Con­fort de nue­va era

Al­tas do­sis de con­fort en los via­jes de lar­go re­co­rri­do y fun­cio­na­li­dad son las cre­den­cia­les del nue­vo SUV fran­cés

La Vanguardia - Dinero - - SALÓN DE FRANKFURT - Pe­re Prat

Em­pe­ña­do en des­cri­bir una eta­pa do­ra­da en la historia de la au­to­mo­ción, el li­bro de la re­vo­lu­ción em­pren­di­da po­rCi­troën se am­plía con un nue­vo ca­pí­tu­lo. En esta oca­sión, el pro­ta­go­nis­ta del re­la­to es el C3 Air­cross, unSUV­de­ta­lla com­pac­ta que ha ele­gi­do el es­ca­pa­ra­te del Sa­lón de Frank­furt para de­bu­tar an­te el pú­bli­co. Aun­que to­da­vía es pron­to para pun­tuar su com­por­ta­mien­to, los res­pon­sa­bles del afir­ma fran­ce­sa no du­dan en ga­ran­ti­zar que se­rá un co­che ca­paz de sor- pren­der a quien ten­ga la oca­sión de pro­bar­lo por sus ele­va­das co­tas de co­mo­di­dad.

La po­si­ti­va evo­lu­ción de ven­tas que es­tá ex­pe­ri­men­tan­do Ci­troën en todo el mun­do du­ran­te los úl­ti­mos meses de­mues­tra que el in­no­va­dor re­plan­tea­mien­to del di­se­ño ma­te­ria­li­za­do por sus mo­de­los de nue­va ge­ne­ra­ción empieza a dar los fru­tos es­pe­ra­dos. Y si te­ne­mos en cuen­ta que el C3 Air­cross es­tá des­ti­na­do a com­pe­tir en el seg­men­to co­mer­cial que pre­sen­ta ma­yor pro­yec­ción de cre­ci­mien­to a cor­to pla­zo en Eu­ro­pa, resulta ló­gi­co va­ti­ci­nar­le un por­ve­nir car­ga­do de éxi­to.

Des­ti­na­do a ser un de­ci­si­vo ace­le­ra­dor en la am­bi­cio­sa es­tra­te­gia de cre­ci­mien­to de la marca fran­ce­sa, que pre­ten­de in­cre­men­tar sus ci­fras de pro­duc­ción de au­to­mó­vi­les na­da me­nos que un 30% en cin­co años, el C3 Air­cross se pon­drá a la ven­ta en 94 paí­ses. Para con­se­guir su ob­je­ti­vo, la fir­ma fran­ce­sa apues­ta por una pro­fun­da per­so­na­li­dad pro­pia en tér­mi­nos de di­se­ño, ade­más de pos­tu­lar­se como lapr in- ci­pal de­fen­so­ra del sec­tor de las cua­tro rue­das cuan­do se ha­bla de co­mo­di­dad y bie­nes­tar a bor­do de un co­che.

Pen­sa­do para vi­vir

Mien­tras al­gu­nos de sus teó­ri­cos ri­va­les co­mer­cia­les con­fían su acep­ta­ción po­pu­lar a un ar­gu­men­to tan va­cío de con­te­ni­do como el di­se­ño, el fla­man­te mo­de­lo desa­rro­lla­do por la fir­ma fran­ce­sa de los dos che­vro­nes apues­ta por com­bi­nar una ca­rro­ce­ría in­mer­sa en la mo­da SUV con un es­pa­cio in- te­rior digno de un mo­no­vo­lu­men. No en vano, el C 3 Air­cross es­tá lla­ma­do a des­ta­car por la mo­du­lar id ad de su es­pa­cio in­te­rior, de­ter­mi­na­do por la ver­sá­til con­fi­gu­ra­ción de sus pla­zas tra­se­ras. Equi­pa­do con un asien­to pos­te­rior di­vi­di­do asi­mé­tri­ca­men­te, dis­po­ne de ban­que­tas co­rre­de­ras con el fin de am­pliar el es­pa­cio de car­ga cuan­do sea ne­ce­sa­rio. Ade­más, los res­pal­dos de atrás ad­mi­ten cin­co po­si­cio­nes distintas para ofre­cer el gra­do de in­cli­na­ción desea­do y me­jo­rar el con­fort de viaje de sus ocu­pan­tes.

Do­ta­do con un ma­le­te­ro que en con­di­cio­nes nor­ma­les de uso dis­po­ne de 410 li­tros de ca­pa­ci­dad, cuan­do em­pie­ce a ro­dar por nues­tras ca­rre­te­ras se con­ver­ti­rá en el re­fe­ren­te a ba­tir en­cues­tión de­car­ga. La am­bi­cio­sa ga­ma ini­cial, des­ti­na­da a cu­brir un am­plio es­pec­tro de ne­ce­si­da­des de uso, es­ta­rá com­pues­ta por tres mo­to­res de ga­so­li­na y dos pro­pul­so­res tur­bo­dié­sel. Y para res­pon­der como es de­bi­do al dic­ta­do de la mo­da ac­tual, con­di­cio­na­da por las in­quie­tu­des de per­so­na­li­za­ción de los con­duc­to­res, se po­drán ge­ne­rar has­ta 90 con­fi­gu­ra­cio­nes distintas como fru­to de la com­bi­na­ción de los co­lo­res de ca­rro­ce­ría con los dis­tin­tos to­nos de te­cho y los cin­co aca­ba­dos in­te­rio­res dis­po­ni­bles.

Aun­que su ima­gen con­ten­ga ge­né­ti­ca mon­ta­ñe­ra, el hábitat na­tu­ral pre­fe­ri­do por el C3 Air­cross es el as­fal­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.