Ha­bía una vez una Ciu­tat Ve­lla... y po­bre

La Bar­ce­lo­ne­ta y el Ra­val eran los ba­rrios con me­nor ren­ta ha­ce 15 años; hoy es­tán en mi­tad de la ta­bla

La Vanguardia - - VIVIR - RA­MON SUÑÉ

El úl­ti­mo in­for­me so­bre la dis­tri­bu­ción de la ren­ta fa­mi­liar dis­po­ni­ble en Bar­ce­lo­na, pre­sen­ta­do el pa­sa­do lu­nes con da­tos del 2015, ha con­fir­ma­do la es­ta­bi­li­dad del ma­pa de la ri­que­za y la po­bre­za en la ca­pi­tal ca­ta­la­na, un ma­pa que no ha ex­pe­ri­men­ta­do gran­des cam­bios du­ran­te va­rias dé­ca­das y que po­ne de re­lie­ve las se­rias di­fi­cul­ta­des de los ba­rrios más des­fa­vo­re­ci­dos de la ciu­dad pa­ra re­du­cir la an­chu­ra de bre­cha his­tó­ri­ca que les se­pa­ra de los te­rri­to­rios más bie­nes­tan­tes.

Efec­ti­va­men­te, las di­fe­ren­cias en­tre los dos ex­tre­mos del ran­king, Pe­dral­bes y Ciu­tat Me­ri­dia­na, si­guen sien­do enor­mes (la ren­ta me­dia per cá­pi­ta del pri­mer ba­rrio mul­ti­pli­ca por sie­te la del úl­ti­mo), a pe­sar de que en el 2015 se pro­du­jo un fe­nó­meno cu­rio­so. To­man­do co­mo re­fe­ren­cia un ín­di­ce es­ta­dís­ti­co 100, que co­rres­pon­de­ría a la ren­ta me­dia de la ciu­dad, seis de los diez ba­rrios más po­bres se em­po­bre­cie­ron un po­co más (Ciu­tat Me­ri­dia­na; la Ma­ri­na del Prat Ver­mell; Vall­bo­na; la Tri­ni­tat Ve­lla, les Ro­que­tes y el Tu­ró de la Pei­ra) pe­ro tam­bién lo hi­cie­ron sie­te de los do­ce más ri­cos (Pe­dral­bes; Tres To­rres; Sant Ger­va­si-Bo­na­no­va; Dia­go­nal Mar; Vall­vi­dre­ra, el Ti­bi­da­bo i les Pla­nes; Vi­la Olím­pi­ca, y Les Corts).

El freno al cre­ci­mien­to de las de­sigual­da­des, acen­tua­das du­ran­te la úl­ti­ma cri­sis, es un he­cho que se ex­pli­ca en par­te por la li­ge­ra re­cu­pe­ra­ción de las cla­ses me­dias, ma­yo­ri­ta­rias en la po­bla­ción de Bar­ce­lo­na. Sin em­bar­go, hay un dis­tri­to, el de Ciu­tat Ve­lla, que rom­pe esa mo­no­to­nía per­sis­ten­te des­de un pa­sa­do muy le­jano. Co­mo su­ce­de con ca­si to­do, Ciu­tat Ve­lla es, tam­bién en es­te ám­bi­to, el es­ce­na­rio de los cam­bios que se pro­du­cen en la ciu­dad.

Re­bus­can­do en an­ti­guas es­ta­dís­ti­cas mu­ni­ci­pa­les se ob­ser­va que jus­to des­pués de los Jue­gos Olím­pi­cos, en 1993, Ciu­tat Ve­lla ocu­pa­ba el no­veno pues­to de la lis­ta de dis­tri­tos, muy li­ge­ra­men­te por de­lan­te de Nou Ba­rris, con una ren­ta fa­mi­liar dis­po­ni­ble per cá­pi­ta de 1.295.656 pe­se­tas, me­dio mi­llón por de­ba­jo de la me­dia de la ciu­dad y prác­ti­ca­men­te la mi­tad de la de un ha­bi­tan­te de Sa­rrià-Sant Ger­va­si.

En el año 2000, cuan­do Bar­ce­lo­na co­men­za­ba a con­ver­tir­se en un fo­co de atrac­ción de tu­ris­mo –de mu­cha me­nor in­ten­si­dad que en la ac­tua­li­dad– y de in­mi­gra­ción –era el mo­men­to de má­xi­ma afluen­cia–, Ciu­tat Ve­lla fi­gu­ra­ba en la úl­ti­ma po­si­ción de la cla­si­fi­ca­ción de los dis­tri­tos se­gún la ren­ta de sus re­si­den­tes. La Bar­ce­lo­na an­ti­gua se ha­bía con­ver­ti­do en aque­lla épo­ca en el pri­mer lu­gar de aco­gi­da de una po­bla­ción re­cién lle­ga­da a la ciu­dad que só­lo en los años pos­te­rio­res se iría re­par­tien­do por el res­to del mu­ni­ci­pio y del área me­tro­po­li­ta­na.

