Su­per­de­por­ti­vo y fa­mi­liar

El RS 6 Avant Per­for­man­ce sor­pren­de por su fa­ci­li­dad pa­ra usar­lo a dia­rio

La Vanguardia - Dinero - - MOTOR - Fran­cesc Pla

El Au­di RS 6 Avant nor­mal, de 560 CV, es una bes­tia de as­fal­to ca­paz de trans­por­tar con to­da co­mo­di­dad a la fa­mi­lia. Pe­ro Au­di sue­le ir más allá con su pres­ti­gio­sa ga­ma RS y, en es­te ca­so, po­ne a dis­po­si­ción de los clien­tes más exi­gen­tes la ver­sión RS 6 Avant Per­for­man­ce. Su apa­rien­cia es re­la­ti­va­men­te dis­cre­ta, ya que pa­ra mu­chos se­gui­rá sien­do un “Au­di fa­mi­liar con las rue­das gran­des”. Es fá­cil ima­gi­nar que la co­sa va mu­cho más allá. Pues­tos a de­ta­llar su as­pec­to lla­ma la aten­ción los pa­ra­gol­pes es­pe­cí­fi­cos, con ta­lo­ne­ras más gran­des y la ins­crip­ción Quat­tro en la pa­rri­lla in­fe­rior de­lan­te­ra. Por de­trás, un enor­me di­fu­sor de car­bono con­tri­bu­ye a lo­grar la me­jor es­ta­bi­li­dad a al­ta ve­lo­ci­dad. Las llan­tas, tam­bién enor­mes, son de 21 pul­ga­das con neu­má­ti­cos 285/30.

Pe­ro si hay al­go es­pe­cial es el mo­tor de es­te su­per­de­por­ti­vo fa­mi­liar, el mis­mo V8 4.0 TFSI, pe­ro potenciado has­ta na­da me­nos que los 605 CV. Tie­ne el mis­mo par mo­tor (700 Nm), pe­ro aho­ra se aña­de una fun­ción over­boost que per­mi­te dis­po­ner du­ran­te unos se­gun­dos de un par de 750 Nm en­tre 2.500 y 5.500 rpm. Bru­tal. Por su­pues­to, la trac­ción Quat­tro, mar­ca de la casa, se en­car­ga de trans­mi­tir to­do es­te po­ten­cial al sue­lo. No ha­ce fal­ta de­cir que ace­le­ra co­mo un ver­da­de­ro de­por­ti­vo; en só­lo 3,7 se­gun­dos lle­ga a 100 km/h. Pe­ro es que en 12 se­gun­dos el ve­lo­cí­me­tro ya mar­ca 200 km/h. La ve­lo­ci­dad má­xi­ma de se­rie es­tá li­mi­ta­da a 250 km/h, aun­que con el pa­que­te Dy­na­mic lle­ga a 280 y con el Dy­na­mic Plus a 305 km/h. Son ex­tras que hay que pa­gar a par­te y en­ca­re­cen, más si ca­be, su pre­cio. El más in­tere­san­te, por efec­ti­vo, es el pa­que­te Dy­na­mic Plus con di­rec­ción di­ná­mi­ca, fre­nos car­bo­ce­rá­mi­cos y sus­pen­sión de­por­ti­va Plus RS.

Al vo­lan­te, el con­duc­tor tie­ne la sen­sa­ción de es­tar sen­ta­do, más que en un fa­mi­liar al uso, en una ber­li­na de lu­jo, con al­gu­nos de­ta­lles de­por­ti­vos de mu­cha ca­li­dad y de muy buen gus­to. Los asien­tos en­vuel­ven el cuer­po de for­ma per­fec­ta, im­pi­dien­do los mo­vi­mien­tos la­te­ra­les en las cur­vas. Los múl­ti­ples re­gla­jes eléc­tri­cos ha­cen que en­con­trar una po­si­ción per­fec­ta de con­duc­ción sea ta­rea de unos po­cos se­gun­dos. Asi­mis­mo, el RS 6 Avant Per­for­man­ce dis­po­ne de una idó­nea pla­ta­for­ma pa­ra apo­yar el pie iz­quier­do, ac­ción to­tal­men­te im­pres­cin­di­ble pa­ra ex­plo­rar los lí­mi­tes fí­si­cos de tan apa­bu­llan­te au­to­mó­vil.

El mo­tor V8 4.0 TFSI con do­ble tur­bo, con sis­te­ma de des­co­ne­xión se­lec­ti­va de ci­lin­dros, tie­ne un so­ni­do que enamo­ra: un sua­ve pe­ro po­de­ro­so ron­ro­neo a ba­jas vuel­tas que se con­vier­te en bra­mi­do de com­pe­ti­ción cuan­do la aceleración es con­tun­den­te. De to­das for­mas, la in­so­no­ri­za­ción es bue­na y a pe­sar de la mag­ní­fi­ca sin­fo­nía que in­ter­pre­tan los ocho ci­lin­dros, el mo­tor no lle­ga a mo­les­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.