La bom­bi­lla eter­na

El se­cre­to de su lon­ge­va vi­da.

Mas Alla - - SUMARIO -

la Bom­bi­lla Cen­te­na­ria es, se­gún el Li­bro Guin­ness de los Ré­cords, el fo­co de luz que más tiem­po lle­va alum­bran­do en la His­to­ria. Es tan fa­mo­sa que tie­ne su pro­pia web y una cá­ma­ra que la fil­ma cons­tan­te­men­te. La bom­bi­lla co­men­zó a ilu­mi­nar en 1901 y aún hoy si­gue fun­cio­nan­do.

Fue un re­ga­lo que un em­pre­sa­rio lo­cal hi­zo a la es­ta­ción de bom­be­ros de Li­ver­mo­re (Ca­li­for­nia, EE.UU.). Des­de en­ton­ces, la pie­za, fa­bri­ca­da en Shelby Elec­tric Com­pany, ha es­ta­do en­cen­di­da de ma­ne­ra per­ma­nen­te, ex­cep­tuan­do al­gún cor­te de luz y un par de mu­dan­zas. La bom­bi­lla, que fue so­pla­da a mano, mi­de unos 8 cm y se cree que te­nía 30W de po­ten­cia, aun­que ac­tual­men­te se ha re­du­ci­do a 4 va­tios, emi­tien­do así una luz te­nue. Ade- más, la fí­si­ca De­bo­ra Katz ha ana­li­za­do otras bom­bi­llas de es­ta co­lec­ción, y ha se­ña­la­do que su fi­la­men­to po­dría ser de­ter­mi­nan­te a la ho­ra de re­sol­ver el enig­ma de su du­ra­ción. Es­te fi­la­men­to es ocho ve­ces más grue­so que el de las bom­bi­llas de hoy en día y es se­mi­con­duc­tor, es de­cir, se con­vier­te en un con­duc­tor su­pe­rior cuan­do la bom­bi­lla es­tá ca­lien­te.

Otros ex­per­tos se­ña­lan que otro fac­tor que po­dría fa­vo­re­cer su inusi­ta­da lon­ge­vi­dad es el he­cho de ha­ber­la de­ja­do en­cen­di­da de ma­ne­ra per­ma­nen­te, ya que el des­gas­te pro­du­ci­do al apa­gar y en­cen­der es muy su­pe­rior al de que per­ma­nez­ca en­cen­di­da.

Al­gu­nas teo­rías se­ña­lan in­clu­so a la “ob­so­les­cen­cia pro­gra­ma­da”, que li­mi­ta la vi­da útil de los pro­duc­tos y así obli­ga a su con­su­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.