­nia es in­clu­so del 64%. En cam­bio, en Ita­lia, ape­nas el 37% de los ri­cos se ha­bía en­con­tra­do con la fae­na he­cha por su es­tir­pe fa­mi­liar.

A es­ca­la glo­bal, el in­for­me presenta al­gu­nas con­clu­sio­nes des­ta­ca­bles: en los úl­ti­mos 20 años, el peso de los hom­bres he­chos a sí mis­mos ha ido au­men­tan­do. Hoy por hoy só­lo uno de ca­da tres ri­cos de­be dar las gra­cias a sus pa­dres. No es una ca­sua­li­dad que en los pri­me­ros pues­tos en las lis­tas de los hom­bres de­ne­go­cios con­la car­te­ra má­sa­bul-

Por­cen­ta­je de mul­ti­mi­llo­na­rios es­pa­ño­les que han he­re­da­do su for­tu­na.

En Chi­na y en Europa del Es­te, los ri­cos se han he­cho a sí mis­mos. Dé­ca­das de co­mu­nis­mo han de­ja­do hue­lla. ta­da es­tén Aman­cio Or­te­ga (Inditex) o Bill Ga­tes (Mi­cro­soft), que mon­ta­ron su pro­pio im­pe­rio.

En­tre Europa y EE.UU. hay gran­des di­fe­ren­cias. En el Vie­jo Con­ti­nen­te, la edad de los más ri­cos (61 años) es sen­si­ble­men­te ma­yor que en Nor­tea­mé­ri­ca (42 años), don­de la crea­ción de­lass­tart- upen­la­súl­ti­mas dé­ca­das ha si­do pro­ta­go­ni­za­do por em­pre­sa­rios muy jó­ve­nes.

Asi­mis­mo, las gran­des ri­que­zas es­tán vi­vien­do un pro­ce­so de trans­for­ma­ción ge­ne­ra­cio­nal. En EE.UU. los due­ños mi­llo­na­rios de em­pre­sas he­re­da­das tie­ne una edad me­dia de 76 años, mien­tras que en Europa se lle­ga in­clu­so a los 91. Los he­re­de­ro s son ca­da vez me­nos jó­ve­nes. El tiem­po pa­sa pa­ra to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.