El au­tén­ti­co de­ba­te es la in­fla­ción

La Vanguardia - Dinero - - INPUT - Ale­jan­dro Vidal Di­rec­tor de Es­tra­te­gia de Mer­ca­do de Ban­ca March

Idas y ve­ni­das en la co­ti­za­ción de las bol­sas, en los ti­pos de in­te­rés, en las di­vi­sas. Es lo que es­ta­mos vien­do des­de que el can­di­da­to re­pu­bli­cano Do­nald Trump se al­za­ra con la vic­to­ria en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les es­ta­dou­ni­den­ses del pasado mes de no­viem­bre. Pe­ro real­men­te el de­ba­te y la ex­pec­ta­ti­va que es­tá mo­vien­do los mer­ca­dos es el de in­fla­ción.

Vi­vi­mos un pe­rio­do de in­fla­cio­nes más ele­va­das que las ob­ser­va­das en los años an­te­rio­res, cau­sa­das fun­da­men­tal­men­te por el fuer­te re­pun­te en los pre­cios del pe­tró­leo. No por­que el pe­tró­leo es­té es­pe­cial­men­te ca­ro –que no lo es­tá–, sino por­que es­ta­mos com­pa­ran­do los pre­cios ac­tua­les con los de ha­ce un año, que eran anor­mal­men­te re­du­ci­dos y cau­sa­dos por un ex­ce­so de ofer­ta que los pro­duc­to­res de cru­do no al­can­za­ban a co­rre­gir por inexis­ten­cia de un acuer­do co­mún pa­ra ajus­tar­la.

De mo­do que es­te pe­rio­do de in­fla­cio­nes al 2 por cien­to en el con­jun­to de Eu­ro­pa —3 por cien­to en el ca­so de Es­pa­ña—, que se man­ten­drá o in­clu­so in­cre­men­ta­rá al­go más en las pró­xi­mas lec­tu­ras, re­ver­ti­rá rá­pi­da­men­te a no ser que el pre­cio del cru­do si­ga es­ca­lan­do a ni­ve­les que a día de hoy pa­re­cen po­co rea­lis­tas, en la ban­da de los 80 dó­la­res el ba­rril. Es im­pro­ba­ble que eso pue­da ocu­rrir, así que a par­tir del mes de ma­yo ve­re­mos de nue­vo có­mo cae la in­fla­ción.

Es­to no es nin­gún se­cre­to, se des­cuen­ta. Lo que preo­cu­pa es si ha­brá otras fuer­zas con ca­pa­ci­dad pa­ra su­bir la in­fla­ción, como la subida de los sa­la­rios o el cie­rre del co­no­ci­do como

out­put gap (en es­pa­ñol, bre­cha pro­duc­ti­va), que mar­ca la di­fe­ren­cia en­tre el pro­duc­to in­te­rior bru­to real y el pro­duc­to in­te­rior bru­to po­ten­cial o si el cre­ci­mien­to de la de­man­da agre­ga­da es su­pe­rior al de la ofer­ta agre­ga­da, y que a día de hoy es ne­ga­ti­vo.

Cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co

El de­ba­te es si, su­pe­ra­do es­te mo­men­to de in­fla­ción cau­sa­da por la va­ria­ción de los pre­cios del pe­tró­leo a do­ce me­ses, ve­re­mos una eco­no­mía ca­paz de cre­cer, ge­ne­rar in­fla­ción en ni­ve­les ade­cua­dos y, por tan­to, re­du­cir sus ni­ve­les de deu­da y nor­ma­li­zar sus po­lí­ti­cas mo­ne­ta­rias, em­pe­zan­do por los ti­pos de in­te­rés.

En es­te sen­ti­do, los anun­cios de la nue­va Ad­mi­nis­tra­ción Trump de ba­jar im­pues­tos, in­ver­tir en in­fra­es­truc­tu­ras y rein­dus­tria­li­zar el país dan más pro­ba­bi­li­da­des de ge­ne­rar ese cre­ci­mien­to y esa in­fla­ción en la pri­me­ra eco­no­mía mun­dial. Pe­ro, al mis­mo tiem­po, las me­di­das anun­cia­das y sus con­se­cuen­cias sus­ci­tan du­das so­bre el im­pac­to que eso ten­dría en el res­to del mun­do, tan­to por la adop­ción de me­di­das pro­tec­cio­nis­tas o li­mi­ta­cio­nes al co­mer­cio, como en la pro­pia eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se por la vía de la apre­cia­ción del dó­lar y la pér­di­da de com­pe­ti­ti­vi­dad a me­dio pla­zo.

En fun­ción de si eso ocu­rre o no, y de la ve­lo­ci­dad a la que pue­da ocu­rrir, se de­fi­ni­rá la ac­tua­ción de la Re­ser­va Fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos (Fed) en ma­te­ria de ti­pos de in­te­rés. Y eso ten­drá, a su vez, im­pac­to en las va­lo­ra­cio­nes de ca­si to­das las de­más co­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.