Lofts: cuan­do lo bohe­mio es pre­mium

Son mu­cho más que una vi­vien­da, ca­si un es­ti­lo de vi­da. Pe­ro, ¿son lofts to­do lo que se vende co­mo tal?

La Vanguardia - Dinero - - CASAS - Natàlia Bosch

¿Quién no ha so­ña­do en al­gún mo­men­to con vi­vir en un loft? Po­co im­por­ta de qué ge­ne­ra­ción sea­mos, su po­der de atrac­ción es ex­tem­po­rá­neo. "Son vi­vien­das que se han vin­cu­la­do tan­to con la es­ce­na artística y cul­tu­ral del Nue­va York de los años cin­cuen­ta­se­ten­ta del si­glo XX que, hoy en día, aún con­ser­van un ha­lo ro­mán­ti­co en la me­mo­ria co­lec­ti­va", ex­pli­ca el ar­qui­tec­to Jau­me Prat. "Y eso que, ori­gi­na­ria­men­te, los lofts eran es­pa­cios pre­ca­rios y ca­si in­sa­lu­bres que no es­ta­ban acon­di­cio­na­dos pa­ra vi­vir", aña­de. "Aho­ra, la ma­yo­ría de lofts dis­po­ni­bles son vi­vien­das pre­mium", ase­gu­ra Cristina Ala­bart, di­rec­to­ra del equi­po de ven­tas de a Pro­per­ties. Cla­ro que no to­do lo que se vende co­mo loft lo es real­men­te...

Lofts, ¿so­lo un recurso de ven­ta?

"De tan­to usar­la, y usar­la mal, la pa­la­bra loft se ha de­va­lua­do. Aho­ra se lla­ma­lof­ta to­da vi­vien­da más o me­nos diá­fa­na. Y es­to no bas­ta pa­ra ser un loft", ase­gu­ra Prat. Los lofts tie­nen su ori­gen en el Nue­va York de los años cin­cuen­ta, en un Man­hat­tan que pa­re­cía una zo­na des­mi­li­ta­ri­za­da. Ori­gi­na­ria­men­te, eran gran­des na­ves in­dus­tria­les re­con­ver­ti­das en vi­vien­das y es­tu­dio por par­te de ar­tis­tas y bohe­mios. Sus te­chos al­tí­si­mos, sus es­pa­cios am­plios y diá­fa­nos y su luz los con­ver­tían en un lu­gar per­fec­to pa­ra es­ta­ble­cer sus ta­lle­res. "De he­cho, es pro­ba­ble que uno de los pri­me­ros lofts fue­ra el del pin­tor Jack­son Po­llock. Aun­que, sin du­da, el más fa­mo­so es The Fac­tory, de Andy War­hol", afir­ma Prat.

Pe­ro de esa idea em­brio­na­ria de loft po­co o ca­si na­da queda. Y me­nos aquí. "No te­ne­mos tra­di­ción, co­mo sí ocu­rre en Nue­va York o Lon­dres. Es más, buena par­te del par­que in­dus­trial de Bar­ce­lo­na se ti­ró al sue­lo pa­ra cons­truir en­ci­ma. Se con­ser­va­ron muy­po­cas fá­bri­cas o na­ves in­dus­tria­les", se la­men­ta el ar­qui­tec­to Jau­me Prat.

Po­cos y muy bus­ca­dos

Es­ta es­ca­sez de ofer­ta ha­ce que los po­cos lofts que hay es­tén muy co­ti­za­dos (y co­di­cia­dos). "Por sus ca- rac­te­rís­ti­cas –me­tros cua­dra­dos, lu­mi­no­si­dad, ar­qui­tec­tu­ra in­dus­trial re­cu­pe­ra­da...– sue­len ser vi­vien­das ca­ras, de en­tre 6.000 y 8.000 €/m2. Y si las hay de 300 m2, cal­cu­la...", afir­ma Cristina Ala­bart, de la in­mo­bi­lia­ria de lu­jo a Pro­per­ties.

