La re­cu­pe­ra­ción lle­ga con más emi­sio­nes de CO 2

La apues­ta por las fuen­tes de ener­gía re­no­va­bles es cla­ve pa­ra re­du­cir los ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez

Las emi­sio­nes glo­ba­les de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro au­men­ta­ron en Es­pa­ña un 3,5%, en el año 2015. Ya en el 2014, por pri­me­ra vez des­de el 2007, cuan­do se ini­ció la cri­sis, Es­pa­ña emi­tió a la at­mós­fe­ra más ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro que el año an­te­rior, rom­pien­do su ten­den­cia a la ba­ja. Es de­cir, la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca lle­ga acom­pa­ña­da de más emi­sio­nes de CO . No así en el con­jun­to de Eu­ro­pa, “don­de las emi­sio­nes se man­tie­nen es­ta­bles”, in­di­ca El­vi­ra Car­les, di­rec­to­ra de la Fun­da­ción Em­pre­sa y Cli­ma, que anual­men­te ela­bo­ra un in­for­me pro­pio so­bre la si­tua­ción de las emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro en el mun­do.

¿Quién es­tá de­trás de es­tas emi­sio­nes? Diez em­pre­sas –cin­co de ellas eléc­tri­cas– emi­tie­ron en el 2015 el 28% de to­dos los ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro re­gis­tra­dos en Es­pa­ña, se­gún da­tos re­co­gi­dos por el Ob­ser­va­to­rio de la Sos­te­ni­bi­li­dad. En­ca­be­za la lis­ta En­de­sa, se­gui­da de Rep­sol, Gas Na­tu­ral Fe­no­sa, Hi­dro­can­tá­bri­co, Ar­ce­lo­rMit­tal, E.ON, Cep­sa, Ce­mex, Iber­dro­la y Ce­men­tos Portland.

Los sec­to­res fi­jos con ma­yo­res emi­sio­nes son la pro­duc­ción ener­gé­ti­ca, las in­dus­trias con gran­des pro­ce­sos de com­bus­tión, el tra­ta­mien­to y trans­for­ma­ción de hi­dro­car­bu­ros, la in­dus­tria del ce­men­to y la trans­for­ma­ción quí- mi­ca. Y por co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, An­da­lu­cía emi­te el 19% de to­das las emi­sio­nes de fuen­tes fi­jas del país, se­gui­do de As­tu­rias (16%), Ga­li­cia (11%), Ca­ta­lun­ya (10%) y Cas­ti­lla y León (9%). Coin­ci­de que es­tas re­gio­nes son las que con­cen­tran las gran­des cen­tra­les eléc­tri­cas de car­bón, ex­cep­tuan­do a Ca­ta­lun­ya, en la cual exis­te un im­por­tan­te sec­tor in­dus­trial y re­fi­ne­ro. Me­nos car­bón y más re­no­va­bles Uno de los gran­des enemi­gos del cam­bio cli­má­ti­co es el car­bón. El au­men­to de las emi­sio­nes de ha­ce dos años se ex­pli­ca, en bue­na par­te, por el “in­cre­men­to del uso del car­bón en la ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad”, ex­pli­ca El­vi­ra Car­les. La pro­duc­ción eléc­tri­ca a par­tir de es­te hidrocarburo –cu­yo uso au­men­tó en un 24% res­pec­to al 2014, con­vir­tién­do­se en la se­gun­da fuen­te de elec­tri­ci­dad– su­pu­so el 20% de to­tal de las emi­sio­nes na­cio­na­les en el 2015. Los mo­ti­vos, su ba­jo pre­cio y las ad­ver­sas con­di­cio­nes cli­má­ti­cas, que pe­na­li­za­ron la hi­droe­léc­tri­ca y la eó­li­ca. Pa­ra el con­jun­to del 2016, la Fun­da­ción Em­pre­sa y Cli­ma es­ti­ma que las emi­sio­nes de CO tam­bién au­men­ta­rán aun­que a un rit­mo in­fe­rior por la caí­da en el uso de car­bón.

“La pro­duc­ción de ener­gía es una de las prin­ci­pa­les fuen­tes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro”, se­ña­la El­vi­ra Car­les, de mo­do que “dis­mi­nuir las emi­sio­nes pa­sa por apos­tar por las fuen­tes ener­gé­ti­cas re­no­va­bles, re­du­cir el uso de com­bus­ti­bles fó­si­les y me­jo­rar en el cam­po de la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca”. Es­tas tres apues­tas son aho­ra más im­por­tan­tes que nun­ca pues­to que con la re­cu­pe­ra­ción de la eco­no­mía cre­ce tam­bién la de­man­da ener­gé­ti­ca.

El Go­bierno ha da­do un pri­mer pa­so en la bue­na di­rec­ción con el anun­cio de una subas­ta de 3.000 me­ga­va­tios de re­no­va­bles pa­ra es­te año, una me­di­da ne­ce­sa­ria pa­ra que Es­pa­ña cum­pla con su com­pro­mi­so eu­ro­peo de al­can­zar el 20% de ener­gía re­no­va­ble en el año 2020. Por otro la­do, ca­da vez más em­pre­sas y par­ti­cu­la­res apues­tan por el au­to­con­su­mo ener­gé­ti­co. Sin em­bar­go, la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca si­gue sien­do la gran asig­na­tu­ra pen­dien­te.

DA­VID RA­MOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.