Co­lau se su­ma a la pro­tes­ta de los al­cal­des in­ves­ti­ga­dos

El ges­to de la al­cal­de­sa acre­cien­ta la irri­ta­ción de sus so­cios so­cia­lis­tas Ra­joy pi­de al Go­vern que vuel­va a la le­ga­li­dad

La Vanguardia - - FRONT PAGE - JO­SEP GISBERT Bar­ce­lo­na

El pre­si­dent lla­ma al Es­ta­do a “no sub­es­ti­mar la fuer­za del pue­blo de Ca­ta­lun­ya” “En­con­tra­rán a un so­lo pue­blo en de­fen­sa de de­re­chos y li­ber­ta­des”, avi­sa la al­cal­de­sa

El ac­to de pro­tes­ta por la in­ves­ti­ga­ción a que son so­me­ti­dos los más de 700 al­cal­des que co­la­bo­ran en la ce­le­bra­ción del 1-O se con­vir­tió, ayer, en una ex­hi­bi­ción de uni­dad del so­be­ra­nis­mo –in­de­pen­den­tis­tas y co­mu­nes– en de­fen­sa del re­fe­rén­dum, pe­ro, so­bre to­do, en contra de “la per­se­cu­ción de los de­re­chos y las li­ber­ta­des” que unos y otros en­tien­den que es­tá ejer­cien­do el Go­bierno es­pa­ñol en su in­ten­to de fre­nar­lo. Es­te fue, de he­cho, el men­sa­je prin­ci­pal que re­ci­bie­ron del Go­vern, en­ca­be­za­do por el pre­si­den­te Car­les Puig­de­mont y el vi­ce­pre­si­den­te Oriol Jun­que­ras, y de la al­cal­de­sa de Bar­ce­lo­na, Ada Co­lau, que des­de un la­do de la pla­za de Sant Jau­me se su­mó al otro en de­fen­sa de los re­pre­sen­tan­tes del mun­do mu­ni­ci­pal señalados por la Fis­ca­lía.

El pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat les agra­de­ció el com­pro­mi­so ad­qui­ri­do con el 1-O y de­nun­ció el “com­por­ta­mien­to an­ti­de­mo­crá­ti­co” de un Es­ta­do que “ha in­cau­ta­do li­ber­ta­des fun­da­men­ta­les”, fren­te al que re­ce­tó, “co­mo úni­ca res­pues­ta po­si­ble, más de­mo­cra­cia y más li­ber­tad”. El des­ti­na­ta­rio del men­sa­je cen­tral de Car­les Puig­de­mont era, sin em­bar­go, “el sis­te­ma po­lí­ti­co es­pa­ñol” –y no só­lo “los que nos ame­na­zan”, sino tam­bién “los que se lo mi­ran de per­fil” y “los que si­guen ne­gan­do la evi­den­cia”–, a los que no du­dó en avi­sar: “Que no sub­es­ti­men la fuer­za del pue­blo de Ca­ta­lun­ya”. “Por­que pue­den te­ner mu­chas ma­zas, mu­chos boes, pe­ro no tie­nen el pue­blo de Ca­ta­lun­ya, y que no sub­es­ti­men a un pue­blo que ha to­ma­do la de­ci­sión de de­ci­dir, de plan­tar­se ante un com­por­ta­mien­to an­ti­de­mo­crá­ti­co”, sub­ra­yó a mo­do de ré­pli­ca a la ad­ver­ten­cia for­mu­la­da el vier­nes por Ma­riano Ra­joy en el sen­ti­do de “no sub­es­ti­mar la fuer­za de la de­mo­cra­cia es­pa­ño­la”.

“El 1-O vo­ta­re­mos no só­lo por­que te­ne­mos de­re­cho, sino por­que el pue­blo de Ca­ta­lun­ya di­ce que quie­re vo­tar”, pro­cla­mó el je­fe del Go­vern ante los al­cal­des que, va­ras en al­to, lle­na­ban la ga­le­ría gó­ti­ca y el pa­tio de ca­rrua­jes del Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat. Unos al­cal­des a los que Oriol Jun­que­ras, por su par­te, ha­bía tras­la­da­do el men­sa­je de que el 1-O se es­ta­ba con­vir­tien­do en una vo­ta­ción “en de­fen­sa de la de­mo­cra­cia y las li­ber­ta­des fun­da­men­ta­les” y al que ellos res­pon­die­ron, por bo­ca de los pre­si­den­tes de la As­so­cia­ció de Mu­ni­ci­pis per a la In­de­pen­dèn­cia (AMI) y la As­so­cia­ció Ca­ta­la­na de Mu­ni­ci­pis (ACM), Neus Llo­ve­ras y Mi­quel Buch –ex­plí­ci­ta­men­te que­re­lla­dos por la Fis­ca­lía–, con el com­pro­mi­so de “no dar ni un pa­so atrás” en la pre­pa­ra­ción del re­fe­rén­dum.