Oriol Ca­nal, director ge­ne­ral del MMC de Engel & Völkers, cree, en cam­bio, que son pro­duc­tos sobre va­lo­ra­dos :" El precio por me­tro cua­dra­do de es­tas vi­vien­das de­be­ría ser in­fe­rior al de una con­ven­cio­nal, por­que su ori­gen no es re­si­den­cial, sue­le ser in­dus­trial o co­mer­cial. Por lo que, en ge­ne­ral, no es­tán pen­sa­das pa­ra te­ner las co­mo­di­da­des de una vi­vien­da al uso". Aun­que aña­de que a la ho­ra de es­ta­ble­cer el precio im­por­ta mu­cho la zo­na, tam­bién des­ta­ca el ti­po de reha­bi­li­ta­ción que se ha lle­va­do a ca­bo. "Hay lofts con re­for­mas es­pec­ta­cu­la­res de di­se­ño que pue­den va­ler igual o más que un pi­so con­ven­cio­nal en la mis­ma zo­na. Pe­ro no de­be­ría ser la nor­ma".

Y ¿en qué zo­nas de Bar­ce­lo­na en­con­tra­mos lofts? Son vi­vien­das que sue­len en­con­trar­se en ba­rrios co­mo Po­ble­nou, Sants, Grà­cia, Sant Andreu... Áreas de la ciu­dad en las que ha ha­bi­do una ac­ti­vi­dad in­dus­trial o co­mer­cial im­por­tan­te. "No los bus­ques en la zo­na al­ta o L'Ei­xam­ple, por­que no los hay. Otra co­sa es que se cons­tru­yan vi­vien­das ti­po­loft, más o me­nos diá­fa­nas, pe­ro no son pro­pia­men­te lofts", avi­sa Cristina Ala­bart.

Mu­cho más que bohe­mios

¿Có­mo es el tar­get de es­te ti­po de vi­vien­das? "Mo­der­nos a los que les gus­ta el di­se­ño y la es­té­ti­ca mi­ni­ma­lis­ta e in­dus­trial. Pe­ro tam­bién bohe­mios, in­te­lec­tua­les, ar­tis­tas, sin­gles o pa­re­jas jó­ve­nes sin hi­jos", afir­ma Ala­bart. De he­cho, es de la opi­nión que los lofts no sue­len ser vi­vien­das pa­ra siem­pre. "Son per­fec­tos pa­ra una eta­pa con­cre­ta de la vi­da, pe­ro lle­ga un mo­men­to, sobre to­do si tie­nes hi­jos, en que agra­de­ces te­ner in­ti­mi­dad. Y en un loft, que por de­fi­ni­ción es un gran es­pa­cio diá­fano, no la hay".

Oriol Ca­nal, en es­te sen­ti­do, aña­de que la na­tu­ra­le­za al­ter­na­ti­va de los lofts los con­vier­te en vi­vien­das idó­neas pa­ra per­so­nas con un es­ti­lo de vi­da tam­bién al­ter­na­ti­vo y po­co con­ven­cio­nal. "Pue­den ser des­de sin­gles in­con­di­cio­na­les has­ta una pa­re­ja de ar­tis­tas de se­sen­ta años. Pe­ro to­dos ellos bus­can en un loft una vi­vien­da úni­ca. No quie­ren vi­vir en una ca­ja de za­pa­tos sin gra­cia idén­ti­ca a la del ve­cino, co­mo ocu­rre con mu­chos pi­sos de nue­va cons­truc­ción, sino en un es­pa­cio sin­gu­lar. Tie­nen una sen­si­bi­li­dad artística es­pe­cial y quie­ren que su ca­sa tam­bién la ten­ga."

Los lofts no sue­len ser un pro­duc­to fi­nal. Son vi­vien­das de pa­so, pa­ra una eta­pa con­cre­ta de la vi­da El 'tar­get' de un loft sue­le te­ner un es­ti­lo de vi­da al­ter­na­ti­vo y bus­ca una vi­vien­da sin­gu­lar y úni­ca

ENGEL & VÖLKERS

01 01 En El Clot Si­tua­do en un edi­fi­cio de prin­ci­pios del si­glo XX, es­te loft de más 400 m2 re­par­ti­dos en dos plan­tas per­te­ne­ció a la fa­mi­lia del ci­neas­ta Luis Bu­ñuel. Reha­bi­li­ta­do, va­le 1.650.000 €.

APROPERTIES

02 En el Born Con ele­men­tos re­cu­pe­ra­dos de la cons­truc­ción ori­gi­nal, es­te áti­co cuen­ta con 300 m2 y cues­ta 2.500.000 €.

02

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.