Una mo­to de di­se­ño y es­té­ti­ca van­guar­dis­ta y ele­va­das pres­ta­cio­nes

La nue­va GSXS750 des­ta­ca tan­to por su van­guar­dis­ta di­se­ño co­mo por sus con­si­de­ra­bles pres­ta­cio­nes

La Vanguardia - Dinero - - MOTOR - Fran­cesc Pla

Aun­que la au­sen­cia de ca­re­na­do po­dría in­du­cir a pen­sar que se tra­ta de un mo­de­lo de dos rue­das idó­neo pa­ra pro­ta­go­ni­zar aven­tu­ras so­se­ga­das con dos per­so­nas mon­ta­das so­bre su lo­mo, en es­te ca­so la reali­dad es muy dis­tin­ta. Y es que la Su­zu­ki GSXS750 es una mo­to­ci­cle­ta que des­ta­ca por las in­ten­sas emo­cio­nes que sus­ci­ta cuan­do se tie­ne el pri­vi­le­gio de dis­fru­tar­la en so­li­ta­rio mien­tras se de­vo­ra una ca­rre­te­ra ser­pen­tean­te.

Pe­se a que es­tá do­ta­da con si­llín pa­ra acom­pa­ñan­te, lo cier­to es que via­jar en la pla­za tra­se­ra pue­de re­sul­tar una ver­da­de­ra tor­tu­ra pa­ra la ma­yo­ría de per­so­nas, es­pe­cial­men­te si no se tie­ne una ta­lla di­mi­nu­ta. Mon­ta­do en un plano muy ele­va­do y con unos es­tri­bos si­tua­dos ca­si por en­ci­ma de la rue­da pos­te­rior, el asien­to del pa­sa­je­ro tie­ne que con­si­de­rar­se co­mo un ele­men­to au­xi­liar. Mo­de­lo de tin­tes egoís­tas, lo su­yo es se­du­cir úni­ca­men­te a su afor­tu­na­do pro­pie­ta­rio.

A pri­me­ra vis­ta, la fu­tu­ris­ta ima­gen de es­ta jo­ya no de­ja in­di­fe­ren­te a nin­gún afi­cio­na­do al uni­ver­so de las dos rue­das mo­to­ri­za­das. Con una es­té­ti­ca dig­na de un pro­to­ti­po ca­paz de pro­ta­go­ni­zar una pe­lí­cu­la de cien­cia fic­ción, la Su­zu­ki GSX-S750 des- pier­ta mi­ra­das de com­pli­ci­dad en­tre los aman­tes de las mo­tos po­li­va­len­tes. Pres­cin­dir de ca­re­na­do le ha per­mi­ti­do des­ta­car sus ór­ga­nos vi­ta­les co­mo ver­da­de­ros com­po­nen­tes que adop­tan una im­por­tan­te mi­sión vi­sual.

Pe­ro con­tar con un di­se­ño su­ge­ren­te no ser­vi­ría de na­da si a la ho­ra de la ver­dad se hu­bie­ra fa­bri­ca­do una mo­to de com­por­ta­mien­to de­cep­cio­nan­te. Pre­ci­sa­men­te, las pres­ta­cio­nes ejer­cen co­mo vir­tud prin­ci­pal del fla­man­te mo­de­lo crea­do por Su­zu­ki, que bri­lla tan­to por la ex­tra­or­di­na­ria res­pues­ta del mo­tor en cual­quier ré­gi­men de gi­ro co­mo por la sua­vi­dad de mar­cha que lu­ce en to­do mo­men­to. La au­sen­cia to­tal de rui­dos es el fac­tor cla­ve que po­ne de re­lie­ve asi­mis­mo su ca­li­dad de fa­bri­ca­ción.

Los mo­to­ris­tas aman­tes del co­lo­ri­do y que quie­ren mos­trar con or­gu­llo su alia­da me­cá­ni­ca, pue­den op­tar por las lla­ma­ti­vas ver­sio­nes que des­ta­can por sus vis­to­sos de­ta­lles pin­ta­dos en tono azul o ro­jo. Pe­ro los usua­rios más in­de­pen­dien­tes y or­gu­llo­sos de su es­ti­lo de vi­da in­di­vi­dua­lis­ta, aque­llos que no sien­ten la ne­ce­si­dad de de­mos­trar na­da a na­die, de­be­rían apos­tar por la ele­gan­te con­fi­gu­ra­ción que aña­de la si­gla Z, que vie­ne aca­ba­da en una inusi­ta­da to­na­li­dad ne­gra ma­te.

Su es­té­ti­ca es dig­na de un pro­to­ti­po ca­paz de pro­ta­go­ni­zar una pe­lí­cu­la de cien­cia fic­ción Pres­cin­dir de ca­re­na­do le ha per­mi­ti­do des­ta­car sus ór­ga­nos vi­ta­les con un cla­ro efec­to vi­sual

Gran­des emo­cio­nes La Su­zu­ki GSX-S750 es una mo­to­ci­cle­ta que des­ta­ca so­bre to­do por las in­ten­sas emo­cio­nes que sus­ci­ta cuan­do se tie­ne el pri­vi­le­gio de dis­fru­tar­la en so­li­ta­rio mien­tras se de­vo­ra una ca­rre­te­ra ser­pen­tean­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.