La ces­ta vir­tual

El for­ma­to bus­ca rein­ven­tar­se pa­ra ren­ta­bi­li­zar sus cen­tros e in­ver­sio­nes

La Vanguardia - - SUMARIO - AINTZANE GASTESI

Pe­se a la re­cu­pe­ra­ción del con­su­mo des­pués de que ha­ya pa­sa­do lo peor de la cri­sis, los hi­per­mer­ca­dos si­guen vien­do caer sus ven­tas, de­bi­do so­bre to­do a la com­pe­ten­cia de las pla­ta­for­mas en lí­nea, que se es­tán lle­van­do una bue­na par­te de su cuo­ta de mer­ca­do.

Tres años des­pués de que el con­su­mo ini­cia­ra la sen­da de la re­cu­pe­ra­ción, que los ex­per­tos da­tan en el 2014, el hi­per­mer­ca­do si­gue su­frien­do. Si ya du­ran­te la cri­sis fue el for­ma­to más afec­ta­do, con caí­das de ven­tas su­pe­rio­res al 5%, des­de el ini­cio de la dé­ca­da de los 2000 su cuo­ta de mer­ca­do se ha des­plo­ma­do del 19,1% al 13,4% con que ce­rró el 2016, según los da­tos de la con­sul­to­ra Kan­tar World­pa­nel.

Mien­tras el res­to del sec­tor de gran con­su­mo ha recuperado di­ná­mi­cas pre­vias a la cri­sis, el hí­per con­ti­núa de­san­grán­do­se; en­tre el 2014 y el 2017 se ha de­ja­do por el ca­mino 9,5 mi­llo­nes de ces­tas, la com­pra de 139.000 ho­ga­res y 0,6 puntos de cuo­ta en va­lor. El re­sul­ta­do son enor­mes ins­ta­la­cio­nes con al­tí­si­mos cos­tes de man­te­ni­mien­to que de lu­nes a vier­nes en ho­ra­rio co­mer­cial es­tán prác­ti­ca­men­te va­cías.

“El des­pla­za­mien­to y el tiem­po son los dos gran­des hán­di­caps del for­ma­to, so­bre to­do des­de la irrup­ción de internet en el sec­tor del gran con­su­mo y la ali­men­ta­ción”, ex­pli­ca Flo­ren­cio Gar­cía, di­rec­tor del sec­tor re­tail en Kan­tar. De he­cho, internet es un gran hi­per­mer­ca­do. “Es un for­ma­to pro­pi­cio pa­ra el ecom­mer­ce, don­de pue­de ven­der gran par­te de sus pro­duc­tos; el pro­ble­ma es qué ha­cer con sus es­ta­ble­ci­mien­tos, que se que­dan va­cíos”, ar­gu­men­ta Gar­cía, que apun­ta a una ten­den­cia glo­bal. En Es­ta­dos Uni­dos, se ha bau­ti­za­do el fe­nó­meno co­mo el apo­ca­lip­sis del re­tail, que de­ja cen­tros co­mer­cia­les de­sier­tos y obli­ga a los gran­des ope­ra­do­res a ce­rrar tien­das ma­si­va­men­te.

Según los da­tos glo­ba­les que ma­ne­ja Kan­tar World­pa­nel, los gran­des dis­tri­bui­do­res (su­per­mer­ca­do e hi­per­mer­ca­do) han per­di­do dos puntos de cuo­ta de mer­ca­do en los úl­ti­mos dos años, a pe­sar de in­cre­men­tar las ven­tas un 0,7% en el 2016. Mien­tras tan­to, el ecom­mer­ce ha ga­na­do 1,4 puntos de cuo­ta y ha cre­ci­do un 26% en el 2016 res­pec­to al año an­te­rior.