Ciu­tat Ve­lla... y po­bre. A fi­na­les del si­glo XX to­da­vía no se ha­bía es­ta­ble­ci­do la di­vi­sión de Bar­ce­lo­na en 73 ba­rrios. Las uni­da­des más apro­xi­ma­das a las de los ac­tua­les ba­rrios eran las áreas es­ta­dís­ti­cas, un to­tal de 37. Y las dos con me­nor ni­vel de ren­ta se lo­ca­li­za­ban pre­ci­sa­men­te en Ciu­tat Ve­lla, las de­no­mi­na­das Ra­val y, en la co­la, la Bar­ce­lo­ne­ta. Quin­ce años des­pués, es­tos dos ba­rrios fi­gu­ran en la mi­tad de la ta­bla: la Bar­ce­lo­ne­ta apa­re­ce en el pues­to nú­me­ro 44 de la lis­ta de 73 y el Ra­val, en el 45. Mien­tras tan­to, Ciu­tat Ve­lla ha es­ca­la­do has­ta la sex­ta po­si­ción, de­jan­do atrás a otros cua­tro dis­tri­tos (Hor­ta-Gui­nar­dó, Sants-Mont­juïc, Sant An­dreu y Nou Ba­rris) y pi­sán­do­le ya los ta­lo­nes al quin­to, Sant Mar­tí, del que le se­pa­ra­ban ca­si 6 pun­tos en el 2014 y só­lo uno en el 2015.

No hay du­da de que las me­jo­ras ur­ba­nís­ti­cas y so­cia­les in­tro­du­ci­das en los que eran los dos ba­rrios más po­bres de la Bar­ce­lo­na del 2000, la eclo­sión tu­rís­ti­ca y los pro­ce­sos de gen­tri­fi­ca­ción aso­cia­dos a es­te fe­nó­meno y al in­cre­men­to de los pre­cios de la vi­vien­da en una zo­na ca­da vez más atrac­ti­va han in­flui­do en es­ta es­pec­ta­cu­lar es­ca­la­da. Por el con­tra­rio, los te­rri­to­rios de Nou Ba­rris, re­cep­to­res de una fuer­te in­ver­sión mu­ni­ci­pal en los ochen­ta y no­ven­ta, no han con­se­gui­do sa­lir del po­zo, si bien en el in­for­me pre­sen­ta­do es­ta se­ma­na se ob­ser­va co­mo la mi­tad de los ba­rrios de es­te dis­tri­to tu­vie­ron me­jo­ras en los ni­ve­les de ren­ta en el 2015.

La in­fluen­cia de los da­tos de pa­ro en los des­equi­li­brios te­rri­to­ria­les es de­ci­si­va, tal y co­mo re­co­no­cía el lu­nes pa­sa­do el pri­mer te­nien­te de al­cal­de, Ge­rar­do Pi­sa­re­llo, en la pre­sen­ta­ción del in­for­me. El nú­me­ro dos del Ayun­ta­mien­to ad­mi­tió que la dis­mi­nu­ción del des­em­pleo es­tá ayu­dan­do en los úl­ti­mos tiem­pos a fre­nar el cre­ci­mien­to de las de­sigual­da­des que se ha­bía dis­pa­ra­do en­tre el 2008 y el 2014. Ayer se pu­bli­ca­ron los da­tos por­me­no­ri­za­dos del pa­ro por dis­tri­tos del 2016. El año pa­sa­do se ce­rró con un 7,5% de la po­bla­ción de Bar­ce­lo­na de 16 a 64 años sin tra­ba­jo. El por­cen­ta­je más ele­va­do de po­bla­ción pa­ra­da se re­gis­tra en los ba­rrios con ren­tas más ba­jas: la Ma­ri­na del Prat Ver­mell (16,3%), Ciu­tat Me­ri­dia­na (15,5%), la Tri­ni­tat No­va (14,7%), la Tri­ni­tat Ve­lla (13,8%) y Vall­bo­na (13,7%).

Sie­te de los do­ce ba­rrios más ri­cos se ‘em­po­bre­cie­ron’ li­ge­ra­men­te du­ran­te el año 2015

ÀLEX GARCIA / ARCHIVO

El ba­rrio de la Bar­ce­lo­ne­ta, hoy uno de los más co­di­cia­dos por el tu­ris­mo

ÀLEX GARCIA

El ba­rrio del Ra­val, en Ciu­tat Ve­lla, en una ima­gen ac­tual

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.