¿Se pue­de evi­tar que se de­te­rio­re la vi­sión con la edad?

La Vanguardia - - TENDENCIAS - Jor­di Mo­nés OFTALMÓLOGO. DI­REC­TOR DEL INS­TI­TUT DE LA MÀCULA

Bien co­no­ci­da es la fra­se “dos ojos pa­ra to­da una vi­da”. Lo que pa­sa es que la vi­da ca­da vez es más lar­ga, por lo que de­be­mos ser más cui­da­do­sos pa­ra alar­gar la sa­lud de nues­tros ojos. Em­pe­ce­mos por los ac­ci­den­tes. Una le­sión ocu­lar pue­de ser irre­pa­ra­ble, ya que el ojo tie­ne te­ji­dos su­ma­men­te de­li­ca­dos que no se re­ge­ne­ran. Una de las prin­ci­pa­les fuen­tes de trau­ma ocu­lar es el de­por­te, que es la pri­me­ra cau­sa de pér­di­da vi­sual en ni­ños y ni­ñas. Den­tro de los de­por­tes, los hay de más ries­go por la po­si­bi­li­dad de en­tra­da de pe­lo­tas (squash, pá­del, te­nis, béis­bol, hoc­key...), de­dos (ba­lon­ces­to), ra­mas o cuer­pos ex­tra­ños (co­rrer, ci­clis­mo, mon­ta­ña, mo­to­ris­mo...). Ha­ce años era ex­tra­ño ver a es­quia­do­res con cas­co, aho­ra es al con­tra­rio. Con las ga­fas de pro­tec­ción ten­dría que ocu­rrir lo mis­mo.

Por otra par­te, hay en­fer­me­da­des ocu­la­res que ha­ce unos años eran de­vas­ta­do­ras, co­mo la re­ti­no­pa­tía dia­bé­ti­ca, el glau­co­ma o la de­ge­ne­ra­ción ma­cu­lar aso­cia­da a la edad (for­ma exu­da­ti­va), pe­ro que hoy día son ges­tio­na­bles si se diag­nos­ti­can de for­ma pre­coz. Por lo tan­to, hay que ser dis­ci­pli­na­dos en ha­cer re­vi­sio­nes pe­rió­di­cas pa­ra de­tec­tar en­fer­me­da­des an­tes de que ha­yan cau­sa­do un da­ño di­fí­cil de re­pa­rar.

Evi­tar há­bi­tos tó­xi­cos y fa­vo­re­cer los sa­lu­da­bles tam­bién con­tri­bu­ye a cui­dar los ojos. Un ca­so cla­rí­si­mo es el ta­ba­co, que au­men­ta el ries­go de de­ge­ne­ra­ción ma­cu­lar y de en­ve­je­ci­mien­to pre­ma­tu­ro. Otro es la ali­men­ta­ción, que pue­de con­tri­buir a man­te­ner una bue­na sa­lud, tam­bién de los ojos. Ha­cer ejer­ci­cio de for­ma ha­bi­tual tam­bién tie­ne in­ci­den­cia in­di­rec­ta en la sa­lud de los te­ji­dos ocu­la­res al mo­de­rar el en­ve­je­ci­mien­to.

Por úl­ti­mo, con­vie­ne pro­te­ger­nos de la ra­dia­ción so­lar. Las cé­lu­las del epi­te­lio pig­men­ta­rio de la re­ti­na no se re­ge­ne­ran, y ha­ce fal­ta pro­te­ger­las pa­ra que du­ren 80, 90 o más de 100 años, y evi­tar el es­trés que les su­po­ne la luz del sol, es­pe­cial­men­te en paí­ses me­ri­dio­na­les co­mo el nues­tro.

Los ojos no se re­ge­ne­ran

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.