CO­NO­CI­MIEN­TO, IN­DE­PEN­DEN­CIA Y DI­VER­SI­DAD

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Juan Bu­fill

Que un pre­mio se­pa dis­tin­guir en ca­da edi­ción a au­to­res y obras per­du­ra­bles es un he­cho ex­cep­cio­nal y no ca­sual. Pa­ra ello es ne­ce­sa­rio un ju­ra­do in­de­pen­dien­te, ca­paz de re­co­no­cer la ex­ce­len­cia y cu­yo cri­te­rio no de­pen­da de mo­das ni de éxi­tos. Ni de una pre­se­lec­ción anó­ni­ma don­de po­drían ha­ber que­da­do eli­mi­na­das las me­jo­res obras, lo cual es fre­cuen­te y la­men­ta­ble. Y tam­bién es pre­ci­so que sus miem­bros su­men co­no­ci­mien­tos com­ple­men­ta­rios y re­pre­sen­ten to­das las op­cio­nes po­si­bles de esa dis­ci­pli­na ar­tís­ti­ca o li­te­ra­ria. Lo cual es ga­ran­tía de di­ver­si­dad y evi­ta la caí­da en el sec­ta­ris­mo, ese que ex­clu­ye a to­dos los que no son “uno de los nues­tros”.

En el Sa­ló del Có­mic de Bar­ce- lo­na se die­ron esos re­qui­si­tos idea­les en­tre 1988 y 1998, an­tes de que los pre­mios se vol­vie­ran po­pu­la­res y gre­mia­les. Los ju­ra­dos com­pues­tos por crí­ti­cos y au­to­res muy dis­tin­tos y com­ple­men­ta­rios su­pi­mos dis­tin­guir con el pre­mio “Re­ve­la­ción” a au­to­res que lue­go se han con­si­de­ra­do ex­ce­len­tes (Cal­pur­nio en 1993, Mau­ro En­trial­go en 1994...), mien­tras que las pos­te­rio­res vo­ta­cio­nes gre­mia­les no han sa­bi­do re­co­no­cer a nue­vos ta­len­tos co­mo Olaf o Brie­va, ni tam­po­co ve­te­ra­nos, co­mo los ge­nia­les Gui­llem Ci­fré y Mi­char­mut. Tam­bién en el ar­te con­tem­po­rá­neo es ne­ce­sa­rio apli­car esos cri­te­rios de ex­ce­len­cia y di­ver­si­dad. En es­te sen­ti­do, me pa­re­ce que la se­gun­da gran ex­po­si­ción de Bill Vio­la en el Gug­gen­heim Bil­bao po­ne en evi­den­cia al Mac­ba.

(Con­ti­nua­rá)

EFE/JA­VIER ZORRILLA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.