EVIL IM­PUL­SE

Metal Hammer (Spain) - - ENTREVISTA - TEX­TO: DA­NI BUENO Y OL­GA VIDAL FO­TO: MA­KE GAR­CÍA

El me­tal un­der­ground lo tie­ne di­fí­cil en Es­pa­ña pa­ra sa­car la ca­be­za, y, si no eres de una ciu­dad co­mo Ma­drid o Bar­ce­lo­na, don­de hay más mo­vi­mien­to, más si ca­be. Con­tra es­to, Evil Im­pul­se lu­cha con su me­jor ar­ma, su mú­si­ca, que es di­rec­ta y po­ten­te, más que nun­ca en su nue­vo dis­co ‘The Un­bro­ken Ri­tual’ que les ha lle­va­do a for­mar par­te de fes­ti­va­les co­mo el Le­yen­das del Rock o el Ote­ro Bru­tal Fest. Pa­ra que des­cu­bráis un po­co más de cer­ca a es­te gru­po de Ciu­dad Real, ME­TAL HAM­MER ES­PA­ÑA he­mos ha­bla­do con sus gui­ta­rris­tas Víc­tor y Álex. Ho­la Álex y Víc­tor. Vues­tro úl­ti­mo dis­co pu­bli­ca­do es ‘The Un­bro­ken Ri­tual’. ¿Có­mo fue el pro­ce­so de gra­ba­ción y de com­po­si­ción del dis­co?

Víc­tor: Yo te pue­do ha­blar del pro­ce­so de com­po­si­ción, des­de úl­ti­mos de 2016, que nos plan­tea­mos gra­bar nue­vo dis­co. Fue ya con cam­bios en la for­ma­ción, con Álex ya al fren­te de la ban­da co­mo gui­ta­rris­ta y co­mo com­po­si­tor. 2017 lo plan­tea­mos pa­ra la gra­ba­ción. Nos me­ti­mos en el es­tu­dio en el mes de ma­yo prác­ti­ca­men­te y terminamos de gra­bar­lo to­do en el mes de sep­tiem­bre. Du­ran­te sep­tiem­bre y oc­tu­bre fue la mez­cla del dis­co y la mas­te­ri­za­ción. To­do lo he­mos he­cho en el es­tu­dio de Álex en Vi­ni­lo Es­tu­dios en Ciu­dad Real, que ya es la se­gun­da vez que Evil Im­pul­se gra­ba en es­tu­dio. Bá­si­ca­men­te ese ha si­do el pro­ce­so. Ocu­pa­mos prác­ti­ca­men­te to­do el 2017, por­que ape­nas sa­li­mos a to­car. Apar­te de Acor­des de Rock y el bo­lo en Ma­drid con Re­lea­se The Pain, y po­ca co­sa más he­mos he­cho ese año. Es­tu­vi­mos ma­cha­can­do mu­cho la com­po­si­ción del dis­co y, so­bre to­do, la gra­ba­ción.

Álex: Es­tu­vi­mos tam­bién en agos­to en la pre­sen­ta­ción del Hell Rock Fest, en el Re­tuer­ta, que es un bo­lo que ha­cían an­tes del fes­ti­val, don­de es­tu­vo Lor­di de ca­be­za de car­tel. Y, bueno, el dis­co nos lo to­ma­mos con calma. Em­pe­za­mos en ma­yo y ha­bía se­ma­nas que gra­bá­ba­mos y otras que no. Es­tá­ba­mos en ca­sa y nos lo to­má­ba­mos con calma. En sep­tiem­bre fue la mez­cla y mas­te­ri­za­ción. Nos lo cu­rra­mos to­do no­so­tros y aho­ra va­mos a edi­ta­mos al­go au­to­ges­tio­na­do, mien­tras a ver si hay al­gu­na com­pa­ñía que se ani­me.

No ha pa­sa­do tan­to tiem­po des­de que pu­bli­cas­teis ‘Who´s Gon­na Kill Who?’. ¿Qué di­fe­ren­cias se­ña­la­ríais en­tre el an­te­rior dis­co y és­te?

