Cons­cien­cia con cien­cia

La Vanguardia - Dinero - - MOTOR - Rá­fa­gas Pe­re Prat Ju­ra­do del Co­che del Año en Eu­ro­pa

Múl­ti­ples y sig­ni­fi­ca­ti­vos avan­ces en ma­te­ria de se­gu­ri­dad ca­rac­te­ri­za­ron la tra­yec­to­ria de la au­to­mo­ción a tra­vés del si­glo XX. El sis­te­ma ABS, un in­ven­to que im­pi­de blo­quear las rue­das y re­du­ce drás­ti­ca­men­te la dis­tan­cia de fre­na­do, ha­ce tiempo que for­ma par­te del queha­cer co­ti­diano, igual que el con­trol de es­ta­bi­li­dad, un in­ge­nio elec­tró­ni­co co­no­ci­do por múl­ti­ples si­glas y que im­pi­de los de­rra­pa­jes. Pe­ro el com­ple­men­to más im­por­tan­te la cen­tu­ria pa­sa­da fue el cin­tu­rón, un me­ca­nis­mo tan sim­ple co­mo tre­men­da­men­te efec­ti­vo pa­ra sal­var vi­das.

Con el cam­bio de si­glo y el um­bral de se­gu­ri­dad en unas co­tas cier­ta­men­te ele­va­das, el sec­tor del au­to­mó­vil no ha de­ja­do de tra­ba­jar. El ob­je­ti­vo fi­nal es lle­gar a un mun­do en mo­vi­mien­to sin víc­ti­mas so­bre rue­das. En los co­ches de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, em­pie­za a ser co­mún el efec­ti­vo sis­te­ma de fre­na­da de emer­gen­cia, un me­ca­nis­mo que de­tie­ne el vehícu­lo si de­tec­ta obs­tácu­los en su tra­yec­to­ria. El con­trol del án­gu­lo muer­to de vi­sión y el man­te­ni­mien­to del ca­rril son tam­bién de gran ayu­da en ca­rre­te­ra.

Pe­ro an­te los avan­ces de las em­pre­sas im­pli­ca­das en la pro­tec­ción de las per­so­nas en mo­vi­mien­to, si­gue exis­tien­do un ele­men­to que to­da­vía es­ca­pa de su con­trol y que ha­bi­tual­men­te con­lle­va fa­tí­di­cas con­se­cuen­cias. Se tra­ta del fac­tor hu­mano, un com­pa­ñe­ro de via­je fu­nes­to si no se de­ja guiar por los pa­rá­me­tros ade­cua­dos. En es­ta cues­tión, las es­ta­dís­ti­cas de si­nies­tra­li­dad que de­ter­mi­nan los fac­to­res de ries­go re­sul­tan su­ma­men­te elo­cuen­tes.

Por mu­cho que avan­cen las ayu­das elec­tró­ni­cas de con­duc­ción, se­ría desea­ble que el si­glo XXI pa­sa­ra a la pos­te­ri­dad por otra cues­tión to­da­vía más re­le­van­te. Es­ta­mos ha­blan­do de que los be­bés y los ni­ños va­yan ins­ta­la­dos en el co­che co­rrec­ta­men­te.

Osea, to­mar cons­cien­cia de la im­por­tan­cia que tie­ne apro­ve­char­se de los avan­ces cien­tí­fi­cos de se­gu­ri­dad, que in­di­can la ne­ce­si­dad im­pe­rio­sa de que los me­no­res de las fa­mi­lias usen si­lli­tas y sis­te­mas de re­ten­ción in­fan­til ade­cua­dos a su al­tu­ra y pe­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.