La in­fla­ción re­gis­tra su ma­yor subida des­de el 2013 por el al­za del com­bus­ti­ble

El re­pun­te del IPC (1,6%) acen­túa la caí­da del po­der ad­qui­si­ti­vo y los sin­di­ca­tos pi­den suel­dos más al­tos

La Vanguardia - - PORTADA - ALI­CIA RO­DRÍ­GUEZ DE PAZ Ma­drid

Aún no se ha ex­tin­gui­do del to­do el de­ba­te so­bre los ries­gos de la in­fla­ción ne­ga­ti­va y ya es­ta­mos en el ex­tre­mo opues­to: el IPC ce­rró el 2016 con un in­cre­men­to in­ter­anual del 1,6% (del 1,9% en Ca­ta­lun­ya), lo que con­lle­va una mer­ma del po­der ad­qui­si­ti­vo de los es­pa­ño­les. La subida, que se atri­bu­ye al al­za de los pre­cios de los com­bus­ti­bles, ha mo­ti­va­do que los sin­di­ca­tos exi­jan un in­cre­men­to sa­la­rial de al me­nos el 1,8%. El Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía niega que se pier­da ca­pa­ci­dad de com­pra.

Si du­ran­te me­ses la evo­lu­ción de los pre­cios dio pie al de­ba­te so­bre los pe­li­gros de una in­fla­ción ne­ga­ti­va per­sis­ten­te, el re­gre­so con fuer­za a te­rri­to­rio po­si­ti­vo po­ne so­bre la me­sa la con­fron­ta­ción por el im­pac­to ne­ga­ti­vo en el bol­si­llo de los con­su­mi­do­res. El Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca cer­ti­fi­có ayer que el IPC ce­rró el 2016 con un in­cre­men­to in­ter­anual del 1,6%, el más al­to des­de ju­lio del 2013. Es­ta sig­ni­fi­ca­ti­va subida –una dé­ci­ma por en­ci­ma de la ci­fra avan­za­da ha­ce unos días por el INE– se de­be, so­bre to­do, a la di­fe­ren­cia de pre­cio de los com­bus­ti­bles con res­pec­to a di­ciem­bre del 2015. En Ca­ta­lun­ya, la in­fla­ción de di­ciem­bre fue del 1,9%.

Des­pués de los car­bu­ran­tes (subie­ron un 6%), las ma­yo­res con­tri­bu­cio­nes a es­te re­pun­te lle­ga­ron de la vi­vien­da –en par­ti­cu­lar, por la elec­tri­ci­dad– y del au­men­to del pre­cio de los via­jes or­ga­ni­za­dos. En di­ciem­bre, la in­fla­ción sub­ya­cen­te al­can­zó el 1% in­ter­anual –dos dé­ci­mas más que un mes an­tes– y, por pri­me­ra vez, des­de ju­nio del 2014 se si­tuó por de­ba­jo del IPC. Mien­tras, los pre­cios au­men­ta­ron un 0,6%, en com­pa­ra­ción con el mes an­te­rior, y la ta­sa ar­mo­ni­za­da lle­gó al 1,4%, tres dé­ci­mas más que la me­dia de la zo­na eu­ro.

Ade­más, los ana­lis­tas de Fun­cas se­ña­lan que el al­za su­pe­rior a lo pre­vis­to de la in­fla­ción de di­ciem­bre y “la subida del pre­cio del cru­do de las úl­ti­mas se­ma­nas” les obli­ga a ele­var su pre­vi­sión me­dia pa­ra es­te 2017: par­tien­do de la hi­pó­te­sis de que el pe­tró­leo man­ten­ga su ni­vel ac­tual, la ta­sa se ele­va­ría has­ta el 2,2%. Ade­más, ad­vier­ten de que ro­za­rá el 3% “en al­gu­nos me­ses”. A fi­na­les del año, la ta­sa in­ter­anual se­ría del 1,3%. Si el cru­do lle­ga a los 60 dó­la­res, al­can­za­ría el 1,9%.

Pre­ci­sa­men­te, el Go­bierno se aco­ge a la ta­sa me­dia de la in­fla­ción en el 2016, si­tua­da en el -0,2%, pa­ra re­cha­zar cual­quier crí­ti­ca so­bre el me­nos­ca­bo en el bol­si­llo de los ciu­da­da­nos. “La reali­dad” es que –de­fen­dió ayer la se­cre­ta­ria de Es­ta­do de Eco­no­mía y Com­pe­ti­ti­vi­dad, Ire­ne Ga­rri­do–, aun­que en “los tres o cua­tro úl­ti­mos me­ses sí ha subido el IPC”, en los pri­me­ros ocho me­ses del 2016 no ba­jó la ca­pa­ci­dad de com­pra.