Víc­tor: Bá­si­ca­men­te, que es­tá Álex en la ban­da. Al fi­nal, quie­ras o no, le da un to­que a los so­los que com­po­si­ti­va­men­te es di­fe­ren­te a lo que yo pue­do ha­cer. Ade­más, hay un cre­ci­mien­to, por­que hay una pro­duc­ción mu­cho más lim­pia y cu­rra­da que en ‘Who´s Gon­na Kill Who?’, que en ese es­tá tam­bién muy bien. Zeus, el an­te­rior gui­ta­rris­ta, y yo siem­pre com­pac­ta­mos muy bien. Pe­ro, na­tu­ral­men­te, ca­da uno tie­ne su es­ti­lo, su for­ma de com­po­ner y su for­ma de ver la mú­si­ca. Evil Im­pul­se si­gue en la lí­nea que es­ta­mos man­te­nien­do To­ño y yo des­de el prin­ci­pio, más groo­ve­ra, es me­tal pe­ro con mu­cho ma­tiz. Álex des­de que es­tá en la ban­da apor­ta esa vi­sión más ex­tre­ma, más th­ras­her, más death... y eso ha he­cho que su­me to­da­vía más. Con ‘Who´s Gon­na Kill Who?’ es­tá­ba­mos muy con­ten­tos con la gra­ba­ción del dis­co, con el re­sul­ta­do, con la gi­ra y con la ban­da tan com­pac­ta que crea­mos. Pe­ro bueno, a par­tir de la sa­li­da de Zeus, lo que no po­día­mos ha­cer era res­tar, ha­cer un dis­co igual o

peor. La en­tra­da de Álex lo que ha he­cho ha si­do su­mar, na­tu­ral­men­te. Y, con el dis­co, creo que a la vis­ta es­tá que he­mos da­do un pa­so más. Es­tá to­do mu­cho más ela­bo­ra­do, hay mu­cha más va­rie­dad. Yo creo que es di­fí­cil que cual­quier mú­si­co di­ga que le gus­ta su tra­ba­jo, ya sa­bes que mu­chos mú­si­cos son muy crí­ti­cos, so­mos muy crí­ti­cos con lo que ha­ce­mos. Pe­ro jo­der, ma­cho, yo no me can­so de es­cu­char el dis­co, ni yo ni nin­guno de la ban­da. Álex: Lo que se ha cui­da­do mu­cho es el te­ma de es­tri­bi­llos, me­tien­do la me­lo­día pe­ro sin ser me­lo­sos, que man­ten­gan la ca­ña pe­ro que sean pe­ga­di­zos. O sea, que se te que­den en la ca­be­za. Eso es lo que he­mos in­ten­ta­do ha­cer y no sé si lo ha­bre­mos con­se­gui­do. Víc­tor: En prin­ci­pio creo que sí. Creo que esa es la di­fe­ren­cia prin­ci­pal con el otro dis­co, que es más pe­ga­di­zo que el an­te­rior. Pe­ro a la vez es más ca­ñe­ro. Es un dis­co más vis­ce­ral, lo que he­mos ha­bla­do. Es un dis­co más di­rec­to, más cu­rra­do en cuan­to a ela­bo­ra­ción y es­tá to­do mu­cho más cui­da­do que en ‘Who´s Gon­na Kill Who?’ y que en ‘Fla­mes From The Ground’. Na­tu­ral­men­te, al es­tar un año con él en­ci­ma nos dio tiem­po a tra­ba­jar­lo de so­bra. Qui­si­mos ha­cer las can­cio­nes a con­cien­cia, que a no­so­tros nos con­ven­cie­ran, eso lo pri­me­ro. Nos da­ba igual que una so­na­ra más th­rash, co­mo ‘Jud­ge and Hang­man’, a una más groo­ve­ra co­mo ‘Va­lley of Si­len­ce’, o una te di­ría in­clu­so más... no téc­ni­ca, no quie­ro uti­li­zar la pa­la­bra pro­gre­si­vo por­que no es lo nues­tro na­tu­ral­men­te, pe­ro por ejem­plo ‘De­li­ve­ring’ tie­ne to­ques que di­ces “¡hos­tias!”. Tie­ne un cómpu­to en ge­ne­ral que es­ta­mos sú­per or­gu­llo­sos con ello y va­mos a de­fen­der­lo a sa­co.

Pa­ra tí, Álex, ¿co­mo ha si­do la en­tra­da en el gru­po y la par­ti­ci­pa­ción en ¡The Un­bro­ken Ri­tual’?

