Un ni­do de innovación en Oso­na

La em­pre­sa de ser­vi­cios de di­gi­ta­li­za­ción Sei­dor des­ti­na­rá dos mi­llo­nes de eu­ros al nue­vo cen­tro

La Vanguardia - Dinero - - EMPRESAS - Blan­ca Gispert

El cen­tro es una ‘start-up’ den­tro de la em­pre­sa: pe­que­ño, ágil y co­nec­ta­do con la tec­no­lo­gía avan­za­da

Ais­la­do de la ci­vi­li­za­ción a más de 6.000 me­tros de al­tu­ra, Fe­rran La­to­rre es­tá a pun­to de ho­llar la ci­ma del Eve­rest. ¿Có­mo de­be ser su as­cen­so? ¿Ten­drá pro­ble­mas sin la bur­bu­ja de oxí­geno? ¿Y el tiem­po? ¿Ha­brá ne­va­do mu­cho? Las noticias que lle­gan de una ex­pe­di­ción en las al­tu­ras sue­len ser las que al­guien ex­pli­ca de vez en cuan­do des­de la dis­tan­cia o bien las que el al­pi­nis­ta da a co­no­cer al vol­ver de la aven­tu­ra.

Con La­to­rre, es­ta vez es di­fe­ren­te. Una apli­ca­ción en lí­nea mues­tra la lo­ca­li­za­ción y el es­ta­do del al­pi­nis­ta en detalle. In­di­ca si es­tá can­sa­do, con­ten­to o des­ani­ma­do, mi­de sus ca­rac­te­rís­ti­cas fi­sio­ló­gi­cas, co­mo las pul­sa­cio­nes e, in­clu­so, cual­quier per­so­na pue­de en­viar­le un mensaje de áni­mos que re­ci­be al ins­tan­te. La­to­rre lle­va ins­ta­la­dos va­rios sen­so­res a su equi­po y tam­bién pul­se­ras in­te­li- gen­tes que en­vían y re­ci­ben da­tos me­dian­te co­ne­xio­nes vía sa­té­li­te.

Es­ta so­lu­ción tec­no­ló­gi­ca la ha di­se­ña­do el cen­tro de I+D Sei­dor Labs, for­ma­do por 20 per­so­nas. Es­tá in­te­gra­do en Sei­dor, una em­pre­sa de Vic –que fac­tu­ra 310 mi­llo­nes de eu­ros, em­plea a 3.600 per­so­nas y es­tá pre­sen­te en 26 paí­ses– es­pe­cia­li­za­da en la in­te­gra­ción a medida de soft­wa­re pa­ra ter­ce­ras com­pa­ñías, co­mo SAP, IBM, Ado­be, Mi­cro­soft en múl­ti­ples apa­ra­tos tec­no­ló­gi­cos. Tra­ba­ja pa­ra di­gi­ta­li­zar em­pre­sas de cual­quier ám­bi­to, rea­li­za pro­yec­tos di­gi­ta­les pa­ra la Ad­mi­nis­tra­ción y des­de ha­ce unos me­ses, ha afian­za­do su apues­ta por la innovación con la aper­tu­ra en To­na de su pri­mer cen­tro úni­ca­men­te de­di­ca­do al I+D, el Sei­dor Labs. Tie­ne pre­vis­to in­ver­tir has­ta dos mi­llo­nes de eu­ros, una par­te de los cua­les ya han si­do des­em­bol­sa­dos pa­ra po­ner­lo en mar­cha, y du­pli­car la plan­ti­lla has­ta lle­gar a las 40 per­so­nas den­tro de tres años.

El director ad­jun­to de Sei­dor, Eduard Far­ga, ex­pli­ca que con­ci­be la plan­ta co­mo una start-up den­tro de to­do el en­gra­na­je de la em­pre­sa: pe­que­ña, ágil y co­nec­ta­da con el mun­do. Quie­re que sea una área de­di­ca­da a cap­tar la tec- no­lo­gía más avan­za­da del mer­ca­do pa­ra des­pués pro­ce­sar­la y crear ser­vi­cios in­no­va­do­res y dis­rup­ti­vos. La idea, di­ce, es que in­clu­so el Sei­dor Labs cree apa­ra­tos y pro­gra­mas tan nue­vos co­mo pa­ra que la em­pre­sa los lle­gue a pa­ten­tar.

Así pues, el pro­yec­to de Fe­rran La­to­rre (que no ha si­do pa­ten­ta­do) es fru­to de es­ta apues­ta por la innovación. Pe­ro no es lo úni­co que Sei­dor Labs tie­ne en­tre ma- nos. Des­de que se abrió, el cen­tro tie­ne en mar­cha más de 15 ini­cia­ti­vas, prin­ci­pal­men­te del sec­tor de la salud –don­de tie­ne pre­vis­to pa­ten­tar pron­to una tec­no­lo­gía–, la in­dus­tria 4.0 (má­qui­nas co­nec­ta­das con sen­so­res) y la reali­dad au­men­ta­da y vir­tual.

Des­ta­can al­gu­nas so­lu­cio­nes del cam­po sa­ni­ta­rio, que per­mi­ten de­tec­tar la fa­ti­ga y el es­trés o me­jo­rar los mo­vi­mien­tos de per­so­nas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da. Tam­bién hay otros que mo­ni­to­ri­zan el fun­cio­na­mien­to de má­qui­nas in­dus­tria­les pa­ra des­pués ha­cer aná­li­sis pre­dic­ti­vos de la ac­ti­vi­dad. Da­vid Reifs y An­to­ni Ba­de­nas, di­rec­to­res del cen­tro, ex­pli­can que la mi­tad de las ini­cia­ti­vas ya es­tán en el mer­ca­do y que el res­to se en­cuen­tran en fa­se de de­sa­rro­llo.

Tam­bién co­men­tan que al­gu­nos de los pro­yec­tos han si­do desa­rro­lla­dos con la co­la­bo­ra­ción de uni­ver­si­da­des co­mo la UPC, la UOC o la UVic. “Cree­mos que pa­ra in­no­var hay que es­tar en con­tac­to con el me­jor ta­len­to y es­te se en­cuen­tra en el eco­sis­te­ma aca­dé­mi­co de las uni­ver­si­da­des. Con no­so­tros, es­tu­dian­tes y doc­to­ran­dos tam­bién apren­den a for­mar­se en el cam­po laboral y a tras­la­dar al mer­ca­do sus ideas”.

LLIBERT TEIXIDÓ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.