El tiem­po es el ver­da­de­ro lujo

For­mar par­te del Club de Clien­tes Ford Vig­na­le com­por­ta be­ne­fi­cios

La Vanguardia - Dinero - - MOTOR - Los clien­tes Vig­na­le cuen­tan con la asis­ten­cia de un ser­vi­cio per­so­na­li­za­do Da­niel Bal­cells

Los nue­vos Ford Vig­na­le –Mon­deo, S-Max, Ed­ge, Kuga (y pron­to tam­bién dis­po­ni­ble en el nue­vo Fiesta)– no só­lo pre­sen­tan es­pe­ci­fi­ca­cio­nes ex­clu­si­vas, ni­ve­les pre­mium de ca­li­dad en aca­ba­dos y ma­te­ria­les, equi­pa­mien­tos de ga­ma al­ta, y téc­ni­cas de fa­bri­ca­ción y con­tro­les más me­ticu­losos. El con­cep­to Vig­na­le es para Ford una fi­lo­so­fía glo­bal di­se­ña­da para pro­por­cio­nar al clien­te una me­jor ex­pe­rien­cia de uso y pro­pie­dad del vehícu­lo, con aten­ción per­so­na­li­za­da y ser­vi­cios orien­ta­dos a la op­ti­mi­za­ción de su tiem­po.

Vig­na­le, la ex­pre­sión más al­ta de la mar­ca del óva­lo en Eu­ro­pa, su­po­ne una nue­va in­ter­pre­ta­ción de la ex­ce­len­cia y el lujo mo­derno apli­ca­do a pro­duc­tos y ser­vi­cios para los clien­tes más exi­gen­tes. El ob­je­ti­vo es que la ex­clu­si­vi­dad se con­vier­ta en una ex­pe­rien­cia de usua­rio úni­ca, con aten­cio­nes a me­di­da, co­mo la asis­ten­cia te­le­fó­ni­ca gra­tui­ta 24 ho­ras a tra­vés del sis­te­ma Vig­na­le One Call.

Al ad­qui­rir un Ford Vig­na­le, los pro­pie­ta­rios en­tran a for­mar par­te del Club de Clien­tes Ford Vig­na­le. Su mem­bre­sía com­por­ta be­ne­fi­cios co­mo el ac­ce­so al ser­vi­cio de Te­leFar­ma­cia (con en­tre­ga de me­di­ca­men­tos a do­mi­ci­lio 24 ho­ras an­te en­fer­me­dad) o al ser­vi­cio de Con­cier­ge te­le­fó­ni­co, am­bos gra­tis e ili­mi­ta­dos. Es­tos ser­vi­cios para el cui­da­do per­so­nal y fa­mi­liar –in­clu­yen­do a pa­dres ma­yo­res, hi­jos me­no­res y cón­yu­ge– los pres­ta la em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da Alares y per­mi­ten ac­ce­der a un am­plio aba­ni­co de op­cio­nes.

Los ase­so­res te­le­fó­ni­cos de Alares es­tán a dis­po­si­ción del clien­te Vig­na­le mientras sea pro­pie­ta­rio del vehícu­lo para to­do ti­po de con­sul­tas pe­ro tam­bién para ayu­dar­le en la or­ga­ni­za­ción y pla­ni­fi­ca­ción de sus ac­ti­vi­da­des dia­rias. En­tre las so­li­ci­tu­des de clien­tes reales aten­di­das fi­gu­ran des­de la re­ser­va de res­tau­ran­tes, la pla­ni­fi­ca­ción de ru­tas y via­jes, las su­ge­ren­cias de ofer­tas de ocio, la com­pra de en­tra­das y es­pec­tácu­los o la or­ga­ni­za­ción de un even­to, has­ta la bús­que­da de un ar­tícu­lo ago­ta­do o des­ca­ta­lo­ga­do, la com­pa­ra­ti­va en­tre pro­duc­tos de tec­no­lo­gía con in­for­me es­que­má­ti­co de sus ca­rac­te­rís­ti­cas, con­fec­ción de pre­su­pues­tos de­ta­lla­dos, re­pa­ra­cio­nes do­més­ti­cas a car­go de téc­ni­cos es­pe­cia­li­za­dos, o in­for­ma­ción para un tra­ba­jo de in­ves­ti­ga­ción...

En de­fi­ni­ti­va, la idea y el com­pro­mi­so de Ford con el clien­te Vig­na­le es aho­rrar­le es­fuer­zos y ayu­dar­le a no mal­gas­tar su tiem­po en ges­tio­nes de su vi­da dia­ria cu­brien­do des­de una ne­ce­si­dad pun­tual e in­me­dia­ta, has­ta la bús­que­da de so­lu­cio­nes alternativas más com­ple­jas a sus pro­ble­mas co­ti­dia­nos. To­do lo que ha­ga fal­ta para que el pro­pie­ta­rio de un Ford Vig­na­le sien­ta, vi­va y dis­fru­te de una ex­pe­rien­cia pre­mium de au­tén­ti­co lujo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.