Víc­tor: La en­tra­da en el gru­po ya se lle­va­ba ma­ce­ran­do tiem­po. De he­cho, an­tes de me­ter­se Zeus, se lo pro­pu­si­mos a Álex ya, na­tu­ral­men­te.

Álex: Lo que pa­sa es que con el te­ma de tra­ba­jos y tal no pu­de. Es­ta vez lo he vis­to cla­ro, he he­cho al­gún cam­bio y he ido ade­lan­te. Y la ver­dad es que bien, me ape­te­cía. Ya lle­va­ba 10 años pa­ra­do sin ban­da y era ho­ra de vol­ver. Pe­ro he es­ta­do li­ga­do a la mú­si­ca igual, en el es­tu­dio y ha­cien­do di­rec­tos, so­bre to­do. Ya me ape­te­cía vol­ver, co­ger la gui­ta­rra y me­ta­lear.

Y aho­ra, des­pués de es­te año que ha­béis di­cho que no ha­béis to­ca­do mu­cho, ¿qué ex­pec­ta­ti­vas te­néis aho­ra pa­ra es­te 2018 en cuan­to a con­cier­tos? ¿Te­néis pen­sa­do ha­cer al­gu­na gi­ra por Es­pa­ña pa­ra pre­sen­tar es­te dis­co o pen­sáis en­fo­ca­ros más en fes­ti­va­les? ¿Qué idea te­néis?

Vic­tor: Bá­si­ca­men­te, de­fen­der el dis­co y ha­cer una bue­na gi­ra por to­da Es­pa­ña. Lle­va­mos mu­chos años en es­to y no que­re­mos dar pa­sos pa­ra atrás. Es de­cir, te­ne­mos un fil­tro muy im­por­tan­te a la ho­ra de to­car. Pues cla­ro, eso equi­va­le a me­nos con­cier­tos. Ha­ce mu­chos años to­cá­ba­mos en cual­quier si­tio. Aho­ra ya no, aho­ra po­ne­mos ese fil­tro. De­be ha­ber unas ga­ran­tías mí­ni­mas, y no só­lo pa­ra no­so­tros, sino tam­bién pa­ra la gen­te que nos ve, na­tu­ral­men­te. Es­tas ga­ran­tías son un so­ni­do en con­di­cio­nes, y po­der dar el di­rec­to que tie­ne la ban­da. Al fi­nal lo que que­re­mos es po­der to­car, re­pe­tir y mo­ver­nos, pe­ro con ga­ran­tías. Va­mos a in­ten­tar es­tar por to­da Es­pa­ña y me­ter la ca­be­za en fes­ti­va­les im­por­tan­tes co­mo en agos­to el Le­yen­das del Rock o en ju­nio el Ote­ro Bru­tal Fest en­tre otros, co­sa que es muy di­fí­cil pa­ra una ban­da co­mo no­so­tros. Es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble, la ma­yo­ría ni te con­tes­tan, y hay una sa­tu­ra­ción de ban­das en Es­pa­ña que cual­quier fes­ti­val tie­ne don­de ele­gir. Si no es una es otra, y mu­chas no tie­nen el fil­tro que te­ne­mos no­so­tros. No­so­tros po­ne­mos una se­rie de con­di­cio­nes que a otros les da igual. Con lo cual, pa­ra los fes­ti­va­les es mu­cho más fá­cil y eco­nó­mi­co ha­cer­lo con otras ban­das, en­ton­ces es di­fí­cil. Pe­ro no­so­tros se­gui­mos con el em­pe­ño de ha­cer­lo así y, so­bre to­do, in­ten­tar ha­cer al­gún fes­ti­val fue­ra de Es­pa­ña y abrir la puer­ta de Evil Im­pul­se a Eu­ro­pa y a don­de nos de­jen. Es la idea, ex­por­tar la mú­si­ca. Pa­ra eso la ha­ce­mos en in­glés, aun­que en es­te dis­co te­ne­mos un te­ma, el que cie­rra el dis­co, en cas­te­llano. Va­mos a ver... La idea es mo­ver la ban­da e in­ten­tar es­tar pre­sen­tes en to­dos los si­tios. Por lo me­nos, don­de nos de­jen.

Des­pués de tan­to tiem­po pa­ra­dos, ten­dréis ga­nas de to­car prác­ti­ca­men­te don­de sea.

