La ONU me­dia pa­ra in­ten­tar que los kur­dos de Irak fre­nen su re­fe­rén­dum

La Vanguardia - - INTERNACIONAL - BAG­DAD Redacción y agencias

Con los kur­dos de Irak de­ci­di­dos a ce­le­brar un re­fe­rén­dum de in­de­pen­den­cia el pró­xi­mo día 25 y el te­mor in­ter­na­cio­nal a que es­ta­lle un nue­vo fo­co de ines­ta­bi­li­dad en la re­gión, las Na­cio­nes Uni­das to­ma­ron car­tas en el asun­to pa­ra in­ten­tar me­diar y han pro­pues­to al pre­si­den­te del Kur­dis­tán, Ma­sud Bar­za­ni, que re­nun­cie por el mo­men­to a la vo­ta­ción uni­la­te­ral a cam­bio de que la ONU le apo­ye pa­ra lle­gar a un acuer­do con el Go­bierno de Bag­dad en el pla­zo má­xi­mo de tres años.

La pro­pues­ta, en­tre­ga­da el jue­ves por el re­pre­sen­tan­te de la ONU en Irak, Jan Ku­bis, pe­ro que no se hi­zo pú­bli­ca has­ta ayer, pro­po­ne que se abran in­me­dia­ta­men­te las ne­go­cia­cio­nes en­tre los kur­dos y el Go­bierno fe­de­ral ira­quí. Ku­bis dijo que es­pe­ra te­ner una res­pues­ta de Bar­za­ni “en los pró­xi­mos dos o tres días”.

El do­cu­men­to ex­pli­ci­ta que las Na­cio­nes Uni­das su­per­vi­sa­rán un diá­lo­go “es­truc­tu­ra­do, con­ti­nuo y sin con­di­cio­nes pre­vias en­tre Bag­dad e Ir­bil”. El tex­to se­ña­la que am­bas par­tes de­be­rán con­cluir las ne­go­cia­cio­nes en los dos o tres años si­guien­tes y que po­drán pe­dir a la ONU que par­ti­ci­pe “tan­to en el pro­ce­so de ne­go­cia­ción co­mo en la apli­ca­ción de sus con­clu­sio­nes y re­sul­ta­dos”. Aña­de que “el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad es­ta­rá pun­tual­men­te in­for­ma­do de los avan­ces”. En con­tra­par­ti­da, el Go­bierno de la re­gión au­tó­no­ma del Kur­dis­tán “de­ci­de no ce­le­brar su re­fe­rén­dum del 25 de sep­tiem­bre”.

A la es­pe­ra de la res­pues­ta del Go­bierno kur­do, el pro­ce­so elec­to­ral si­gue su cur­so en es­ta re­gión del nor­te de Irak. De he­cho, la si­tua­ción se ha ace­le­ra­do des­de que el vier­nes el Par­la­men­to kur­do dio el úl­ti­mo pa­so y apro­bó la ce­le­bra­ción de la con­sul­ta. Pe­ro el te­ma del re­fe­rén­dum, co­mo ocu­rre en otros pa­gos, lle­va mu­cho tiem­po so­bre­vo­lan­do la po­lí­ti­ca na­cio­nal. Ir­bil lle­va tiem­po re­cla­man­do la in­de­pen­den­cia, y la de­ci­sión se pro­du­jo des­pués de nu­me­ro­sos des­en­cuen­tros en­tre los dos go­bier­nos y las con­ti­nuas que­jas kur­das de que Bag­dad nun­ca ha cum­pli­do sus pro­me­sas. De ahí que la prin­ci­pal ba­za que apor­ta aho­ra la ONU sea la de ga­ran­te de los pac­tos.

Pe­ro hay más fac­to­res. El Go­bierno kur­do lle­va ac­tuan­do prác­ti­ca­men­te por su cuen­ta des­de el fi­nal del ré­gi­men de Sa­dam Hu­sein y el caos pos­te­rior. Y ha vis­to en la lu­cha contra los yiha­dis­tas del Es­ta­do Is­lá­mi­co un úl­ti­mo ele­men­to aglu­ti­na­dor fren­te a la in­efi­ca­cia de Bag­dad. Pe­ro, por el con­tra­rio, han in­clui­do en la vo­ta­ción zo­nas co­mo Kir­kuk –ri­ca en pe­tró­leo– don­de la po­bla­ción es más he­te­ro­gé­nea y que Irak di­fí­cil­men­te ce­de­ría in­clu­so si acep­ta­ra la in­de­pen­den­cia.

Otros im­por­tan­tes es­co­llos pa­ra Ir­bil son los paí­ses fron­te­ri­zos. Ni Tur­quía ni Irán (con mi­no­rías kur­das) acep­ta­rán sin más una hi­po­té­ti­ca in­de­pen­den­cia. En uno y otro la­do ya se ha­bla de en­viar tro­pas. Y Es­ta­dos Uni­dos tam­po­co quie­re arries­gar­se a una nue­va gue­rra ci­vil.

Las Na­cio­nes Uni­das pro­po­nen que Bag­dad e Ir­bil ne­go­cien un acuer­do bi­la­te­ral en un pla­zo de tres años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.