An­tes de la ima­gen de re­afir­ma­ción en el Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat –que re­cor­da­ba la del 2014 con oca­sión del 9-N, en­ton­ces con Ar­tur Mas co­mo pre­si­den­te–, los re­pre­sen­tan­tes del mun­do mu­ni­ci­pal ha­bían si­do re­ci­bi­dos en el pa­tio del Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na por Ada Co­lau, que les ex­pre­só tam­bién su so­li­da­ri­dad y pu­so el én­fa­sis es­pe­cial­men­te en la “per­se­cu­ción de los de­re­chos y las li­ber­ta­des” que es­tá lle­van­do a ca­bo el Go­bierno es­pa­ñol. Una si­tua­ción de “in­ti­mi­da­ción y ame­na­za”, a su jui­cio “inau­di­ta en de­mo­cra­cia”, que cons­ti­tu­ye una “ver­güen­za”, y a la que con­tra­pu­so la “uni­dad” de “los que quie­ren que Ca­ta­lun­ya pue­da de­ci­dir li­bre­men­te su fu­tu­ro” y de “los que de­fien­den los de­re­chos y las li­ber­ta­des fun­da­men­ta­les”. “Por en­ci­ma de las di­fe­ren­cias te­ne­mos puntos en co­mún”, re­cal­có la al­cal­de­sa de Bar­ce­lo­na, que ase­gu­ró que “es­to no va de in­de­pen­den­cia sí o no, sino de nues­tros de­re­chos y nues­tras li­ber­ta­des” y que “el Es­ta­do tie­ne que sa­ber que, por en­ci­ma de es­tas di­fe­ren­cias, Ca­ta­lun­ya es un so­lo pue­blo que de­fen­de­rá los de­re­chos y las li­ber­ta­des con la uni­dad de to­da la so­cie­dad”.

El dis­cur­so de la lí­der de los co­mu­nes que­da­ba cla­ro que no era el mis­mo que el del má­xi­mo re­pre­sen­tan­te en es­tos mo­men­tos del blo­que in­de­pen­den­tis­ta, el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, pe­ro por en­ci­ma de to­do el in­te­rés de uno y otro era mos­trar sin­to­nía en un mí­ni­mo co­mún de­no­mi­na­dor fren­te al Go­bierno es­pa­ñol, que en las úl­ti­mas ho­ras se ha vi­sua­li­za­do tam­bién en la carta con­jun­ta a Ma­riano Ra­joy en la que le pi­den pac­tar el re­fe­rén­dum y le cen­su­ran su “ofen­si­va de re­pre­sión sin pre­ce­den­tes”. Una sin­to­nía que vol­vió a po­ner­se en evi­den­cia cuan­do Ada Co­lau acom­pa­ñó a los al­cal­des has­ta la salida del Ayun­ta­mien­to y Car­les Puig­de­mont los fue a re­ci­bir a la puer­ta, con os­ten­si­bles in­ter­cam­bios de sa­lu­dos y co­men­ta­rios ante las cá­ma­ras. La par­ti­ci­pa­ción de la al­cal­de­sa, sin em­bar­go, aca­bó aquí. No cru­zó la pla­za de Sant Jau­me has­ta el Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat, a di­fe­ren­cia del res­to de la co­mi­ti­va, que re­ci­bió el apo­yo de al­gu­nos mi­les de per­so­nas que, en­tre es­te­la­des, la lle­na­ban y ocu­pa­ban in­clu­so las ca­lles ad­ya­cen­tes, con cán­ti­cos en fa­vor de la in­de­pen­den­cia y de vo­tar el 1-O y otro que se ha he­cho vi­ral des­de los aten­ta­dos del 17-A: “No tinc por”.

Un ac­to de res­pal­do a los al­cal­des, en to­do ca­so, al que Car­les Puig­de­mont asis­tió des­pués de ha­ber­se reuni­do a pri­me­ra ho­ra en Gi­ro­na con el pre­si­den­te del PNV, An­do­ni Or­tu­zar, de vi­si­ta en la ciu­dad pa­ra par­ti­ci­par en un ac­to be­né­fi­co. Un en­cuen­tro, de una ho­ra, que, según tui­teó el di­ri­gen­te del PNV, sir­vió pa­ra que los dos coin­ci­die­ran en que “el diá­lo­go es ne­ce­sa­rio an­tes y des­pués del 1-O”.

LAU­RA BUS­QUETS / ACN

Va­ras en al­to.

Los al­cal­des in­ves­ti­ga­dos al­zan sus va­ras de man­do en la pla­za Sant Jau­me, tras Puig­de­mont (que ayer re­pli­có a Ra­joy con es­tas pa­la­bras: “No sub­es­ti­men la fuer­za del pue­blo de Ca­ta­lun­ya”) y otros di­ri­gen­tes in­de­pen­den­tis­tas

QUI­QUE GAR­CÍA / EFE

Car­les Puig­de­mont, Car­me For­ca­dell y Oriol Jun­que­ras arro­pa­ron en el Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat a los al­cal­des so­be­ra­nis­tas in­ves­ti­ga­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.