Álex: Bueno, con­cier­tos que es­tén bien. Yo cuan­do vol­ví, el pri­mer bo­lo que hi­ce fue el del Re­su­rrec­tion Fest, des­pués de 10 años. ¡To­ma ya! Te­ne­mos ga­nas de to­car, pe­ro tie­ne Víc­tor ra­zón, de­be ser con unas ga­ran­tías. Al fi­nal se re­du­ce to­do al te­ma eco­nó­mi­co, no se pue­de per­der di­ne­ro. El di­ne­ro que pier­des con cua­tro bolos de sa­las, lo pue­des in­ver­tir en ha­cer mer­chan, edi­tar más co­pias del dis­co, etc. Pe­ro va­mos, ga­nas to­das las del mun­do, evi­den­te­men­te.

¿Có­mo pue­de afec­tar a la ban­da el úl­ti­mo cam­bio de ba­jis­ta?

Víc­tor: A ver, no pue­do de­cir po­si­ti­va­men­te por­que el he­cho de que se va­ya un com­pa­ñe­ro co­mo Da­ni, que ade­más ha si­do fun­da­dor de la ban­da, no de­ja de ser un pa­lo, y uno gran­de. Pe­ro la per­so­na que he­mos se­lec­cio­na­do, Pe­dro To­rres, es un mu­si­ca­zo, y no só­lo ba­jis­ta, es mul­ti­ins­tru­men­tis­ta. Es un tío que a ni­vel per­so­nal es muy que­ri­do por mu­chí­si­ma gen­te. Es una per­so­na con la que se pue­de con­vi­vir, que eso pa­ra no­so­tros es esen­cial, por­que si una ban­da lo que pre­ten­de es sa­lir a la ca­rre­te­ra, co­mo no ha­ya co­ne­xión en­tre los cin­co ya sa­bes lo que pa­sa. Con él la hay, lo co­no­ce­mos to­dos des­de ha­ce mu­chos años. Y a ni­vel mu­si­cal, po­co más hay que de­cir, es un mu­si­ca­zo co­mo una ca­te­dral. Cuan­do le hi­ci­mos la prue­ba lo de­mos­tró con cre­ces, y di­rec­ta­men­te di­ji­mos “¡ya!, ¿pa­ra qué va­mos a se­guir bus­can­do si te­ne­mos lo que que­re­mos aquí?”. Le desea­mos to­do lo me­jor a Da­ni, que pa­ra no­so­tros ha si­do un pa­lo muy gran­de, ya que te­ne­mos mu­cha amis­tad con él. Pe­ro la ban­da si­gue. No­so­tros te­ne­mos que de­fen­der lo que he­mos gra­ba­do, lo que te­ne­mos en el pre­sen­te, y cree­mos que con Pe­dro lo va­mos a con­se­guir.

¿Có­mo veis la si­tua­ción del mun­do de la mú­si­ca? Co­mo ha­béis co­men­ta­do an­tes, hay mu­chas ban­das, es­tá so­bre­di­men­sio­na­do. Pe­ro, al fi­nal, en los fes­ti­va­les siem­pre es­tán los mis­mos gru­pos. ¿A qué creéis que se de­be es­to? ¿Có­mo creéis que se pue­de cam­biar?

