Ga­na adep­tos en las em­pre­sas más com­pe­ti­ti­vas

Más allá de los be­ne­fi­cios am­bien­ta­les, las em­pre­sas que lo im­plan­tan ga­nan en com­pe­ti­ti­vi­dad e ima­gen de mar­ca

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez

El 80% de los im­pac­tos am­bien­ta­les de un pro­duc­to o ser­vi­cios se de­fi­nen en la fa­se de di­se­ño. En ese sen­ti­do, de­tec­tar pro­ble­mas en es­ta eta­pa y bus­car las so­lu­cio­nes más efi­cien­tes que ha­gan un me­jor uso de los re­cur­sos y re­duz­can los efec­tos se­cun­da­rios es cru­cial pa­ra el me­dio am­bien­te. Pe­ro no só­lo pa­ra el me­dio am­bien­te. La efi­cien­cia in­he­ren­te al eco­di­se­ño o di­se­ño eco­ló­gi­co tam­bién su­po­ne opor­tu­ni­da­des pa­ra las em­pre­sas en for­ma de be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos, ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas y una me­jor ima­gen de mar­ca.

“Ca­da vez más em­pre­sas son cons­cien­tes de ello e in­tro­du­cen pa­rá­me­tros de eco­di­se­ño en su es­tra­te­gia”, ex­pli­ca Jo­sé F. Ló­pez-Agui­lar, fun­da­dor de OiKo De­sign Of­fi­ce, con­sul­to­ría es­pe­cia­li­za­da en di­se­ño eco­ló­gi­co. “El re­sul­ta­do son pro­duc­tos o ser­vi­cios más efi­ca­ces, in­no­va­do­res y ren­ta­bles ya que si el pro­duc­to no es ren­ta­ble no se­rá sos­te­ni­ble tam­po­co”, se­ña­la Ló­pez.

El ex­per­to, que tam­bién es pro­fe­sor de Eli­sa­va y del IED, ex­pli­ca que en la ac­tua­li­dad el di­se­ño eco­ló­gi­co “es un ele­men­to de di­fe­ren­cia­ción y de po­si­cio­na­mien­to de mar­ca”, aun­que re­co­no­ce que es­to de­ja­rá de ser así cuan­do su im­plan­ta­ción sea más ge­ne­ra­li­za- da. Por otro la­do, tam­bién de­nun­cia que hay mu­cho green­wa­shing o pu­bli­ci­dad ver­de. “Em­pre­sas que só­lo por in­tro­du­cir me­jo­ras ín­fi­mas, cam­bios en pro­duc­tos mi­no­ri­ta­rios pa­ra el con­jun­to del ne­go­cio o in­clu­so so­lu­cio­nes que en reali­dad no son tan eco­ló­gi­cas quie­ren apro­ve­char­se de la bue­na pu­bli­ci­dad de ser ver­des”. El ca­so de Serhs Food A pe­sar del green­wa­shing, son mu­chos los ejem­plos de bue­nas prác­ti­cas en di­se­ño eco­ló­gi­co. Uno de ellos es el de la ca­ta­la­na Serhs Food, es­pe­cia­li­za­da en pro­duc­tos y ser­vi­cios pa­ra el sec­tor de la hos­te­le­ría, la res­tau­ra­ción y las co­lec­ti­vi­da­des. La com­pa­ñía ha di­se­ña­do un en­va­se de car­tón, pro­ce­den­te en un 70% de fi­bras re­ci­cla­das y que una vez fi­na­li­za­da su vi­da útil es 100% re­ci­cla­ble, que cuen­ta con unas di­men­sio­nes más com­pac­tas, per­mi­te lle­var más ca­jas por pa­lé y op­ti­mi­zar la ra­tio de car­ga, así co­mo una re­duc­ción de la can­ti­dad de car­tón y cin­ta ad­he­si­va ne­ce­sa­rios. Ade­más, se han aña­di­do unas asas pa­ra me­jo­rar la er­go­no­mía en su ma­ni­pu­la­ción.

Es­tas me­jo­ras han su­pues­to pa­ra Serhs Food una re­duc­ción de un 4% de los cos­tes en ad­qui­si­ción de las ca­jas, lo que se tra­du­ce en un aho­rro de 25.500 eu­ros anua­les. Pa­ra el me­dio am­bien­te su­po­ne evi­tar la emi­sión de 5 to­ne­la­das de CO al año gra­cias a las

2 me­jo­ras de ma­te­rial y lo­gís­ti­ca.

El ca­so de Serhs Food de­mues­tra que el di­se­ño eco­ló­gi­co es una he­rra­mien­ta y una opor­tu­ni­dad pa­ra las em­pre­sas.

El 80% de los im­pac­tos am­bien­ta­les de un pro­duc­to o ser­vi­cios se de­fi­nen en la fa­se de di­se­ño

AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.