Apues­ta por la luz y el bie­nes­tar

La fir­ma fran­ce­sa an­ti­ci­pa la si­lue­ta de su pró­xi­mo SUV com­pac­to con un pro­to­ti­po ins­pi­ra­do en el éxi­to del C3

La Vanguardia - Dinero - - CONCEPT CAR - Pe­re Prat

Con el fin de crear una at­mós­fe­ra aco­ge­do­ra, el mo­de­lo des­ta­ca por su su­per­fi­cie acris­ta­la­da

Cual­quie­ra de los afi­cio­na­dos que se cru­cen con el C-Aircross en un sa­lón au­to­mo­vi­lís­ti­co in­ter­na­cio­nal pue­de pen­sar que se tra­ta de un vehícu­lo muy pró­xi­mo a ser fa­bri­ca­do en se­rie. Esa es la in­ten­ción, sin du­da, del equi­po que lo ha crea­do, pe­se a que la fal­ta de da­tos téc­ni­cos que pro­por­cio­nan pa­re­ce in­di­car to­do lo con­tra­rio. En es­te ca­so, es­ta­mos an­te un con­cept car que pre­ten­de ade­lan­tar las pro­por­cio­nes del pró­xi­mo SUV com­pac­to firmado por Ci­troën, y la au­sen­cia de in­for­ma­ción so­bre su teó­ri­ca mo­to­ri­za­ción pue­de ex­pli­car­se por el he­cho de que se be­ne­fi­cia­ría de la mis­ma ba­se ro­dan­te de un exi­to­so her­mano de ga­ma de­no­mi­na­do C3.

Ade­más de ejer­cer co­mo em­ba­ja­dor vi­sual pa­ra un fu­tu­ro mo­de­lo ma­tri­cu­la­ble, el ru­ti­lan­te C-Aircross es una mag­ní­fi­ca de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes so­bre el por­ve­nir de la mar­ca fran­ce­sa, que pre­ten­de re­cu­pe­rar la he­ge­mo­nía en tér­mi­nos de con­fort. Con el fin de ge­ne­rar una at­mós­fe­ra aco­ge­do­ra, es­te pro­to­ti­po des­ta­ca por su ge­ne­ro­sa su­per­fi­cie acris­ta­la­da, que vie­ne re­ma­ta­da me­dian­te un te­cho de cris­tal pa­no­rá­mi­co pa­ra en­vol­ver a los pa­sa­je­ros en un am­bien­te lu­mi­no­so que in­vi­ta al op­ti­mis­mo.

La pro­pia pre­si­den­ta de la mar­ca de los dos che­vro­nes, Lin­da Jack­son, ex­pli­ca­ba du­ran­te la pre­sen­ta­ción del vehícu­lo que “el con­cept car C-Aircross su­po­ne la con­ti­nua­ción de la ofen­si­va in­ter­na­cio­nal de pro­duc­to de nues­tra em­pre­sa. Con el es­pí­ri­tu del nue­vo C3, es una vi­sión di­fe­ren­te de los SUV com­pac­tos, se­gu­ra de sí mis­ma y atre­vi­da. Es­te pro­to­ti­po tam­bién en­car­na por com­ple­to las am­bi­cio­nes del pro­gra­ma Ci­troën Ad­van­ced Com­fort con su es­pa­cio in­te­rior co­mo fuen­te de bie­nes­tar”. So­fás en mo­vi­mien­to Uno de los prin­ci­pa­les as­pec­tos des­ta­ca­bles del C-Aircross son los cua­tro asien­tos ele­gi­dos pa­ra la oca­sión, ins­pi­ra­dos cla­ra­men­te en las có­mo­das so­lu­cio­nes que adop­tan los úl­ti­mos mo­de­los lan­za­dos por Ci­troën. Se tra­ta de ver­da­de­ros so­fás que pretenden emu­lar el con­fort de las bu­ta­cas que tie­ne cual­quier per­so­na en el co­me­dor de su ho­gar. Pa­ra con­se­guir­lo, se ha op­ta­do por do­tar­los de do­ble mu­lli­do, una so­lu­ción per­fec­ta si se quie­re dis­po­ner de una gran sen­sa­ción de co­mo­di­dad al sen­tar­se y un óp­ti­mo ni­vel de re­sis­ten­cia a la fa­ti­ga en los via­jes de lar­go re­co­rri­do.

La so­lu­ción de las puer­tas de aper­tu­ra opues­ta re­sul­ta ideal pa­ra fa­ci­li­tar el ac­ce­so a bor­do y fo­men­tar la sen­sa­ción de que so­bra el es­pa­cio. Una vez en el in­te­rior, los cua­tro ocu­pan­tes dis- fru­ta­rán de un tra­to mu­si­cal in­di­vi­dua­li­za­do, gra­cias a los al­ta­vo­ces mon­ta­dos en ca­da uno de los re­po­sa­ca­be­zas. Do­ta­do de una pla­ta­for­ma que per­mi­te car­gar el smartp­ho­ne por in­duc­ción, el C-Aircross so­bre­sa­le asi­mis­mo por los com­ple­tos grá­fi­cos que se pue­den pro­yec­tar en el pa­ra­bri­sas a tra­vés de su avan­za­do Head Up Dis­play a to­do co­lor, que in­for­ma al con­duc­tor sin que ten­ga que apar­tar la vis­ta de la ca­rre­te­ra.

Cá­ma­ras Dos es­tu­pen­das cá­ma­ras la­te­ra­les ejer­cen las fun­cio­nes de re­tro­vi­so­res, mien­tras que la Con­nec­te­dCAM gra­ba lo que su­ce­de fren­te al con­duc­tor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.