Álex: Yo su­pon­go que se­rá por el te­ma de que, cuan­do los fes­ti­va­les or­ga­ni­zan, cuen­tan con cier­tas ofi­ci­nas, que tie­nen sus gru­pos, y to­dos los que es­ta­mos fue­ra de esas ofi­ci­nas pues di­rec­ta­men­te no es­ta­mos. Por eso, por ejem­plo, en el Le­yen­das del Rock siem­pre es­tán las mis­mas ban­das (a pe­sar de que es­te año es­ta­mos allí). En el Re­su­rrec­tion Fest tal vez me­nos, pe­ro por­que allí es un po­co más va­ria­do, es un aba­ni­co y tam­po­co can­ta tan­to. Pe­ro yo creo que se re­du­ce a eso, que si no es­tás en cier­tas ofi­ci­nas, pues no es­tás. Opino que va por ahí la co­sa. Víc­tor: Sí, opino bá­si­ca­men­te igual que lo que di­ce Álex. Es­pa­ña se re­du­ce a las cua­tro, cin­co, diez agencias que son las que tie­nen con­tac­to con los fes­ti­va­les en los que to­dos que­re­mos es­tar. Ellos con­tra­tan, lue­go ca­da ros­ter de­ci­de qué ban­das. Lue­go al fi­nal las ban­das más re­pre­sen­ta­ti­vas de ca­da uno son por los pri­me­ros que apues­tan. No­so­tros es­ta­mos tra­ba­jan­do con MPR Pro­duc­cio­nes, de Txarly, de Bil­bao. Pe­ro bueno, al fi­nal es co­mo to­do, él no de­ja de tra­ba­jar y de in­ten­tar me­ter­nos en ese ti­po de fes­ti­va­les. Pe­ro bueno, al­go pa­sa cuan­do se re­pi­te tan­to. No hay que ha­cer más que echar un vis­ta­zo al ni­vel de ban­das de Es­pa­ña y la can­ti­dad que hay y que la ma­yo­ría me­re­cen es­tar ahí. Pe­ro las opor­tu­ni­da­des lle­gan tar­de.

Álex: El ni­vel de las ban­das ha subido. Ha­ce 20 años no ha­bía el ni­vel que hay aho­ra. Tam­bién es cier­to que hay mu­cha más ofer­ta, pe­ro cier­to es tam­bién que el ni­vel es su­pe­rior. Es­tá más re­ñi­do el te­ma.

Víc­tor: Sí que hay una sa­tu­ra­ción. Bá­si­ca­men­te opi­na­mos los dos lo mis­mo. Sa­be­mos co­mo fun­cio­na el mer­ca­do, lle­va­mos mu­chos años en es­to los dos. En­ton­ces, sa­be­mos lo di­fí­cil que es pa­ra no­so­tros. Pe­ro no es­ta­mos di­cien­do na­da que no se vea ya.

¿Creéis que hay un pro­ble­ma con res­pec­to a la cul­tu­ra mu­si­cal de la gen­te? Por­que, por ejem­plo, sa­len en­tra­das por 100€ pa­ra Me­ta­lli­ca o AC/DC y se ven­den en dos ho­ras. Pe­ro lue­go to­can Evil Im­pul­se y Re­lea­se The Pain en la sa­la Ba­rra­cu­das por 8€ y es­tán prác­ti­ca­men­te los del gru­po y cua­tro pri­mos. ¿Có­mo se pue­de in­ten­tar pa­liar?

Álex: Ya ve­re­mos lo que pa­sa den­tro de 10 años cuan­do ni AC/DC ni Me­ta­lli­ca es­tén. No se pue­de pa­liar, es im­po­si­ble. Mien­tras esas ban­das es­tén y se les si­ga dan­do can­cha... Víc­tor: Hay un cier­to postureo en la gen­te. Al fi­nal lo que le gus­ta a al­gu­nos es sa­car­se la en­tra­da y su­bir una fo­to a Fa­ce­book y de­cir “eh, es­toy vien­do a AC/DC” o “eh, es­toy vien­do a Me­ta­lli­ca”. No es lo mis­mo que de­cir “eh, es­toy vien­do a Evil Im­pul­se”. Na­tu­ral­men­te, se­gui­mos ade­lan­te gra­cias a esa po­ca gen­te que di­ce “eh, que es­ta­mos vien­do a Evil Im­pul­se”, que me com­pro su ca­mi­se­ta y su CD y que pa­go lo que sea por ver a Evil Im­pul­se. Gra­cias a ellos se­gui­mos. Si no hu­bie­ra gen­te así... ¿pa­ra qué se­guir? Pe­ro creo que exis­te mu­cho po­ser y mu­cho postureo. Que tam­bién es cier­to que a quién no le gus­ta­ría ver a Me­ta­lli­ca o a Guns N’ Ro­ses, ¿no? A mí tam­bién me gus­ta­ría. Pe­ro bueno, es­tán las pre­fe­ren­cias. Hay gen­te que le gus­ta la mú­si­ca, to­da la mú­si­ca, to­do el me­tal, por ejem­plo, y va a ver to­do lo que pue­de y des­cu­brir ban­das nue­vas. Lue­go hay gen­te que no se quie­re abrir, que le gus­ta lo que lle­van es­cu­chan­do to­da la vi­da, que pre­fie­ren pa­gar 100 pa­vos y lue­go no ver otra co­sa en to­do el año. Tam­bién es res­pe­ta­ble, pe­ro yo lo veo un po­co en ese plan. ¿In­cul­tu­ra? Pues llá­ma­lo así.

