Un nue­vo con­tra­to so­cial

Cos­tas cree que la cau­sa de las re­vuel­tas y con­vul­sio­nes que vi­ve Es­pa­ña es el ma­les­tar por la de­sigual­dad

La Vanguardia - Dinero - - LIBROS - Jus­to Barranco

La si­tua­ción ca­ta­la­na es la se­ñal más cla­ra de la quie­bra del con­tra­to so­cial de la Tran­si­ción

En ple­na jornada elec­to­ral en Ca­ta­lun­ya, con mu­chos ciu­da­da­nos vo­tan­do o in­ten­tan­do ha­cer­lo pa­ra se­pa­rar­se del res­to del Es­ta­do, no es­tá del to­do cla­ro si es­te li­bro de An­tón Cos­tas lle­ga muy tar­de o en reali­dad es más ne­ce­sa­rio que nun­ca. Pa­ra­do­jas de los tiem­pos con­vul­sos. Por si aca­so, con­vie­ne re­pa­sar los aná­li­sis que efec­túa en El fi­nal del des con­cier­to. Des­pués de to­do, pa­ra Cos­tas (Vi­go, 1949) –ca­te­drá­ti­co de Po­lí­ti­ca Eco­nó­mi­ca y pre­si­den­te del Cer­cle d’Eco­no­mia has­ta 2016–, el mo­men­to ac­tual que vi­ve Ca­ta­lun­ya es la se­ñal más preo­cu­pan­te de la quie­bra del con­tra­to po­lí­ti­co es­pa­ñol de la Tran­si­ción. Un in­de­pen­den­tis­mo que, sin ob­viar otros fac­to­res po­lí­ti­cos, pue­de ser vis­to, se­ña­la, co­mo otra ma­ni­fes­ta­ción del 15-M, de la in­dig­na­ción so­cial que pro­vo­có la im­po­si­ción en el 2010 de la po­lí­ti­ca de aus­te­ri­dad y la caí­da de sa­la­rios.

La cau­sa de las con­vul­sio­nes po­lí­ti­cas de la so­cie­dad es­pa­ño­la pro­vie­nen, apun­ta, de un cam­bio brus­co en la to­le­ran­cia so­cial ala de­sigual­dad. La aus­te­ri­dad ac­tuó co­mo un po­de­ro­so di­sol­ven­te del con­tra­to so­cial de la Tran­si­ción y de­jó al des­cu­bier­to el au­men­to de la de­sigual­dad de la ren­ta en los no­ven­ta, cuan­do los sa­la­rios reales co­men­za­ron a caer de­for­ma con­ti­nua da mien­tras subía el en­deu­da­mien­to de los ho­ga­res y los suel­dos di­rec­ti­vos. Las vi­sio­nes cos­mo­po­li­tas dog­má­ti­cas de la glo­ba­li­za­ción y del eu­ro ce­ga­ron a los par­ti­dos so­cial­de­mó­cra­tas y les im­po­si­bi­li­ta­ron res­pon­der a tiem­po, de­jan­do a la dis­ci­pli­na de­los­mer­ca­dos­fi­nan­cie­ros y las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas la ta­rea de li­de­rar po­lí­ti­ca­men­te la mo­der­ni­za­ción del país. Lue­go, con la re­ce­sión lle­gó ade­más el des­em­pleo ma­si­vo, el au­men­to de la po­bre­za... y las for­ma­cio­nes po­lí­ti­cas po­pu­lis­tas.

Por­que hu­bo una sa­li­da de la cri­sis equi­vo­ca­da. Ajui­cio de Cos­tas la eco­no­mía es­pa­ño­la no te­nía fal­ta de com­pe­ti­ti­vi­dad –des­de el 2001 fue el país de la UE con me­jor com­por­ta­mien­to ex­por­ta­dor–, los sa­la­rios no ha­bían subido por en­ci­ma de la pro­duc­ti­vi­dad y los des­equi­li­brios ma­cro­eco­nó­mi­cos no ve­nían del des­pil­fa­rro del gas­to pú­bli­co. Así que la po­lí­ti­ca eu­ro­pea que obli­gó a la aus­te­ri­dad fue erra­da. Y no era el mer­ca­do de tra­ba­jo –y el au­men­to ac­tual del em­pleo no pue­de se­guir vi­nien­do de de­te­rio­rar sus con­di­cio­nes– la prin­ci­pal res­tric­ción al cre­ci­mien­to. Hay otras más im­por­tan­tes, di­ce, co­mo el mo­de­lo je­rár­qui­co tra­di­cio­nal de la em­pre­sa en Es­pa­ña que no fa­vo­re­ce la me­jo­ra en la ges­tión o el au­men­to de ta­ma­ño; ola es­ca­sa po­ten­cia re­dis­tri­bu­ti­va del Es­ta­do del bie­nes­tar; o las ca­ren­cias del sis­te­ma eco­nó­mi­co pa­ra cam­biar la fal­ta de com­pe­ten­cia en mu­chos mer­ca­dos cu­yos pre­cios res­pon­den a ló­gi­cas de mo­no­po­lio y de­traen ren­ta dis­po­ni­ble.

Pa­ra Cos­tas, hay que de­mo­cra­ti­zar la em­pre­sa, la eco­no­míay­la­pro­pia de­mo­cra­cia pa­ra cons­truir un nue­vo con­tra­to so­cial que con­ju­gue ca­pi­ta­lis­mo de mer­ca­do, pro­gre­so so­cial y de­mo­cra­cia. Con Ca­ta­lun­ya, cree que aún hay mar­gen pa­ra per­fec­cio­nar el con­tra­to de so­be­ra­nía com­par­ti­da, aun­que tar­de o tem­prano ha­rá fal­ta una con­sul­ta pa­ra que los ca­ta­la­nes de­ci­dan el ré­gi­men de su re­la­ción con el Es­ta­do.

JO­SÉ MA­RÍA ALGUERSUARI

EL FI­NAL DEL DES­CON­CIER­TO

An­tón Cos­tas Pe­nín­su­la. Bar­ce­lo­na, 2017 348 p. | Pa­pel 17,90 € |

e-book, 9,99 €

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.