CRÍ­TI­CA DE AR­TE UN CA­SO EX­CEP­CIO­NAL

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS -

Juan Bu­fill

Cuan­do ob­ser­vo los pres­ti­gios y los nin­gu­neos que se pro­du­cen en las di­ver­sas ar­tes lle­go a la con­clu­sión de que bue­na par­te del me­jor ar­te y de la me­jor li­te­ra­tu­ra con­tem­po­rá­neos si­guen sien­do un te­so­ro por des­cu­brir. En Ca­ta­lun­ya y en España, el pro­ble­ma es gra­ve en las ar­tes plás­ti­cas y peor en la poe­sía, en cu­yo ca­non so­bran obras ram­plo­nas y fal­tan au­to­res ex­ce­len­tes. Lo que es­tá fa­llan­do no es tan­to la crea­ción co­mo la re­cep­ción y la va­lo­ra­ción de las obras. La can­ti­dad ex­ce­si­va de in­for­ma­ción in­dis­cri­mi­na­da, agra­va­da por in­ter­net, así co­mo las pre­sio­nes del mer­ca­do y el sec­ta­ris­mo, son agen­tes de dis­tor­sión. Por ello, la crí­ti­ca nun­ca ha si­do tan ne­ce­sa­ria co­mo aho­ra.

En es­te con­tex­to, los premios po­drían ser úti­les, pe­ro só­lo se arries­gan y acier­tan los ju­ra­dos que reúnen co­no­ci­mien­to, in­de­pen­den­cia y di­ver­si­dad. Así, eran los del Saló del Cò­mic de Bar­ce­lo­na cuan­do lo di­ri­gía Joan Na­va­rro. Ca­da año eran re­co­no­ci­dos y pre­mia­dos au­to­res y obras per­du­ra­bles. En­tre 1989 y 1991: Fue­gos, de Mat­tot­ti, Maus, de Spie­gel­man (au­tor cu­ya obra ex­po­ne­mos), y Cal­vin y Hob­bes, de Watterson. (Con­ti­nua­rá)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.