De en­tre to­dos los dis­cos que tie­ne a día de hoy la ban­da, ¿con cuál os que­dáis ca­da uno? Bueno, en el ca­so de Álex es fá­cil que di­ga que en úl­ti­mo, por ser en el pri­me­ro que par­ti­ci­pa co­mo gui­ta­rris­ta.

Álex: Bueno, en el an­te­rior tam­bién he par­ti­ci­pa­do, pe­ro en el otro la­do, y aña­dien­do al­gu­na pe­que­ña co­sa tam­bién.

Víc­tor: Álex lle­va co­la­bo­ran­do con Evil Im­pul­se des­de el pri­mer EP, que no se nos ol­vi­de.

Álex: Lo mas­te­ri­cé yo tam­bién y me­tí so­los... He es­ta­do ahí.

Víc­tor: En Evil Im­pul­se, an­tes de me­ter a Pa­blo, que fue el pri­mer gui­ta­rris­ta, se le co­men­tó a Álex. Pe­ro al fi­nal por su tra­ba­jo y por no te­ner el tiem­po, tu­vo que ser que no. He­mos es­ta­do muy a gus­to con Pa­blo y sú­per a gus­to con Zeus to­do el tiem­po que ha es­ta­do. Pe­ro, al fi­nal, la vi­da da un cam­bio, tie­nen que de­jar la ban­da por cir­cuns­tan­cias, y na­tu­ral­men­te vol­ve­mos a de­cír­se­lo a Álex. En es­ta oca­sión, las es­tre­llas se han ali­nea­do, ha di­cho Álex que sí y a to­mar por cu­lo, aquí es­ta­mos.

¿En­ton­ces con qué dis­co os que­dáis?

Víc­tor: Sé que es muy tí­pi­co de­cir el úl­ti­mo, pe­ro yo me que­do con el úl­ti­mo. ‘Fla­mes From The Ground’ es de una ban­da, no que em­pie­za, pe­ro si que na­ce. No de­ja de es­tar gra­ba­do en un ho­me stu­dio y tie­ne lo que tie­ne. Sin em­bar­go los te­mas los to­ca­mos ca­si to­dos en di­rec­to. Con lo cual, al­go tie­ne que ha­ber.

Álex: Cuan­do lle­gué a la ban­da me apren­dí to­dos los te­mas. Con lo cual, al­go hay.

Víc­tor: ‘Who´s Gon­na Kill Who?’ sí que es un pa­so más. Nos ha abier­to la puer­ta de mu­chí­si­mos si­tios. Pe­ro si me tu­vie­ra que que­dar con al­gún dis­co, por evo­lu­ción, por­que es muy re­cien­te y, sien­do ob­je­ti­vo, es un pa­so más, na­tu­ral­men­te de mo­men­to pre­fie­ro és­te. No sé que ven­drá des­pués pe­ro, de mo­men­to, me que­do con ‘The Un­bro­ken Ri­tual’.

Álex: Yo tam­bién, es­tá cla­ro.

Pa­ra ter­mi­nar, ¿en qué lu­gar o fes­ti­val di­ríais “es­te es el si­tio don­de más me gus­ta­ría to­car en 2018”?

Víc­tor: Yo ten­go siem­pre uno en la ca­be­za que es Wac­ken, pues­tos a pe­dir... Y ya no por con­cur­so, por mé­ri­to. Pe­ro es muy com­pli­ca­do. Me que­do con dos, con Wac­ken y con Ozz­fest. Pa­ra mí cru­zar el char­co a Es­ta­dos Uni­dos se­ría in­clu­so un sue­ño más rea­li­za­do que ir a Wac­ken. Álex: Yo me que­da­ría por aquí por el te­rri­to­rio. Ten­go la es­pi­na cla­va­da del Le­yen­das del Rock, por­que he ido mu­chas ve­ces a tra­ba­jar y ten­go ga­nas de to­car allí, me ape­te­ce, así que a ver qué tal es­te año. O tam­bién re­pe­tir en el Re­su­rrec­tion Fest con me­jor po­si­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.