Ini­cia­ti­vas sociales bien ca­na­li­za­das

La Vanguardia - Dinero - - LAS CLAVES DEL PODER - Jo­sep Oriol Pu­jol i Hu­met Director ge­ne­ral de la Fun­da­ció Pe­re Ta­rrés

Filantropía Es con­ve­nien­te que las em­pre­sas y fa­mi­lias con tra­di­ción de apo­yo so­cial lo ha­gan a tra­vés de ini­cia­ti­vas ya con­so­li­da­das

Warren Buf­fett dio 37.000 mi­llo­nes, el 80% de su pa­tri­mo­nio el año 2006, a cin­co fun­da­cio­nes, en­tre ellas la Fun­da­ción Bill y Me­lin­da Ga­tes. El mul­ti­mi­llo­na­rio po­día ha­ber cons­ti­tui­do un gran pro­yec­to fi­lan­tró­pi­co a su nom­bre, pe­ro de­ci­dió re­nun­ciar a su pro­ta­go­nis­mo y su­mar­se a pro­yec­tos de en­ti­da­des que ya es­ta­ban de­mos­tran­do su efi­ca­cia.

En el mun­do de la em­pre­sa ca­ta­la­na se ha iro­ni­za­do con el he­cho de que el em­pren­de­dor pre­fie­re una tien­da mo­des­ta con­tro­la­da por él an­tes que te­ner un por­cen­ta­je mi­no­ri­ta­rio en el ac­cio­na­ria­do de un gran dis­tri­bui­dor. Es­ta for­ma de ac­tuar se tra­du­ce a la filantropía de la em­pre­sa o las for­tu­nas fa­mi­lia­res. Des­de el mun­do eco­nó­mi­co, a me­nu­do se cons­ti­tu­yen fun­da­cio­nes con las me­jo­res in­ten­cio­nes, pen­san­do que el pro­yec­to que se po­ne en mar­cha es muy ne­ce­sa­rio, y tam­bién pen­san­do en la ven­ta­ja de los be­ne­fi­cios fis­ca­les, pe­ro con unas ca­pa­ci­da­des li­mi­ta­das para desa­rro­llar ini­cia­ti­vas pro­pias y a me­nu­do sin re­fle­xio­nar si esa es la for­ma más efi­cien­te de sa­car ren­di­mien­to a un le­ga­do o una do­na­ción. In­clu­so se mi­ra con sus­pi­ca­cia cuan­do se acer­can en­ti­da­des por­que se per­ci­ben las in­efi­cien­cias y se con­si­de­ran ya fi­nan­cia­das por otras vías.

Va­lo­ran­do la filantropía, las ex­ce­len­tes in­ten­cio­nes de unas fa­mi­lias y em­pre­sas que han he­cho tra­di­ción del sos­tén de la ini­cia­ti­va so­cial, se­ría in­tere­san­te ca­na­li­zar­lo con una pers­pec­ti­va am­plia y a tra­vés de las ini­cia­ti­vas exis­ten­tes, co­mo hacen mu­chas per­so­nas y or­ga­ni­za­cio­nes. In­efi­cien­cias hay en to­das las or­ga­ni­za­cio­nes, pe­ro las cau­sas co­lec­ti­vas ges­tio­na­das por en­ti­da­des sociales se han mos­tra­do efi­ca­ces co­rreas de trans­mi­sión en la aten­ción a las in­quie­tu­des del con­jun­to de la so­cie­dad. For­ta­le­cer y em­po­de­rar las or­ga­ni­za­cio­nes, in­flu­yen­do des­de un com­pro­mi­so glo­bal y ha­cien­do apor­ta­cio­nes sig­ni­fi­ca­ti­vas, si así se con­si­de­ra, pue­de ser una ex­ce­len­te for­ma de filantropía. Se­gu­ro que fun­da­cio­nes y pe­que­ñas aso­cia­cio­nes es­tán abier­tas a la par­ti­ci­pa­ción en ge­ne­ral e, in­clu­so, en sus ór­ga­nos de go­bierno, cuan­do hay apor­ta­cio­nes eco­nó­mi­cas a la vez que pro­pues­tas rea­lis­tas y bien fun­da­men­ta­das so­bre el pro­yec­to. Las si­ner­gias que la em­pre­sa pue­de apor­tar a pro­yec­tos de in­te­rés ge­ne­ral, in­clu­yen­do co­la­bo­ra­cio­nes pro­fe­sio­na­les, pue­den su­po­ner mu­cho más que los re­cur­sos da­dos.

Una ver­da­de­ra res­pon­sa­bi­li­dad so­cial cor­po­ra­ti­va o fa­mi­liar in­clu­ye una pro­pues­ta de va­lor para la em­pre­sa, a la vez que para la so­cie­dad en ge­ne­ral. ¿Qué ma­yor con­tri­bu­ción que unir es­fuer­zos con los ac­to­res sur­gi­dos de la ini­cia­ti­va so­cial, su­man­do ca­pa­ci­da­des para ha­cer efec­ti­va una mi­sión co­mún? Se­gu­ro que, con la do­ble ge­ne­ro­si­dad, eco­nó­mi­ca y de im­pli­ca­ción en el pro­yec­to, las con­tri­bu­cio­nes in­cre­men­tan su ren­di­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.