Es­tu­dio ana­tó­mi­co

Mas Alla Monografico - - Misterios -

Los anato­mis­tas em­pe­za­ron a in­tere­sar­se en aquel lien­zo de­no­mi­na­do Sá­ba­na

San­ta. No­ta­ron co­mó se mues­tra co­rrec­ta­men­te ubi­ca­dos los lu­ga­res de la cru­ci­fi­xión, los cla­vos, le­jos de es­tar en los lu­ga­res

(las pal­mas de las ma­nos) que la ima­gi­ne­ría y ar­te re­pre­sen­ta­ba lo ha­cía por el de­no­mi­na­do “es­pa­cio de Des­tot”, un con­jun­to de hue­so cer­cano a la mu­ñe­ca y que ten­drían la con­sis­ten­cia pa­ra aguan­tar el pe­so del cru­ci­fi­ca­do, las pal­mas de las ma­nos no las te­nían, se ra­ja­rían.

Asi­mis­mo, los pies ha­bían si­do per­fo­ra­dos por un so­lo cla­vo. Re­ci­bió 120 la­ti­ga­zos al mo­do ro­mano pro­vo­can­do múl­ti­ples he­ri­das. Los ver­du­gos fue­ron dos, un dies­tro y un zur­do, y ha­bían si­do muy cui­da­do­sos de no gol­pear el co­ra­zón. El tí­pi­co fla­ge­lo ro­mano te­nía dos pe­sas en las pun­tas de ca­da una de sus tres correas y ha­bía pro­vo­ca­do múl­ti­ples des­ga­rros en la piel.

Ade­más te­nía res­tos de un cas­que­te de es­pi­nas, el cual tu­vo que pro­vo­car­le mu­chas he­ri­das por lo pun­zan­te del ar­bus­to es­pi­no­so con el que ha­bía si­do “con­fec­cio­na­do”. Tam­bién se le ha­bía gol­pea­do se­ve­ra­men­te en la na­riz y mos­tra­ba otros gol­pes en el cuer­po.

Por úl­ti­mo: un lan­za­zo en el cos­ta­do al mo­do ro­mano, en­tre la quin­ta y sex­ta cos­ti­lla, que ha­bía per­fo­ra­do el pul­món y pos­te­rior­men­te el co­ra­zón, ma­nan­do de él san­gre y lí­qui­do pleu­ral que es, cu­rio­sa­men­te, na­rra­do por un evan­ge­lis­ta co­mo San Juan en su Evangelio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.