In­no­var más allá de la tec­no­lo­gía

La Vanguardia - Dinero - - LIBROS - Franc Pon­ti Pro­fe­sor de in­no­va­ción en EADA Bu­si­ness School

La men­ción de la pa­la­bra in­no­va­ción, en ca­si cual­quier fo­ro, va acom­pa­ña­da de otra: tec­no­lo­gía. Tan­to se re­pi­te es­ta aso­cia­ción que, inevi­ta­ble­men­te, lle­va a co­nec­tar am­bos con­cep­tos y a uni­fi­car­los. La yux­ta­po­si­ción reite­ra­da ori­gi­na una ver­dad que no es real y que se con­vier­te en pos­ver­dad. ¿Aca­so no hay in­no­va­ción más allá de la tec­no­lo­gía?

La hay, y en gran­des do­sis. Pe­ro me te­mo que la des­in­for­ma­ción exis­ten­te en es­te cam­po ha ge­ne­ra­do un pa­no­ra­ma de­sola­dor. Mu­chos ciu­da­da­nos es­ta­ble­cen una re­la­ción uní­vo­ca en­tre in­no­va­ción y tec­no­lo­gía y, a par­tir de ahí, en­tien­den que pa­ra prac­ti­car la in­no­va­ción hay que es­tar in­de­fec­ti­ble­men­te to­ca­do por los án­ge­les del co­no­ci­mien­to tec­no­ló­gi­co.

Co­mo ar­gu­men­tan en el pres­ti­gio­so MIT­de Bos­ton, la in­no­va­ción no em­pie­za con la tec­no­lo­gía, sino con una ne­ce­si­dad. Así pues, la la­bor de las em­pre­sas que as­pi­ran a ser in­no­va­do­ras se pa­re­ce más a la de un an­tro­pó­lo­go que a la de un in­ge­nie­ro. Des­pués de ha­llar la ne­ce­si­dad, ha­bre­mos de pres­tar aten­ción a có­mo re­sol­ver­la. Só­lo ahí em­pe­za­rá a te­ner un pa­pel re­le­van­te la tec­no­lo­gía.

Vea­mos al­gu­nos ejem­plos. Hace al­gu­nas dé­ca­das, Nestlé de­tec­tó la ne­ce­si­dad de po­der ha­cer un buen café es­pres­so. Só­lo des­pués de ha­ber com­pren­di­do en pro­fun­di­dad la esen­cia del pro­ble­ma y de ha­ber­la con­ver­ti­do en una opor­tu­ni­dad po­ten­cial de ne­go­cio em­pe­zó a te­ner re­le­van­cia la so­lu­ción tec­no­ló­gi­ca, que, co­mo sa­be­mos, tar­dó mu­cho tiem­po en lle­gar. La pro­pues­ta crea­ti­va fi­nal de Nestlé, Nes­pres­so, ha lle­ga­do a des­pla­zar a las ca­fe­te­ras en mu­chos ho­ga­res. Se tra­ta, por tan­to, de una dis­rup­ción. La in­no­va­ción de Nes­pres­so no es tec­no­ló­gi­ca, sino de ca­nal.

La em­pre­sa es­pa­ño­la Za­ra (In­di­tex) uti­li­za un sis­te­ma de pro­duc­ción al­ta­men­te efi­cien­te que in­te­gra di­se­ño, pro­duc­ción, lo­gís­ti­ca y dis­tri­bu­ción, que fa­ci­li­ta los tiem­pos de res­pues­ta cor­tos y per­mi­te a los di­rec­to­res de al­ma­cén re­du­cir los stocks al mí­ni­mo. De es­ta ma­ne­ra, los di­se­ña­do­res re­suel­ven pro­ble­mas de pro­duc­ción y se adap­tan a las ve­lo­ces ten­den­cias del mer­ca­do. Las de­man­das de los clien­tes se trans­for­man rá­pi­da­men­te en ór­de­nes de pro­duc­ción. Co­mo en tan­tas otras em­pre­sas, Ama­zon en­tre ellas, la in­no­va­ción re­si­de en el pro­ce­so, no en la tec­no­lo­gía.

Hay cien­tos de ca­sos más: la ori­gi­na­li­dad de Ikea y sus tien­das o el exi­to­so em­pe­ño de los her­ma­nos Ro­ca pa­ra uni­fi­car emo­cio­nes y co­mi­da. Pri­me­ro, la ne­ce­si­dad. Lue­go, la tec­no­lo­gía. Yto­do ello bien em­pa­que­ta­do en una pro­pues­ta crea­ti­va que lo­gre atraer a los clien­tes sin tram­pas ni tru­cos.

Una so­cie­dad abier­ta y com­pe­ti­ti­va ne­ce­si­ta del in­ge­nio de to­dos los ciu­da­da­nos. In­no­var es una dis­ci­pli­na trans­ver­sal que es­tá al al­can­ce de to­do el mun­do. Se ne­ce­si­ta pen­sar di­fe­ren­te, dis­ci­pli­na, pa­sión por los equi­pos y las ideas com­par­ti­das y, co­mo siem­pre, al­go de suer­te.

What el­se? |

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.