“El for­ma­to lle­va tiem­po lla­man­do a una rein­ven­ción”, ase­gu­ra Flo­ren­cio Gar­cía. En la úl­ti­ma pre­sen­ta­ción de re­sul­ta­dos, el pa­sa­do 31 de agos­to, el pre­si­den­te de Ca­rre­four, Ale­xan­dre Bom­pard, ase­gu­ró que la com­pa­ñía “de­be con­ver­tir­se ver­da­de­ra­men­te en una em­pre­sa om­ni­ca­nal, ace­le­rar su trans­for­ma­ción di­gi­tal y re­for­mar y adap­tar los hi­per­mer­ca­dos”, ame­na­za­dos por la pre­sión del co­mer­cio elec­tró­ni­co, so­bre to­do en los pro­duc­tos no ali­men­ta­rios. El al­to di­rec­ti­vo anun­ció un plan de trans­for­ma­ción de la com­pa­ñía, que se de­ta­lla­rá an­tes de fi­nal de año. Ya en el 2009, en ple­na vo­rá­gi­ne de la cri­sis, el en­ton­ces di­rec­tor ge­ne­ral de Ca­rre­four, Lars Olofs­son, avi­só de que “el hi­per­con­su­mo es co­sa del pa­sa­do; que­re­mos rein­ven­tar el hi­per­mer­ca­do”. Las pro­pues­tas de Ca­rre­four pa­san por ins­ta­lar cen­tros de be­lle­za, ofre­cer ac­ti­vi­da­des pa­ra ni­ños o zo­nas wifi.

Tam­bién El Cor­te In­glés bus­ca ren­ta­bi­li­zar más sus hi­per­mer­ca­dos y ha anun­cia­do una re­es­truc­tu­ra­ción del for­ma­to tras fu­sio­nar Hi­per­cor con el gran al­ma­cén. “El ob­je­ti­vo es apro­ve­char si­ner­gias y ra­cio­na­li­zar los es­pa­cios”, ex­pli­ca­ron fuen­tes de El Cor­te In­glés en la pre­sen­ta­ción de re­sul­ta­dos.

El hi­per­mer­ca­do flo­re­ció en los no­ven­ta co­mo sím­bo­lo de opu­len­cia; era el si­tio ideal pa­ra lle­nar el ca­rro y pa­sar la tar­de con­su­mien­do y se con­vir­tió en una ma­ne­ra de ocio. “Se rea­li­za­ban gran­des com­pras, ca­da dos o tres se­ma­nas, y se po­ten­ció por un mo­men­to de ex­pan­sión económica en que no se mi­ra­ban tan­to los pre­cios”, na­rra Gar­cía. Con la cri­sis, las com­pras pa­san a ser se­ma­na­les, más pe­que­ñas y más fre­cuen­tes, y no sa­le a cuen­ta des­pla­zar­se pa­ra ir a ha­cer la com­pra. “El des­pla­za­mien­to es la pri­me­ra ba­rre­ra pa­ra la com­pra en hi­per­mer­ca­do”, afir­ma el es­pe­cia­lis­ta en re­tail de Kan­tar World­pa­nel.

A la cri­sis y la ex­plo­sión de­fi­ni­ti­va del ecom­mer­ce, se su­ma la fuer­te ex­pan­sión de los di­fe­ren­tes for­ma­tos de la gran dis­tri­bu­ción des­de el 2014, des­de las prin­ci­pa­les ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos has­ta los hard dis­count. Según los da­tos del pa­sa­do mes de ju­nio en Es­pa­ña, Mer­ca­do­na su­ma un 24,3% de cuo­ta, por de­lan­te del 8,6% de Ca­rre­four. Por su par­te, Lidl es una de las com­pa­ñías de ma­yor cre­ci­mien­to al pa­sar del 3,3% al 4,3% des­de el 2015.

SCOTT EISEN / BLOOM­BERG

Los hi­per­mer­ca­dos su­fren en mu­chos paí­ses de­bi­do al cam­bio de há­bi­tos de com­pra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.