Fun­da­ció Macba

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS -

En Bar­ce­lo­na es ha­bi­tual la queja de que fal­ta un te­ji­do de co­lec­cio­nis­mo com­pro­me­ti­do con la con­tem­po­ra­nei­dad que, a la vez que pa­tri­mo­nia­li­ce el ar­te ac­tual, po­ten­cie la ta­rea de los pro­fe­sio­na­les del mun­do del ar­te.

Pe­ro te­ne­mos al­gu­nas co­lec­cio­nes muy sin­gu­la­res que son au­tén­ti­cos re­fe­ren­tes in­ter­na­cio­na­les: una de ellas, la de la Fun­da­ció Macba, que es­tos días ce­le­bra su 30.º aniver­sa­rio. En 1987 un gru­po de 33 em­pre­sa­rios li­de­ra­dos por el al­cal­de Ma­ra­gall y Leo­pol­do Ro­dés in­ge­nió una ope­ra­ción de me­ce­naz­go cul­tu­ral que mo­di­fi­ca­ría el ba­rrio del Ra­val con la inau­gu­ra­ción en 1995 del icó­ni­co edi­fi­cio de Ri­chard Me­yer, que do­tó a la ciu­dad de mu­seo de ar­te con­tem­po­rá­neo, y es­ta­ble­ce­ría un mo­de­lo vi­sio­na­rio de par­te­na­ria­do pú­bli­co-pri­va­do ba­sa­do en la par­ti­ci­pa­ción de la so­cie­dad ci­vil en los ór­ga­nos de go­bierno de la ins­ti­tu­ción y el com­pro­mi­so de do­tar­lo de una co­lec­ción que el mu­seo po­dría dis­po­ner y cus­to­dia­ría en de­pó­si­to.

Su co­lec­ción, hoy pre­si­di­da por Ain­hoa Gran­des, con­tie­ne más de 5.000 obras de pri­mer ni­vel y se pue­de ver pe­rió­di­ca­men­te en el mu­seo. Es una he­rra­mien­ta que per­mi­te in­ter­pre­tar la reali­dad y que fo­men­ta el desa­rro­llo de nues­tro pen­sa­mien­to crí­ti­co. Es­truc­tu­ra­da con la ple­na com­pli­ci­dad de su di­rec­tor y un co­mi­té ase­sor, ar­ti­cu­la un dis­cur­so pro­pio fru­to de la in­ves­ti­ga­ción y no, co­mo pa­sa a me­nu­do, de las mo­das y el mer­ca­do, que ha­ce que to­das las co­lec­cio­nes se pa­rez­can y pre­va­lez­can los in­tere­ses in­ver­sio­nis­tas.

Apar­te de la co­lec­ción, re­co­no­ci­da in­ter­na­cio­nal­men­te, la fun­da­ción desa­rro­lla una in­gen­te ta­rea de edu­ca­ción so­cial que ayu­da al mu­seo en su mi­sión. Ya­de­más, fru­to de su tra­ba­jo, ha mo­ti­va­do en su en­torno un ac­ti­vo co­lec­cio­nis­mo que di­fí­cil­men­te ha­bría flo­re­ci­do en nues­tra ca­sa y pa­lía, en par­te, esa fal­ta de te­ji­do coleccionista.

La fun­da­ción ha­ce una ta­rea de edu­ca­ción so­cial y ayu­da al co­lec­cio­nis­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.