Digno he­re­de­ro de la com­pe­ti­ción

La fir­ma co­rea­na apro­ve­cha su ex­pe­rien­cia en las ca­rre­ras pa­ra crear un pro­to­ti­po ba­sa­do en el nue­vo i30

La Vanguardia - Dinero - - MOTOR - Pe­re Prat

Cual­quier co­sa es vá­li­da en el pe­cu­liar uni­ver­so de los con­cept cars,qu ese ca­rac­te­ri­za es­pe­cial­men­te por de­jar que los in­ge­nie­ros y di­se­ña­do­res de las mar­cas au­to­mo­vi­lís­ti­cas pue­dan dar rien­da suel­ta a sus in­quie­tu­des más des­ca­be­lla­das. Y aun­que lo más ha­bi­tual sea ge­ne­rar co­ches fu­tu­ris­tas que sir­van co­mo avan­za­di­lla de cier­tos tra­zos es­té­ti­cos con vis­tas al por­ve­nir, o tal vez ver­da­de­ros la­bo­ra­to­rios ro­dan­tes pa­ra ex­pe­ri­men­tar nue­vas tec­no­lo­gías, en al­gu­nos ca­sos se bus­can otros ca­mi­nos. Co­mo com­po­nen­te de es­ta ter­ce­ra vía se pue­de ca­ta­lo­gar al Hyun­dai RN30, un pro­to­ti­po que ha to­ma­do co­mo pun­to de par­ti­da la fla­man­te ge­ne­ra­ción del i30, des­de el pun­to de vis­ta es­té­ti­co, pe­ro con la cla­ra fi­na­li­dad de dar for­ma a un ra­di­cal in­ge­nio de cua­tro rue­das con pu­ra ge­né­ti­ca de com­pe­ti­ción.

Pa­ra ca­li­brar la im­por­tan­cia que tie­ne es­te pro­yec­to, lo me­jor es se­guir el ras­tro de los es­ta­men­tos de la empresa que se han im­pli­ca­do en su pro­ce­so de desa­rro­llo. Enes­ta oca­sión, Hyun­dai Mo­tors­port ha con­ta­do con la co­la­bo­ra­ción del Cen­tro Téc­ni­co de Hyun­dai Mo­tor Eu­ro­pa, ade­más de dis­po­ner asi­mis­mo del apo­yo de la di­vi­sión de vehícu­los de al­tas pres­ta­cio­nes de­la cen­tral deCo­rea. El re­sul­ta­do no po­dría ha­ber si­do más fruc­tí­fe­ro, pues­to que se ha da­do vi­da a un au­to­mó­vil que des­pier­ta pro­fun­das pa­sio­nes en­tre los afi­cio­na­dos a la con­duc­ción en cual­quie­ra de los sa­lo­nes in­ter­na­cio­na­les que cuen­tan con su pre­sen­cia.

Buen re­pre­sen­tan­te de las vir­tu- des que sue­len ca­rac­te­ri­zar el mun­do de las ca­rre­ras au­to­mo­vi­lís­ti­cas, el Hyun­dai RN30 apues­ta por la re­duc­ción de pe­so me­dian­te un uso abun­dan­te del car­bono y di­ver­sos ma­te­ria­les plás­ti­cos, desa­rro­lla­dos con la co­la­bo­ra­ción de Basf, uno de los me­jo­res es­pe­cia­lis­tas del te­ma. Ba­jo una ca­rro­ce­ría es­pec­ta­cu­lar, do­ta­da con gi­gan­tes­cos apén­di­ces de fun­ción ae­ro­di­ná­mi­ca, es­te im­pac­tan­te vehícu­lo es­con­de un po­de­ro­so con­jun­to me­cá­ni­co. Do­ta­do con un mo­tor 2.0 de ga­so­li­na tur­boa­li­men­ta­do, al­can­za una po­ten­cia má­xi­ma de 380 CV. Y pa­ra ga­ran­ti­zar la má­xi­ma efec­ti­vi­dad so­bre as­fal­to, se ha de­ci­di­do do­tar­lo con trac­ción in­te­gral per­ma­nen­te.

El pro­pio Al­bert Bier­mann, je­fe del de­par­ta­men­to de­de­sa­rro­llo de vehícu­los de al­tas pres­ta­cio­nes de Hyun­dai, ex­pli­ca que “el RN30 des­ta­ca tan­to por su po­de­río co­mo por la fa­ci­li­dad de con­duc­ción, pues­to que ha si­do pen­sa­do pa­ra que pu­die­ra ser dis­fru­ta­do in­clu­so por per­so­nas sin ex­pe­rien­cia en las ca­rre­ras. Es­te au­to­mó­vil se ha ins­pi­ra­do en nues­tra pa­sión por el mun­do de la com­pe­ti­ción, y es un digno re­pre­sen­tan­te de nues­tra ex­pe­rien­cia téc­ni­ca en dis­tin­tas mo­da­li­da­des”. Tras con­tem­plar es­te co­che, que sus­ci­ta emo­cio­nes in­ten­sas, cual­quier afi­cio­na­do al mo­tor sen­ti­rá que su co­ra­zón in­cre­men­ta su­til­men­te el rit­mo de sus la­ti­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.