Los ser­vi­cios se re­sis­ten a los ro­bots

La pro­ba­bi­li­dad de au­to­ma­ti­zar ta­reas es ma­yor al 60% en mu­chos ca­sos pe­ro el tra­to per­so­nal se ve co­mo un ac­ti­vo

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - Blanca Gis­pert

Sin­di­ca­tos y ten­de­ros ven el tra­to per­so­nal co­mo un ras­go a con­ser­var an­te el au­ge del co­mer­cio elec­tró­ni­co

Hay ho­te­les sin re­cep­cio­nis­ta, la­van­de­rías y ga­so­li­ne­ras sin per­so­nal y tien­das con ca­je­ros au­to­má­ti­cos. Pen­sán­do­lo bien, en los gran­des al­ma­ce­nes no se ne­ce­si­ta ni el con­se­jo de los de­pen­dien­tes pa­ra com­prar una ca­mi­se­ta o una me­sa de es­ti­lo nór­di­co. No es des­ca­be­lla­do pen­sar que las má­qui­nas aca­ba­rán por sus­ti­tuir el tra­to per­so­nal. Y más, si te­ne­mos en cuen­ta que son más ba­ra­tas que el sa­la­rio de un tra­ba­ja­dor y que las mul­ti­na­cio­na­les y el co­mer­cio elec­tró­ni­co es­tán aca­ban­do con el co­mer­cio tra­di­cio­nal. Pe­ro aun­queal­gu­nos­da­tos­pa­rez­can­de­mo­le- do­res, el sec­tor ser­vi­cios pa­re­ce re­sis­tir­se a la au­to­ma­ti­za­ción.

Se­gún un es­tu­dio de Cai­xaBank, los ser­vi­cios per­so­na­les y de res­tau­ra­ción tie­nen más­deun60% de pro­ba­bi­li­da­des de ser au­to­ma­ti­za­dos. Y un in­for­me de la OCDE, ela­bo­ra­do por Me­la­nie Arntz, Terry Gre­go­rioy Ul­rich Zie­rahn, es­ti­ma que­la pro­ba­bi­li­dad de me­ca­ni­zar ta­reas en el sec­tor de los ser­vi­cios y de ven­tas en Es­ta­dos Uni­dos es su­pe­rior al 70%. El año 2013, Carl Frey y Mi­chael Os­bor­ne, de la universidad de Ox­ford, ana­li­za­ban es­te ries­go con más de­ta­lle y en­ton­ces, ya pre­veían que tra­ba­jos de ca­ra al público co­mo ca­je­ros, re­cep­cio­nis­tas de ho­te­les o ca­ma­re­ros, tie­nen más del 90% de pro­ba­bi­li­dad de ser sus­ti­tui­das por ro­bots.

Aun así, Adrià Mo­rron, res­pon­sa­ble del es­tu­dio de Cai­xabank, qui­ta hie­rro al dra­ma­tis­mo que pue­den cau­sar los re­sul­ta­dos. “La au­to­ma­ti­za­ción eli­mi­na tra­ba­jos pe­sa­dos y re­pe­ti­ti­vos pe­ro ge­ne­ra em­pleo en el sec­tor tec­no­ló­gi­co. Ade­más, per­mi­te a los em­plea­dos de­di­car­se a ta­reas que re­quie­ren tra­ba­jos más com­ple­jos, que pi­den in­te­li­gen­cia emo­cio­nal y crea­ti­va, co­mo la de aten­der y con­ven­cer a los clien­tes o di­se­ñar la es­tra­te­gia de co­mer­cia­li­za­ción de pro­duc­to”.

En el sec­tor del co­mer­cio, el es­tu­dio ase­gu­ra que el 92% de las ta­reas que rea­li­za un de­pen­dien­te son au­to­ma­ti­za­bles. Sin em­bar­go, de mo­men­to, la tec­no­lo­gía “no ha avan­za­do lo bas­tan­te pa­ra desa­rro­llar ro­bots con sen­ti­do co­mún o con ca­pa­ci­dad pa­ra des­pla­zar­se cuan­do hay obs­tácu­los, co­mo aque­llos ro­bots que po­drían or­de­nar la ro­pa en una tien­da o co­lo­car ca­jas de ce­rea­les en un su­per mer­ca­dos”, ex­pli­ca el res­pon­sa­ble de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Ro­bó tic a, Mar­cO­llé. A un­que apun­ta que es “cues­tión de tiempo que es­ta tec­no­lo­gía llegue ”. De he­cho, se­gún los úl­ti­mos da­tos de la In­ter­na­tio­nal Fe­de­ra­tion of Ro­bo­tics, del 2015, el nú­me­ro de ro­bots ven­di­dos en el sec­tor de ro­bó­ti­ca de ser­vi­cios, as­cen­dió a 41.060 uni­da­des, un 25% más que el año an­te­rior. Y la pre­vi­sión es que los da­tos con­ti- núen al al­za. De mo­men­to, las má­qui­nas que tie­nen más éxi­to en el sec­tor del co­mer­cio son las de pa­go. Emi­li­ano Maroto, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Agru­pa­mien­to de Ten­de­ros y Co­mer­cian­tes de Ca­ta­lun­ya, ex­pli­ca que des­de la aso­cia­ción, se es­tán ven­dien­do ca­jo­nes in­te­li­gen­tes, que de­vuel­ven el cam­bio y con­tro­lan las exis­ten­cias de ca­da tien­da.

Aun así, comen ta que la im­plan­ta­ción de las má­qui­nas es to­da­vía es­ca­sa .“La ca­ja se irá ins­ta­lan­do a me­di­da que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes to­men el re­le­vo de­los es­ta­ble­ci­mien– tos. Pe­ro el tra­to y el ase­so­ra­mien­to nun­ca des­apa­re­ce­rán en un co­mer­cio tra­di­cio­nal, es el ras­go di­fe­ren­cial”.

De he­cho, la idea de que la au­to­ma­ti­za­ción aca­ba­rá con el per­so­nal del sec­tor de ca­ra al público no la com­par­ten ni los sin­di­ca­tos de tra­ba­ja­do­res. Ramón González, se­cre­ta­rio de Ac­ción Sin­di­cal en el sec­tor de ser­vi­cios de CC.OO., cree que “la au­to­ma­ti­za­ción en ta­reas de ca­ra al público que­da le­jos de la si­tua­ción ac­tual, en la cual el fac­tor hu­ma­noes un ac­ti­vo a con­ser­var te­nien­do en cuen­ta el au­ge del co­mer­cio elec­tró­ni­co, ya sea en tien­das gran­des o pe­que­ñas”.

Así que,con la tec­no­lo­gía que to­da­vía tie­ne que lle­gar y la po­ca vo­lun­tad que, por aho­ra, hay en el sec­tor, to­da­vía que­da tiempo pa­ra tra­tar con de­pen­dien­tes, re­cep­cio­nis– tas, ta­xis­tas y pa­na­de­ros. Pa­ra bien o pa­ra mal.

NEUS MASCARÓS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.