La subida de la in­fla­ción has­ta el 1,6%, ca­si un pun­to más que la ta­sa anual del pa­sa­do no­viem­bre, ha avi­va­do las que­jas de sin­di­ca­tos so­bre la pér­di­da del po­der ad­qui­si­ti­vo de los tra­ba­ja­do­res –que han vis­to que en el 2016 los sa­la­rios su­je­tos a con­ve­nio ape­nas au­men­ta­ron un 1%– y de los pen­sio­nis­tas –cu­ya pres­ta­ción se re­va­lo­ri­zó un 0,25% el año pa­sa­do y re­pi­te in­cre­men­to pa­ra es­te 2017–. El au­men­to de los pre­cios tam­bién ha si­do re­ci­bi­da con preo­cu­pa­ción por los au­tó­no­mos. “Los pre­cios han subido muy de­pri­sa, su­po­nien­do un in­cre­men­to de los cos­tes muy ace­le­ra­do pa­ra mu­chos au­tó­no­mos que se­rá su­pe­rior al in­cre­men­to de la fac­tu­ra­ción. Es­te IPC es un cas­ti­go”, ase­gu­ró Lo­ren­zo Amor, pre­si­den­te de ATA.

Pa­ra CC.OO. y UGT, el IPC de di­ciem­bre “re­afir­ma” la ne­ce­si­dad de au­men­tar los sa­la­rios en una hor­qui­lla de en­tre el 1,8% y el 3%. En el 2016, los sa­la­rios per­die­ron me­dio pun­to de ca­pa­ci­dad de com­pra, re­cla­man. “Con es­tos da­tos, y con la pre­vi­sión de in­fla­ción pa­ra el 2017 de en­tre el 1,1% y el 1,7%, plan­tear au­men­tos sa­la­ria­les des­de el 0% has­ta el 1,5% co­mo ha­cen CEOE y Cepy­me, re­sul­ta in­dig­nan­te. Ade­más, re­cuer­dan que, con es­ta in­fla­ción, los pen­sio­nis­tas per­de­rán co­mo mí­ni­mo el 1,3% de po­der de com­pra por­que el Go­bierno les ha subido “un ra­quí­ti­co 0,25%”.

A la som­bra de un pro­ce­so en­ca­lla­do de ne­go­cia­ción de la subida sa­la­rial pa­ra es­te 2017, la CEOE se su­mó aque­llos que re­cha­zan pér­di­das en la ca­pa­ci­dad de com­pra, al tiem­po que mos­tró su preo­cu­pa­ción por un “de­te­rio­ro en la com­pe­ti­ti­vi­dad”. Es­ta se­ma­na la pa­tro­nal pro­pu­so que los suel­dos subie­ran has­ta el 2%, sin ni­ve­les mí­ni­mos.

Asi­mis­mo, la mi­nis­tra de Em­pleo, Fá­ti­ma Bá­ñez, apro­ve­chó un ba­lan­ce del mer­ca­do la­bo­ral pa­ra de­fen­der subidas “mo­de­ra­das” de suel­dos. “Es im­por­tan­te”, in­sis­tió, que los sa­la­rios si­gan “un mo­de­lo sano de cre­ci­mien­to”, con el que los tra­ba­ja­do­res ob­ten­gan ga­nan­cias mo­de­ra­das de po­der ad­qui­si­ti­vo, las em­pre­sas im­pul­sen su com­pe­ti­ti­vi­dad, y se si­ga crean­do em­pleo.

EL GO­BIERNO Eco­no­mía niega una ba­ja­da de la ca­pa­ci­dad de com­pra y Bá­ñez pi­de sa­la­rios “mo­de­ra­dos”

¿CUÁN­TO SU­BIRÁN LOS SUEL­DOS? Los sin­di­ca­tos re­cla­man al­zas de al me­nos el 1,8%; la CEOE te­me por la com­pe­ti­ti­vi­dad

FUEN­TE: INE An­na Mo­nell / LA VAN­GUAR­DIA

VI­CE­NÇ LLURBA / ARCHIVO

El pre­cio de los car­bu­ran­tes subió un 6% in­ter­anual

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.